LA RESPONSABILIDAD DEL EJECUTIVO SOCIALISTA

Zapatero: sacar a Panamá de la lista de paraísos permitió intercambiar información

El expresidente subraya que el convenio de doble imposición que entró en vigor durante su mandato contiene el "deber de información recíproca" y se congratula de la voluntad de ayuda del país caribeño

Foto: El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, y José Luis Rodríguez Zapatero, este 5 de abril en el hotel Ritz de Madrid. (EFE)
El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, y José Luis Rodríguez Zapatero, este 5 de abril en el hotel Ritz de Madrid. (EFE)

Panamá dejó de ser considerado un paraíso fiscal para España en 2011, gracias a la firma de un convenio de doble imposición. Fue en la época en la que José Luis Rodríguez Zapatero ocupaba el palacio de la Moncloa. Para el expresidente no fue una mala decisión, porque permitió canjear información con el país caribeño. 

[Especial 'Los papeles de Panamá': destapamos a Mossack Fonseca, la gran trama de las sociedades 'offshore']

El exlíder socialista fue preguntado por los periodistas este martes durante el desayuno informativo en Madrid organizado por Nueva Economía Fórum, al que acudió para presentar al invitado principal, el jefe de la Generalitat valenciana, Ximo Puig. Era una cuestión obvia vista la repercusión global de la filtración de 11,5 millones de documentos del despacho de Mossack Fonseca, especializado en la creación de sociedades 'offshore'. Archivos a los que tuvo acceso el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), que han dejado al descubierto los negocios de personalidades de todo el mundo y que en España están publicando en exclusiva El Confidencial y La Sexta. Zapatero recordó que ese convenio firmado en octubre de 2010 y que entró en vigor en julio del año siguiente "contiene el deber de información recíproca y de intercambio de información". "Y espero que pueda funcionar para las actuaciones que sean necesarias. El Gobierno comparecerá y ahí se podrá aclarar". El exjefe del Ejecutivo también aplaudió la "voluntad de colaboración" de las autoridades panameñas, cuyo presidente, Juan Carlos Varela, apeló este lunes a la responsabilidad compartida en la lucha por la transparencia financiera. 

Zapatero: sacar a Panamá de la lista de paraísos permitió intercambiar información

"Desde 2008 hasta aquí las cosas han evolucionado lentamente y seguirán evolucionando -ponderó Zapatero-. Espero que en eso haya un buen debate en el Parlamento y un buen consenso, que creo que es bastante fácil de lograr". 

El portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, también defendió posteriormente la gestión de su Gobierno, ya que la firma de los convenios de doble imposición permite la "persecución" de estas prácticas de elusión fiscal. No obstante, el dirigente apuntó que además de "perseguir la ilegalidad", hace falta "denunciar la inmoralidad" de este tipo de prácticas de evasión de impuestos. 

Mejor "no meter presión"

El expresidente también se refirió al proceso de negociaciones para formar Gobierno en España. Lo que quiso fue desdramatizar el hecho de que el país camine hacia nuevas elecciones en caso de que no se consiga un pacto que permita la investidura de un nuevo jefe del Ejecutivo. Contó que cuando vio el resultado electoral de las generales del 20 de diciembre, y "conociendo el panorama político", anticipó que la "tarea de llegar a un acuerdo" sería "extraordinariamente compleja". Su consejo es "no meter presión" en este momento, a las puertas además de que se produzca la reunión a tres bandas, este jueves, de los equipos de PSOE, Podemos y Ciudadanos. "Pero todo el mundo lo está intentando de buena voluntad. Desde luego, yo no seré de los que diga que sería horrible si no se consiguiera [el pacto], porque al día siguiente habrá que seguir dialogando y seguir negociando". Es decir, que no sería una "desgracia" si no se produjera la alianza que permitiera la investidura. 

Zapatero desdramatiza el hecho de ir a nuevas elecciones: "Yo no seré de los que diga que sería horrible si no se consiguiera [el pacto]"

El expresidente sostuvo que "la presión psicológica cuenta mucho", por lo que conviene "estar un poco relajados" porque ayuda al buen tono, y lo demás sería "no contribuir a la serenidad y al buen hacer de los actores". Zapatero apeló a su experiencia: él fue testigo durante su etapa en La Moncloa de "negociaciones difíciles", no para formar Gobierno, pero sí para obtener respaldo parlamentario a algunas de sus medidas. "Sé lo que es estar ahí" y cómo no conviene añadir más presión. 

Zapatero: sacar a Panamá de la lista de paraísos permitió intercambiar información

En cualquier caso, Zapatero cree que el proceso negociador debería servir para que hubiera un "debate nacional" sobre tres cuestiones medulares: el problema de las cuentas públicas (el déficit) y el sostenimiento de los servicios públicos, el modelo de funcionamiento como "país federal" -que, a su juicio, exige "lealtades" de las partes- y la necesidad de un modelo de "respeto a la política, respeto colectivo, y respeto de los políticos a la política y a los políticos", la implantación de una cultura "muy edificante y constructiva". 

