lo desvela la lista falciani

Max Mazin, el patriarca de la comunidad judía, tenía cuentas en Suiza desde los 90

La familia Mazin es una de las sagas que aparece en la Lista Falciani y también una de las fortunas nacionales que más sicavs ha registrado en los últimos tiempos

Foto: Max Mazin Brodovka
Max Mazin Brodovka

Hablar del apellido Mazin es hablar de la saga que, probablemente, más ha hecho por la comunidad judía española. El patriarca, Max Mazin Brodovka, fallecido en mayo de 2012, fue una figura clave en el establecimiento de relaciones diplomáticas con Israel, hasta el punto de que, durante años, actuó como embajador no oficial y, en pleno franquismo, logró abrir la primera sinagoga en Madrid.

Nacido en Shtetl, una antigua aldea judía al norte de Cracovia, sobrevivió al holocausto nazi, en el que murió gran parte de su familia, y tras finalizar la Segunda Guera Mundial, en la década de los 50, llegó a España, donde hizo fortuna con el inmobiliario y los hoteles al frente de compañías como Renta Inmobiliaria y Hoteles Tryp, participó en la fundación de las patronales empresariales CEOE y CEIM, fue consejero de FCC y se nacionalizó español, aunque su corazón siempre estuvo también con Israel. 

Estas dos realidades sobre su persona aparecen recogidas en la documentación que la entidad HSBC tenía del empresario, al que aparecen ligadas dos direcciones personales: una en Tel-Aviv y otra en pleno corazón del madrileño barrio de Salamanca. Y es que, Mazin es otro de los nombres relacionados con España que aparece en la información que las autoridades francesas obtuvieron de Hervé Falciani y a las que ha tenido acceso El Confidencial en una investigación coordinada por Le Monde y el ICIJ.

Fotografía de archivo de Max Mazin y Felipe VI.
Fotografía de archivo de Max Mazin y Felipe VI.

Con tres perfiles diferentes y cuatro números de cuenta, el empresario llegó a sumar un saldo máximo de 2,7 millones de dólares entre 2006 y 2007, ejercicios a los que se limita la información recogida por Falciani. En esas fechas, aparecen como cerrados dos de los perfiles ligados a Mazin, que además cuenta con lo que se conoce como números de cliente encriptados, una fórmula dirigida a garantizar todavía más la confidencialidad de la persona que está detrás.

Junto al fallecido empresario, también aparecen sus hijos Daniel, Ariel y Miguel Mazin Moor entre las personas relacionadas con estas cuentas. Este medio se ha puesto en contacto con la familia, que, sin embargo, ha declinado hacer ningún comentario que permita aclarar la razón de ser de estas cuentas y si la Hacienda española tenía conocimiento de ellas.

La presencia de personas ligadas a la comunidad judía entre los clientes del banco es sorprendentemente alta. Sin embargo, hay un dato que ayuda a entenderlo: a finales de los años 90, HSBC compró el Republic National Bank of New York, entidad con sede en Ginebra fundada por Edmund Safra (1932-1999), multimillonario judío sefardita que consiguió captar a prominentes personajes de la comunidad hebrea para atraer sus capitales a la ciudad suiza. Sus cuentas se transfirieron al HSBC cuando el gigante de la banca privada adquirió a la joya de la corona de Sefard.

Media docena de sicavs y una sociedad panameña

La familia Mazin figura entre las fortunas más activas en la creación de sicavs en los últimos tiempos. Estas sociedades de inversión, que el pasado ejercicio vivieron un año histórico, han sido uno de los vehículos preferidos por los grandes patrimonios que se acogieron a la amnistía fiscal para repatriar el dinero que tenían fuera con todas las bendiciones del Gobierno.

Fotografía de archivo de Mazin, José Antonio Segurado, Fernando Fernández Tapias y Rodrigo Rato
Fotografía de archivo de Mazin, José Antonio Segurado, Fernando Fernández Tapias y Rodrigo Rato

Coincidiendo con esta amnistía, pero también con el fallecimiento del padre y el reparto de la herencia, los Mazin han registrado en la CNMV media docena de sicavs, han domiciliado en España una sociedad panameña, Langham Trading, adaptando sus estatus a la Ley de Sociedades de Capital y, siete meses después, han registrado la sociedad Dazia Capital, dedicada a la promoción inmobiliaria.

En concreto, entre noviembre de 2013 y abril de 2014, la familia Mazin recibió la luz verde del supervisor del mercado para echar a rodar las sicavs Dardami, Damaz, Romiki, Ronile Monama, que suman entre las cinco cerca de 30 millones de euros. Además, Dazia Invest, sociedad de inversión de capital variable ligada a la familia desde 2002, ha incrementado su patrimonio desde los 2,88 millones que tenía al cierre de 2002 hasta los 9,5 millones, un aumento del 229% que no puede explicarse sólo por sus buenas rentabilidades, ya que estas se situaron en el 2,88% en 2013 y en el 7,8% el pasado ejercicio.

Lista Falciani
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios