abiertas un año después de dejar el cargo

El delegado en Cataluña durante el "caso Hacienda" tuvo tres cuentas en Suiza

La información de Falciani revela que Miguel García Hoffmann estuvo relacionado con varios perfiles de cliente del HSBC. El primero se abrió en 1996, a un año de dejar su cargo como delegado del Fisco.

Foto: Foto: ghoffmann-bertran.com
Foto: ghoffmann-bertran.com

Tras el cargo público, la cuenta en Suiza. Es el paso que dio Miguel García Hoffmann, delegado especial de Hacienda en Cataluña entre 1988 y 1995. Según la documentación de los clientes del HSBC Private Bank (Suisse) a la que ha tenido acceso este diario, Hoffmann estaba relacionado con varias cuentas en la entidad, una de ellas junto a otros miembros de su familia. La primera de ellas se abrió en 1996.

Los detalles de sus perfiles como cliente del banco constan en la base de datos que el informático franco-italiano Hervé Falciani obtuvo en 2008 y que ahora publican en España El Confidencial y La Sexta, en el marco de una investigación coordinada por el ICIJ y Le Monde.

No es la primera vez que el nombre de Hoffmann aparece en la prensa -y no sólo por sus actuaciones como servidor público. Implicado en el "caso Hacienda", uno de los mayores casos de corrupción en Cataluña, y en un supuesto fraude del IVA, hoy dirige su propia firma de asesoramiento, especializada en tasación, según detalla su página web. A pesar de las imputaciones, nunca ha sido condenado por la Justicia.

Sus cuentas en Suiza dejan entender una relación activa con el país centroeuropeo. Una de ellas fue abierta en noviembre de 1996 y cerrada tres años más tarde. Nombrada con un código cifrado, estaba compartida con otras tres personas. La segunda cuenta a la que aparece asociado su nombre fue abierta dos semanas antes de cerrar la primera. Esta vez, con una práctica común entre los clientes del HSBC, es decir constituir una sociedad pantalla en centros offshore y abrir la cuenta a nombre de esta. Esta práctica a menudo era impulsada por el mismo banco y servía para evitar el pago de impuestos europeos que afectan a las personas físicas pero no a las jurídicas, como ha destapado esta investigación.

Una de las cuentas estaba a nombre de una sociedad pantalla en Liechtenstein. Esta práctica a menudo era impulsada por el mismo banco y servía para evitar el pago de impuestos europeos que afectan a las personas físicas pero no a las jurídicas

La sociedad, Zamora Foundation, tenía sede en Vaduz, capital de Liechtenstein. La cuenta en el HSBC, sin embargo, cerró en 2001 para dejar el paso a otra. La nueva, Elmview Real Estat S.A., fue abierta en enero de 2001 y cerró cuatro años más tarde.

Contactado en varias ocasiones por este diario y por La Sexta, Hoffmann no ha querido ofrecer ningun aclaración sobre esta información.

Hacienda y ladrillo 

Justamente el Real Estate – los bienes inmuebles- habían sido un punto central de la investigación que la Agencia Tributaria abrió a este exfuncionario en 1999. La atención de los investigadores se centró en su nombre un mes después de que el Fisco confirmara una trama de corrupción en su delegación en Cataluña, lo que pasaría a la posteridad como "Caso Hacienda". 

La causa de la implicación de Hoffmann en el caso fue un "significativo incremento del patrimonio". A Hacienda le resultó sospechoso que su exdelegado especial adquiriera un piso de lujo en Sitges a la empresa Nuñez i Navarro por un coste muy rebajado con respecto a su precio de mercado. Las inspecciones a la empresa, de propiedad del entonces presidente del Futbol Club Barcelona José Luís Nuñez, habían quedado suspendidas en ese período, según quedó plasmado en el informe de los inspectores.

El banco británico HSBC, en el punto de mira tras las investigaciones de SwissLeaks
El banco británico HSBC, en el punto de mira tras las investigaciones de SwissLeaks

 

En concreto, el exdelegado pagó 30 millones de pesetas menos que sus vecinos, en 1994, por un piso en la urbanización de Parc de Mar, en la localidad catalana de Sitges, según relató entonces El Periódico citando documentación fiscal. Un año después, adquiría un piso en la calle barcelonesa de Graduxer.  Esta dirección ya se estrenó en los papeles de SwissLeaks. Jordi Pujol indicó evniar su documentación en el banco a un despacho esa misma calle. Hoffmann, por su parte, rechazó haberse beneficiado de ningún trato de favor y aseguró no haber cometido ninguna ilegalidad. 

También la conexión con Suiza había aparecido en el "Caso Hacienda". El Fisco expedientó a tres inspectores, subordinados de Hoffman, por ingresar más de 500 millones en un banco del país.

Dudas sobre el IVA

El exdelegado no llegó a ser condenado tampoco en el año 2000, cuando un juez le imputó por su supuesta participación en una trama que defraudó alrededor de 2.500 millones de pesetas al fisco a través de operaciones con facturas falsas. En el interrogatorio ante el juez, negó haber asesorado a la principal empresa implicada en el fraude ni haber participado en el caso. 

No es la primera vez que un alto cargo de una administración regional aparece en los papeles de la investigación hoy conocida como "SwissLeaks". Ocurrió también con Javier de Águeda Martín, máximo responsable del 'peaje en la sombra' de las autopistas madrileñas. 

Lista Falciani

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios