declaró como testigo en la audiencia nacional

Lista Falciani: el asesor de cabecera del clan Pujol controlaba dos cuentas con 950.000€

El fiscalista encargado de hacer la declaración de la renta de los Pujol y manejar sus finanzas aparece en la lista Falciani con dos depósitos a su nombre que llegaron a tener 1,3 millones de dólares

Foto: Una sucursal del banco suizo HSBC (Reuters)
Una sucursal del banco suizo HSBC (Reuters)

Los archivos sustraídos del HSBC de Ginebra por Hervé Falciani han permitido demostrar que el clan del expresidente de la Generalitat de Catalunya Jordi Pujol movía fondos en el extranjero al menos desde 1994. Pero los documentos del antiguo empleado informático del banco también contienen datos reveladores sobre una persona estrechamente vinculada con la fortuna del fundador de Convergencia Democrática de Catalunya (CDC), Juan Antonio Sánchez Carreté, economista de cabecera de los Pujol y responsable en la sombra de la maniobra que llevó al cabeza de familia a anunciar que había ocultado una supuesta herencia millonaria en Andorra desde 1980.

Según consta en la lista Falciani, Carreté controlaba en la filial suiza de HSBC dos cuentas que llegaron a acumular en 2007 un importe total de 1.312.101 dólares, que al cambio de la época equivalen a unos 950.000 euros. Así figura en los documentos a los que ha tenido acceso El Confidencial y La Sexta dentro de la investigación global sobre la lista Falciani coordinada por el ICIJ (Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación) y Le Monde.

Carreté admite en una conversación teléfonica con este diario que es el titular de las dos cuentas, pero aclara que las utiliza para realizar operaciones en el exterior. "Las dos cuentas son legales. De hecho, la Agencia Tributaria se puso en contacto conmigo para pedirme explicaciones, pero ya estaba todo perfectamente en regla", asegura. Con todo, esa información había permanecido oculta hasta ahora. Además, el hecho de que su nombre aparezca en los depósitos no significa que sea el verdadero beneficiario de los fondos, como ha permitido demostrar la investigación SwissLeaks en muchos otros casos similares. 

La cuenta “Pancho”

Tal y como recoge la lista Falciani, Carreté abrió la primera de sus cuentas en suelo helvético el 19 de julio de 1990 y la etiquetó con el nombre de “Pancho”. De los registros se desprende que, en el momento en que el informático monegasco copió la información, ese depósito tenía un saldo de 375.121 dólares.

La segunda de las cuentas controladas por Carreté es más reciente pero acumuló mayor cantidad de fondos. Fue registrada el 6 de julio de 2005, 15 años después de la primera, y llegó a tener un saldo de 936.980 dólares. Según consta en los archivos a los que ha tenido acceso este diario, el asesor del clan Pujol la abrió utilizando como pantalla una sociedad mercantil, Melvedon Overseas S. A., con domicilio en la Isla de Tórtola, la mayor de las que componen el archipiélago británico de las Islas Vírgenes, el destino offshore preferido por los clientes del HSBC a cuyos detalles ha tenido acceso este diario. Relacionado a Melvedon, de la que no hay rastro en el registro mercantil de España, aparece también un ciudadano suizo, Charles De Bavier. A su nombre se abrieron decenas de empresas domiciliadas en distintos paraísos fiscales. 

 

La creación de Melvedon se debió, ha detallado Carreté a esta diario, "a una cuestión de optimización fiscal", igual que la elección de las Islas Vírgenes para ubicarla. "Fue en ese país como pudo ser en cualquier otro", concluye. Lo cierto es que el uso de este tipo de sociedades instrumentales era una práctica común entre los clientes del HSBC que permitía reducir el recargo impositivo sobre las cuentas.

En total, el economista de los Pujol llegó a acumular en el HSBC de Ginebra 950.000 euros. Carreté solicitó a su agente en la entidad que toda la correspondencia que generaran los depósitos le fuera remitida directamente a su domicilio postal, una vivienda en la calle Freixa de Barcelona, en pleno centro del exclusivo barrio de Sarriá.

A 600 metros de los Pujol

Se da la circunstancia de que ese domicilio sólo se encuentra a 600 metros de otra de las direcciones que aparecen en la lista Falciani: la que proporcionó el primogénito del expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol Ferrusola, cuando abrió en el HSBC su propia cuenta bancaria. Como desveló El Confidencial el pasado 10 de febrero, Jordi Pujol Jr. y su mujer Mercé Gironés comenzaron a trabajar con el banco británico en mayo de 1994. Jordi se identificó como director financiero de una empresa de explotación de mármol y el matrimonio solicitó que la correspondencia le fuera remitida a un despacho de la calle de Ganduxer, el mismo en el que están domiciliadas las tres sociedades instrumentales por las que la pareja está siendo investigada en la Audiencia Nacional desde hace dos años por el presunto cobro de comisiones ilegales por valor de 12,2 millones de euros.

Jordi Oujol y su esposa a la entrada de los juzgados (Efe)
Jordi Oujol y su esposa a la entrada de los juzgados (Efe)

El instructor de la causa, el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, llamó precisamente a declarar a Sánchez Carreté el pasado mes de noviembre en calidad de asesor fiscal de los Pujol para que aportara toda la información que tenía sobre la fortuna acumulada por el clan. Durante su declaración, Carreté admitió que fue el ideólogo de la estrategia de la supuesta herencia de la que habrían salido los fondos descubiertos en Andorra.

El asesor del clan también reconoció que cobraba 5.000 euros al año por gestionar el Impuesto de Sociedades de las mercantiles de Jordi Pujol Ferrusola y Mercé Gironés investigadas por el cobro de comisiones y, también, que llevaba años realizando las declaraciones de la renta del matrimonio. Sin embargo, aseguró a Ruz que desconocía que la familia del expresident tuviera fondos en el extranjero e insistió en que conoció la herencia sólo unos días antes de que se hiciera pública.

Un largo historial en los tribunales

Carreté no tuvo que responder a ninguna pregunta sobre las cuentas que tenía en el HSBC de Ginebra con 950.000 euros, probablemente, porque tanto la Fiscalía como el instructor del caso desconocían la existencia de estos depósitos desvelados ahora por El Confidencial. Pero el asesor de los Pujol dispone de la experiencia que habría necesitado para escapar de una situación tan comprometedora.

Su primer paso por los tribunales se remonta a los años 90 por la venta irregular de dos centrales hidroeléctricas en Palencia. El Tribunal Supremo le condenó por delito fiscal a dos años de prisión, pero el fiscalista evitó la cárcel gracias a un indulto concedido en 2009 por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Carreté volvió a ser condenado hace un año por otro presunto caso de corrupción, el conocido como caso Hacienda, pero el asesor del clan Pujol volvió a salir casi indemne. El Supremo sólo le impuso dos meses de arresto domiciliario. 

Lista Falciani

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios