Es noticia
Menú
Sánchez dispara el gasto para pagar el 50% del gas al aluvión de hogares que lo pedirán
  1. Economía
La medida se come todo el plan de ayudas

Sánchez dispara el gasto para pagar el 50% del gas al aluvión de hogares que lo pedirán

Prevé que costear la mitad del recibo de gas eleve el gasto para los contribuyentes a 3.000 millones hasta el fin de 2023, 15 veces más que los 200 millones de déficit acumulados desde que se intervino la tarifa regulada hace un año

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/Mariscal)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/Mariscal)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El Gobierno prevé un aumento exponencial del gasto público para pagar parte del recibo de gas de los millones de hogares que se acojan a la tarifa regulada (TUR), y ahora también subvencionada, a la que ya estima que llegue un aluvión de solicitudes por parte de las familias.

Según recoge este miércoles el nuevo Real Decreto-ley 18/2022, para financiar dicha medida, "se aprueba un crédito extraordinario por importe de 3.000 millones de euros en el presupuesto de la sección 23 Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico" y añade que "esta partida se ampliará en la cantidad necesaria para cubrir el déficit real causado por ambas medidas".

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/Javier Lizón)

Lo anterior significa que, en realidad, el plan de ayudas de 3.000 millones con cargo a los presupuestos generales del Estado anunciado a bombo y platillo por el presidente del Gobierno irán íntegramente a subvencionar el gas a cualquier familia que lo pida, sin tener en cuenta ningún criterio de renta. Pedro Sánchez anunció el pasado jueves en el Congreso de los Diputados que el plan con dicha dotación millonaria tendría varios ejes y estaría destinado cubrir al 40% de los hogares con medidas de ahorro en la factura de luz y gas hasta el final de 2023, año electoral.

El Ejecutivo espera una avalancha de solicitudes. La presidenta de la CNMC, Cani Fernández, encargada de defender la libre competencia, confirmaba este miércoles la destrucción del mercado y la competencia en gas y certificaba la fuga de clientes a la tarifa regulada, tal y como avanzó este diario. "Está habiendo unos movimientos masivos hacia la tarifa regulada del gas", aseguraba la responsable de Competencia.

Las dos medidas a las que se refiere el Boletín Oficial del Estado que necesitan de 3.000 millones de dinero público son la financiación con cargo a presupuestos de alrededor del 50% del recibo de gas, tanto de los consumidores con caldera de gas individual como aquellos que tienen caldera de gas central para una comunidad de vecinos. Este gasto de al menos 3.000 millones es 15 veces más para el próximo año que los 200 millones de euros que se habían sufragado para los usuario de la TUR desde octubre de 2021, cuando la Moncloa intervino la tarifa. El propio Gobierno ya advirtió este sábado a Bruselas de que el gasto que hasta ahora financiaban las comercializadoras se va a multiplicar en los próximos trimestres y las compañías no pueden asumirlo en sus balances.

placeholder Las ministras Isabel Rodríguez (d) y Teresa Ribera (i). (EFE/Zipi)
Las ministras Isabel Rodríguez (d) y Teresa Ribera (i). (EFE/Zipi)

Esto significa varias cosas. Por un lado, que el porcentaje de gas que va a pagar el Gobierno a los usuarios con tarifa TUR es muy superior al que se venía pagando por las comercializadoras porque la materia prima, importada del exterior, se prevé siga siendo cara el próximo año. Según el mercado de futuros OMIP, de cara al año que viene se prevé que esté aún en niveles muy superiores a los de antes de la crisis, que se intensificó tras la invasión rusa de Ucrania y después de que Putin, a través de Gazprom, cortara el flujo de gas a Europa.

Por otro lado, elevar el gasto para pagar la TUR hasta 3.000 millones de euros significa que el Gobierno prevé una fuga masiva de clientes que pasen del mercado libre a esta tarifa subvencionada, que es más del doble de barata y a la cual se puede acoger cualquier usuario sin ninguna limitación de renta. En las últimas semanas, las comercializadoras están recibiendo un aluvión de llamadas de usuarios para cambiarse a esta tarifa antes regulada y ahora ya directamente subvencionada. Esto podría suponer, según cálculos sectoriales, que el Estado asuma solo durante este invierno alrededor de 400 euros por familia.

Además, las propias energéticas, como Iberdrola, están invitando a sus clientes a que se marchen y busquen otras tarifas antes que tener que triplicarles el recibo. Para usuarios medios, familias de cuatro miembros, avisan de que su recibo anual pasará de unos 900 euros a cerca de 3.000 euros, lo que está provocando una huida masiva.

Foto: Imagen de archivo de un radiador en una casa. (EC)

Hasta ahora, fuentes del sector preveían que el coste de subvencionar la tarifa para 1,5 millones de hogares —los que actualmente están acogidos a la TUR— más los 1,7 millones de hogares con caldera comunitaria se podría ir al final de este invierno a cerca de 1.000 millones de euros, aplicando la fórmula de subidas limitadas de la TUR (alrededor del 5% por trimestre) y los precios de futuros del gas.

Es decir, que si el gasto se va a 3.000 millones hasta finales de 2023, solo se entiende si crece con fuerza el número de perceptores más allá de esos más de tres millones de usuarios. Hay margen. Actualmente, aún hay 6,5 millones de familias con contratos de libre mercado de gas, que se enfrentan a subidas del 200%. Se espera que muchos acudan a la tarifa pagada en un 50% con dinero público. En el comparador de ofertas de la CNMC, la TUR es el doble de barata que la oferta más competitiva de las que ofrecen las empresas.

Foto: Nadia Calviño a Pedro Sánchez y Teresa Ribera. (EFE/Juan C. Hidalgo)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció el pasado jueves en el Congreso de los Diputados un amplio paquete de medidas para combatir la crisis energética, entre las que figuraban descuentos de la luz para los usuarios con bajos ingresos, acceso a la TUR para las comunidades de vecinos o la ampliación del bono social. Todas ellas, según señaló Sánchez y confirmó posteriormente el Ministerio para la Transición Ecológica, supondrían un gasto de 3.000 millones de euros con cargo a los presupuestos generales del Estado.

Sin embargo, la realidad plasmada en el BOE una semana después es bien distinta. Los 3.000 millones son íntegramente para subvencionar el gas, tanto la tarifa vecinal anunciada como para el resto de consumidores, no englobados en este plan. Los descuentos a la factura de los hogares de bajos ingresos son en realidad una ampliación del bono social, indica el BOE, que habrán de costear los 30 millones de consumidores de electricidad junto a las eléctricas. El gasto público recogido en el BOE, además de los 3.000 millones anunciados para subvencionar el gas, contiene otros 225 millones de euros para ampliar el bono social térmico (destinado también a gas).

El Gobierno prevé un aumento exponencial del gasto público para pagar parte del recibo de gas de los millones de hogares que se acojan a la tarifa regulada (TUR), y ahora también subvencionada, a la que ya estima que llegue un aluvión de solicitudes por parte de las familias.

Hogares Gasto público Pedro Sánchez
El redactor recomienda