Es noticia
Menú
Emilio Ontiveros, la luz fértil del Galbraith español
  1. Economía
FALLECE A LOS 74 AÑOS

Emilio Ontiveros, la luz fértil del Galbraith español

Emilio Ontiveros ha muerto. Con él se va no solo un maestro de economistas, sino alguien que supo aunar la teoría con la práctica. No solo aportó a la academia, sino que creó y gestionó de una manera innovadora AFI, su criatura

Foto: Emilio Ontiveros. (EFE/Archivo/Elvis González)
Emilio Ontiveros. (EFE/Archivo/Elvis González)

El fundador y presidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI) y AFI Escuela de Finanzas, Emilio Ontiveros, ha fallecido este lunes a la edad de 74 años. Hace ahora más de 30 años, en su despacho de vicerrector de la Universidad Autónoma de Madrid, Ontiveros (1948) identificó con acierto uno de los grandes cambios sociales que se estaban produciendo en aquella España que había dejado ya atrás la Transición. "Es curioso", dijo a este periodista, "que cuando yo empecé la universidad todos queríamos ser economistas para cambiar el mundo, pero ahora [corría el año 1986], cada vez más alumnos quieren estudiar empresariales".

Ambas disciplinas, como se sabe, eran herederas de un mismo tronco, Ciencias Económicas y Empresariales, pero la diferencia, aunque pueda parecer irrelevante, era trascendental. En aquella España había demasiados economistas y pocos empresarios nacidos del ámbito académico.

Foto: Emilio Ontiveros. (EFE)

España estaba cambiando, y también el profesor Ontiveros, que poco tiempo después, en la vieja sede de la calle Españoleto, fundó Analistas Financieros Internacionales (AFI). Por entonces no era habitual —todavía hoy es infrecuente— que un economista construido a partir de los fundamentos y el análisis macroeconómico se metiera a empresario. Pero lo hizo, lo cual dice mucho de su manera de hacer. Ahora bien, no solo se metió en el mundo de la empresa, sino que no olvidó su pasado académico. Una frase suya, reproducida en este periódico, lo dice todo: "Mientras que Europa gestionaba la crisis [la anterior], China invertía en conocimiento".

Sus alumnos han sido la cantera de AFI, que siempre ha cuidado al máximo la formación de sus analistas. Sin duda, porque Ontiveros supo ver como nadie que las tres patas sobre las que se asienta la economía son una buena formación analítica, un espíritu empresarial, aunque no se practique (fundamentalmente para entender cómo funciona la economía), y, ante todo, una escuela permanente de conocimiento. Sin este trípode es difícil realizar buenos análisis, y esta era la ventaja de Ontiveros, que vio cómo su criatura, AFI, ha ido creciendo año tras año. Por supuesto, con sus errores y sus aciertos, como no puede ser de otra manera.

La realidad de España

Esta actitud pedagógica es la que le ha perseguido toda su vida, lo que sin duda explica la importancia de su labor divulgativa y pedagógica, principalmente en los medios del Grupo Prisa, aunque también en el colegio de economistas de Madrid, donde durante años realizó un exhaustivo análisis de la realidad de la economía española. Una especie de Galbraith a la española. Aquellos anuarios son hoy un documento imprescindible para conocer la realidad del país

El hecho de que fuera una figura, digamos, popular, en el ámbito de la divulgación económica, por supuesto, nunca le impidió acercarse al plano teórico, en particular por su aproximación a la nueva economía digital y financiera cuando pocos hablaban de ello. Tal vez por eso, su nombre siempre ha sonado como alto cargo de los gobiernos socialistas. Consta que los rechazó uno a uno porque para Ontiveros lo relevante era consolidar AFI y, al mismo tiempo, ser una escuela de economistas. De hecho, muchos de los que hoy pululan por los ministerios y por los distintos aparatos del poder aprendieron a querer la ciencia lúgubre gracias a sus consejos.

Foto: La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. (EFE)

Ser buen pedagogo, sin embargo, no es una razón suficiente para brillar en el ámbito de la divulgación económica. Es incluso más importante hacerlo sin sectarismo, una 'rara avis' en la España de hoy, ampliamente polarizada.

Ontiveros nunca fue sectario. Era evidente que su pensamiento era el de un profesor progresista comprometido con el cambio social. Pero se hubiera traicionado, y nunca lo hizo, si en sus comentarios en radio o en prensa escrita hubiera querido introducir cuestiones marcadamente partidistas. Precisamente, porque eso es lo que nunca quiso inculcar en sus alumnos: los fundamentos y el análisis son las mejores herramientas para entender el mundo. Y Ontiveros no solo lo teorizó, sino que lo practicó.

Hace algo más de dos meses, en nuestro último almuerzo, todavía suspiraba por que hubiera más entendimiento en la clase política, porque sin entendimiento cualquier formulación teórica está condenada al fracaso. Sus alumnos, que son legión, lo entendieron. No está claro que haya tenido mucho éxito fuera de ese ámbito. Y mira que lo intentó. Descanse en paz.

El fundador y presidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI) y AFI Escuela de Finanzas, Emilio Ontiveros, ha fallecido este lunes a la edad de 74 años. Hace ahora más de 30 años, en su despacho de vicerrector de la Universidad Autónoma de Madrid, Ontiveros (1948) identificó con acierto uno de los grandes cambios sociales que se estaban produciendo en aquella España que había dejado ya atrás la Transición. "Es curioso", dijo a este periodista, "que cuando yo empecé la universidad todos queríamos ser economistas para cambiar el mundo, pero ahora [corría el año 1986], cada vez más alumnos quieren estudiar empresariales".

Analistas Financieros Internacionales (AFI)
El redactor recomienda