¿Cómo afecta a tu declaración de la renta haber tenido dos pagadores el año pasado?
  1. Economía
  2. Declaración Renta
La cuantía mínima exenta baja a 14.000

¿Cómo afecta a tu declaración de la renta haber tenido dos pagadores el año pasado?

Es posible que la declaración de la renta salga a pagar si la segunda empresa no tiene en cuenta a los pagadores anteriores. Se puede solucionar pidiendo un ajuste de las retenciones

placeholder Foto: Cálculo de impuestos. (iStock)
Cálculo de impuestos. (iStock)

Ni cambiar de trabajo a mitad de año ni prestar servicio a dos empresas distintas es sinónimo pagar más impuestos, aunque sí tiene implicaciones fiscales. Sea cual sea el número de pagadores, la cantidad a tributar será la misma, pues para la declaración de la renta se tiene en cuenta el total percibido en el ejercicio anterior, como si se tratara de un solo salario. ¿De dónde viene entonces este mito tan extendido?

"Al hacer la renta, Hacienda calcula lo que deberías pagar de impuestos y se resta al dinero que ya has adelantado a través de las retenciones de IRPF", explica en su web el comparador de productos financieros Finect. Si la declaración sale a pagar cuando se tienen dos o más empleadores suele ser porque el segundo de ellos considera que es el único pagador ese año. En consecuencia, no tiene en cuenta los ingresos anteriores y puede aplicar una retención menor de lo que correspondería.

A ojos de la Agencia Tributaria, el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) es un pagador más, por lo que, a efectos prácticos, la prestación por desempleo que pueda recibir una persona en paro seguiría la misma lógica que los cambios de empresa. No solo eso, sino que además el SEPE aplica siempre por defecto la retención mínima, de tal manera que es muy probable que la declaración salga a pagar si esta supera el umbral de ingresos mínimos que obliga a hacerla.

Foto: (Reuters)

Cuando hay un solo pagador, el límite para estar exento de declarar es de 22.000 euros, mientras que con dos pagadores la cifra baja a 14.000 euros, siempre que se haya cobrado más de 1.500 euros por parte del segundo pagador. Por poner un ejemplo: si una persona cobró 13.000 euros de una empresa en 2020 y, a finales de año, se cambió a otra que le pagó 2.000 euros, tendrá que realizar la declaración de la renta. En resumen:

  • Menos de 14.000 euros al año: no es obligatorio hacer la declaración de la renta en ningún caso.
  • Entre 14.000 y 22.000 euros al año: es obligatorio hacerla si se tiene más de un pagador, siempre que el segundo y los posteriores paguen más de 1.500 euros.
  • Más de 22.000 euros al año: es obligatorio, se tengan los pagadores que se tengan.

La solución: ajustar las retenciones

En caso de que el desajuste se produzca por un cambio de empresa, se puede solicitar a la nueva compañía que suba la retención de la nómina teniendo en cuenta lo que hicieron los anteriores pagadores. Para calcular cuál debería ser el sueldo neto de cada trabajador, puede ser útil la calculadora que se muestra bajo estas líneas. Cabe advertir que no tiene en cuenta el incremento del IRPF para las rentas del trabajo mayores de 300.000 euros aprobado en los Presupuestos Generales de 2021, pero estos cambios no se aplican en la declaración de este año, que tiene como referencia el ejercicio de 2020.

¿Cuánto te va a retener Hacienda?:

Renta 2020-2021 Declaración de la Renta
El redactor recomienda