"La vía Ximo Puig"

Zapatero, durante la presentación del presidente de la Generalitat valenciana, puso a su comunidad, que dirige con Compromís como socio en el Ejecutivo y con Podemos como apoyo exterior, como un ejemplo del buen gobierno. "Se habla mucho de la vía valenciana", dijo, refiriéndose implícitamente a la apelación insistente de Pablo Iglesias al "Gobierno a la valenciana". "Para ser más justos, habría que hablar de la vía Ximo Puig. Porque nada es posible sin personas que hacen las cosas tan razonablemente bien como Ximo Puig". El jefe del Consell "sabe lo bueno que es tener un buen diccionario sobre convicciones, sobre el respeto y la defensa de las reglas, sobre el sentido de la convivencia, sobre la identidad entre democracia y solidaridad y cohesión social". Puig y Zapatero comparten además su proximidad con Susana Díaz, la jefa de la Junta de Andalucía

Zapatero: sacar a Panamá de la lista de paraísos permitió intercambiar información

Puig también fue preguntado por los pactos. Él abogó por una coalición "semáforo" -de socialistas, verdes y liberales-, como la que funciona en Alemania y en otros países de la UE. "No es antinatural. Claro que es posible. Para eso, hay que tener mentalidad superadora de los antagonismos y los prejuicios. Si se quiere, hay suficientes elementos para hacerlo", señaló, tras explicar que sí ve puntos de intersección entre PSOE, Podemos y Ciudadanos. Esa fórmula sí "desasosiega a muchos sectores, que ven el Gobierno de coalición como un peligro", pero se trata de una "solución democrática que aporta Gobiernos más deliberativos", como ocurre en Valencia. 

El 'president' aboga por una coalición "semáforo", que es "posible" si hay voluntad. Una fórmula que, dice, causa "desasosiego" en algunos sectores

El 'president' elogió el Acord del Botànic que su partido, Compromís y Podemos firmaron tras las autonómicas de mayo de 2014. "Hicimos un ejercicio de seriedad, de búsqueda del interés general y de la complicidad que está dando un magnífico resultado", elogió. Delante tenía a la vicepresidenta del Consell, Mònica Oltra. Puig se mostró "muy contento" de la relación que los dos mantienen. No descartó que Podemos pueda acabar entrando en el Ejecutivo. Lo que sí harán los socios es "resetear, actualizar" su pacto para introducir "nuevos temas" en la agenda. 

Conferencia de presidentes

Una demanda específica del Consell que dirige, repetida hasta la saciedad, es la de una nueva financiación. Y también un reparto más ajustado del déficit. Puig pidió la convocatoria inmediata de la conferencia de presidentes autonómicos para fijar con el Ejecutivo de Mariano Rajoy la senda de ajuste del déficit que tenga que negociarse con Europa. "Si siempre habría que hacerlo así, ahora con más legitimidad, ya que estamos en un Gobierno en funciones que no puede decidir por sí mismo", argumentó. 

Puig evita comentar nada sobre el liderazgo de Sánchez, porque "no es el momento procesal". Ahora toca "apoyo máximo" para la formación de Gobierno

Sobre la cuestión interna, la fortaleza de Pedro Sánchez o la hipotética disputa por Ferraz de Susana Díaz, ningún comentario. Puig ya salió escaldado de un desayuno informativo en Madrid en octubre de 2015, cuando aseguró que el liderazgo del secretario general era "revisable". De ahí su respuesta de este martes: "Hoy va a ser que no. No es el momento procesal". El líder del PSPV sí subrayó que no se saldría de lo obvio, expresar su "apoyo máximo" a Sánchez en su intento de formar Gobierno. 

El PSOE culpa al agregado de Interior de la Embajada en Panamá de obstruir la Justicia

Los socialistas recuerdan que el despacho de Mossack Fonseca actuó de agente registrador de la sociedad panameña que está detrás del ático de Estepona del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González. Y también que España no tenía Agregaduría de Interior en la Embajada del país caribeño hasta abril de 2015. Fue entonces cuando el Gobierno la creó y designó para el puesto "al jefe de escoltas de José María Aznar, Francisco Gabriel Maroto Almarcha", según afirmó este martes el portavoz de Interior en el Congreso, Antonio Trevín

El diputado asturiano advierte de que las cuestiones de seguridad pasan a través de las agregadurías de Interior de las embajadas, y que por tanto tienen noticia de las comisiones rogatorias que solicitan los jueces.

Las citadas fuentes subrayan que el caso del ático de González estuvo "paralizado bastante tiempo", y atribuyen esos retrasos a la acción de Maroto Almarcha, que accedió al puesto, explican, "por su relación con Aznar, pese a que había otros candidatos", y en cambio "no se valoró más currículum que el suyo".

La cuestión salió en la Comisión de Interior del Congreso de este martes. Trevín denunció que altos cargos policiales recibieron órdenes para "parar" y "ocultar" casos de corrupción del PP. Según el parlamentario, el director de la Policía o el director adjunto operativo (DAO) fueron quienes les ordenaron detener sus investigaciones, según declararon en los tribunales. Ambos colaboraron para que el Ministerio del Interior cuente con una "Policía política" que intenta tapar "las ingentes corrupciones del PP".

Por este uso político, Trevín denunció que el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha contraído "deudas que se pagan con el extranjero" con muchos mandos policiales que ya está pagando, como el caso de destinar a dedo a la agregaduría de Panamá al jefe de escolta de Aznar.

"Se cree el ladrón que todos son de su condición", respondió irritado el popular José Alberto Martín-Toledano, quien calificó de "bufonada" y de falta de rigor "absoluto" afirmar que el Gobierno tiene "una red de corrupción" en la Policía Nacional, informa Efe.

Papeles Panamá

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios