la lista falciani permite nuevas investigaciones

Ofensiva global contra el HSBC de Suiza

El secreto bancario suizo ha sido un obstáculo para las autoridades europeas a la hora de investigar las prácticas de la entidad. Varios países conocen sus prácticas desde 2010

Foto: Ofensiva global contra el HSBC de Suiza

Las autoridades suizas han dado el primer paso en su ofensiva contra el HSBC Private Bank (Suisse), el banco que ha protegido durante años las cuentas de narcotraficantes, traficantes de armas, donantes de Al Qaeda o criminales buscados por Interpol. Sus secretos han visto la luz esta semana tras la investigación conocida como Swissleaks, en la que El Confidencial ha participado en España, haciendo pública la información obtenida por el informático y exempleado del banco Hervé Falciani. Suiza es sólo el último de una serie de países que han dado un paso al frente contra el HSBC.

SUIZA

Resulta paradójico que las autoridades de Suiza hayan tenido que esperar al trabajo de 150 periodistas de todo el mundo para poder empezar a investigar la conducta del banco. Y, a pesar de la noticia de hoy, la Fiscalía suiza todavía no puede tener acceso a los archivos, ya que el secreto bancario impuesto por su propia legislación nacional se lo impide. Así lo aclaraba esta mañana Michael Lauber, Procurador General del país, en una entrevista con el diario L’Hebdo. "Entiendo que esta circunstancia pueda resultar llamativa. Pero hay que tener en cuenta que la situación jurídica de esos datos es demasiado delicada, al haber sido robados.(...) Su contenido sigue protegido por el secreto bancario". Harán falta un par de semanas para establecer si gracias a la publicación de parte de esa información en los medios, las autoridades suizas pueden ahora analizarla en profundidad.  

Preguntada por la situación actual en el banco, una portavoz del HSBC, ha declarado a este periódico: "Hemos cooperado con las autoridades suizas desde que fuimos conscientes del robo de datos en 2008, y continuaremos cooperando".

Entrevista a Falciani: "España tiene derecho a utilizar toda mi lista"

BÉLGICA

En noviembre de 2014 un juez de Bélgica presentó cargos contra el HSBC por fraude fiscal y lavado de dinero. En concreto, acusó al banco británico de ofrecer a traficantes de diamantes y a otros clientes varias opciones para evadir o eludir el pago de impuestos. Una práctica común también con los clientes españoles, como ha desvelado este diario. Según la acusación, esta actividad del banco habría costado al Fisco belga cientos de millones de euros en impuestos que habría dejado de ingresar.

La investigación empezó incluso antes de que los detalles de los documentos obtenidos por Falciani fueran puestos bajo el foco mediáticos la pasada semana. La Hacienda del país, así como la española, tuvo acceso a esta información ya en 2010.

La Hacienda de Bélgica, así como la española, tuvo acceso a la información del HSBC de Suiza ya en mayo de 2010

Tras las revelaciones en prensa, los fiscales del país han subido la apuesta. Están estudiando si lanzar una orden de búsqueda y captura contra los directivos del banco: "El banco no está facilitando la información que le pedimos. El juez ha explicado que es tan complicado obtener la información, que está considerando presentar una orden de búsqueda y captura para los gestores del banco en Bélgica y en Suiza", ha declarado una portavoz de la fiscalía a Business Insider

FRANCIA

Poco antes de que se empezaran procedimientos en Bélgica, los jueces Guillaume Daieff y Charlotte Bilger abrían una investigación sobre la filial suiza de Banca Privada del HSBC. La acusación de la justicia francesa se enfocó a las prácticas de venta de productos que facilitaran el fraude fiscal y la financiación ilícita que la entidad habría llevado a cabo entre 2006 y 2007.

La dirección del banco ayudó en varias ocasiones a sus clientes a "saltarse" el ESD, una directiva europea contra el blanqueo de dinero que incluía el pago de un impuesto progresivo sobre las rentas del ahorro. La información publicada en el marco de la investigación SwissLeaks ha confirmado cómo el banco ofrecía productos para saltarse este pago, una práctica que denunció el diario francés Le Monde

Las investigaciones en Francia concluyeron a mediados de febrero de este año. La Fiscalía tiene ahora tres meses para pedir que los responsables del banco sean imputados. De la lista de más de 3.000 clientes franceses del HSBC, las autoridades francesas identificaron 62 contra los cuales han arrancado diversas investigaciones fiscales o criminales.

REINO UNIDO

Tras las revelaciones de la investigación coordinada por el ICIJ, uno de los políticos europeos más salpicados ha sido el que fuera ministro de Comercio británico hasta diciembre de 2013, Stephen Green. Antes pasar a las órdenes de David Cameron, había sido alto cargo en el HSBC Group hasta el año 2010, cuando las autoridades inglesas tuvieron acceso a la lista. Cameron ha defendido públicamente su actuación.

Esta semana, el Comité del Tesoro del Reino Unido ha asegurado que tuvo bajo su lupa la actuación de la filial suiza del banco y que está pendiente de ver si cumple con lo prometido. La entidad ha insistido en varias ocasiones en que las prácticas destapadas gracias a Falciani no son las que están vigentes hoy en el banco, y que su dirección ha cambiado totalmente desde 2011. El citado Comité británico, por su parte, está pendiente de verificar si esta promesa se está cumpliendo.

Las autoridades del Reino Unido, además, han asegurado no haber tomado acciones contra el banco por las restricciones que impusieron sus homólogos franceses al facilitar la lista de nombres. Desde París, sin embargo, ha llegado esta semana un desmentido, asegurando que darían todo el soporte necesario. Un lío diplomático por el cual, a día de hoy, el Gobierno británico no ha tomado una decisión sobre si abrir o no una investigación criminal contra el banco.

ESTADOS UNIDOS

El nombre del HSBC ya se había vinculado al lavado del dinero de la droga. Así lo atestiguó una investigación del Senado de Estados Unidos, presentada en julio de 2012. El documento detalla que el escaso control que el banco ejercía sobre sus clientes había permitido a los cárteles de la droga latinoamericanos lavar centenares de millones de dólares a través de sus operaciones en Washington. 

El informe del Senado detallaba que las prácticas del banco se saltaron las normas de la Administración norteamericana sobre las transacciones con Irán y otros países. Y la división estadounidense del banco facilitó dinero y servicios bancarios a entidades en Arabia Saudí y en Bangladesh relacionadas, según el informe, con la financiación de Al Qaeda y otros grupos terroristas.

En 2012, el HSBC de Estados Unidos aceptó pagar una multa de casi 2.000 millones de dólares tras llegar a un acuerdo para evitar un proceso que habría conllevado cargos civiles y criminales.

Lista Falciani

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios