Es noticia
Menú
El empleo acelera en un gran mes de junio gracias a la hostelería y al sector educativo
  1. Economía
Nuevo récord de contratos indefinidos

El empleo acelera en un gran mes de junio gracias a la hostelería y al sector educativo

La recuperación del turismo y la reforma laboral determinan los datos positivos del mercado de trabajo al inicio del verano con el segundo mejor junio en más de una década

Foto: Dos trabajadores suministran bebida a un bar de Pamplona. (EFE/Jesús Diges)
Dos trabajadores suministran bebida a un bar de Pamplona. (EFE/Jesús Diges)

El mercado laboral aceleró inesperadamente en junio a pesar de la difícil coyuntura económica que vive Europa. Las contrataciones de cara a la temporada alta del turismo y los efectos positivos de la reforma laboral que reducen los despidos en el verano provocaron que el mes de junio fuese uno de los mejores de la serie histórica, según los datos publicados este lunes por la Seguridad Social. En concreto, la economía española incorporó a 76.950 afiliados a lo largo del mes, corregidos de estacionalidad y calendario (115.600 brutos). Se trata del segundo mejor dato en más de una década, solo por detrás del mes de junio de 2021, primer mes completo sin estado de alarma tras la pandemia. En total, el número de afiliados superó los 20,3 millones de personas, un nuevo récord en la serie histórica.

Este dato de junio supone duplicar el ritmo de creación de empleo mensual que llevaba la economía española desde que comenzó la guerra en Ucrania. Un dato muy positivo que, sin embargo, está muy influido por algunas circunstancias coyunturales que no se repetirán en los próximos meses. La primera de ellas es que la hostelería siguió inmersa en su campaña de contrataciones para preparar la temporada alta del verano. En total, incorporó a casi 50.000 trabajadores, lo que supone 13.600 más que en los meses de junio previos a la pandemia. Es previsible que en julio se mantenga un ritmo de contratación intenso en el sector, pero a un ritmo ya inferior porque las plantillas están completas. De hecho, la hostelería tiene ya 21.500 afiliados más que en el mes de junio de 2019, esto es, un 1,5% más.

El otro sector que destacó en junio fue el de la educación, y esto sí que resulta una sorpresa que previsiblemente sea consecuencia de la reforma laboral. En junio se acaban las clases y, con ellas, decenas de miles de profesores son enviados al paro para no pagarles los meses de verano. Esta práctica fraudulenta podría estar acabando como consecuencia de la desaparición de los contratos temporales. En junio, el sector volvió a despedir a trabajadores, pero a un ritmo inferior: fueron 47.000 afiliados menos mientras que otros años se despedía a unos 55.000 afiliados.

Foto: La playa de La Malagueta. (EFE/Carlos Díaz)

En consecuencia, con los datos desestacionalizados, el sector de la educación aportó 15.600 nuevos trabajadores. Está por ver cómo evoluciona el empleo en la educación durante los próximos meses, pero, si realmente se ha producido una estabilización, lo que cabe esperar es que la afiliación se mantenga alta y, por lo tanto, la campaña de contrataciones en el otoño sea menor.

La suma de la hostelería y la educación ya aporta casi el 40% del empleo creado en el mes de junio con los datos desestacionalizados. Si, además, se une el sector público, que sumó otros 5.200 trabajadores, suman ya la mitad del empleo creado. También el transporte y el comercio aceleraron sus contrataciones de cara a la temporada de verano. Pero también hay datos negativos en el mes de junio, en especial en la industria, que sufre los problemas del encarecimiento de los costes de producción. En total, el sector incorporó a 10.500 afiliados, lo que es unos 2.200 menos de lo que es habitual en los meses de junio.

En definitiva, el mercado laboral mantuvo un intenso ritmo de contrataciones durante el mes de junio, aunque una parte es consecuencia del proceso de ajuste que se está produciendo tras el final de la pandemia y la aprobación de la reforma laboral. En los próximos meses, se irá asentando y, a partir del otoño, es posible que recupere una cierta normalización.

Foto: Foto: Unsplash/Bruno Martins.

Los efectos de la reforma laboral se siguen apreciando en la contratación. En el mes de junio, se firmaron 783.600 contratos indefinidos, lo que supone un nuevo máximo de la serie histórica. A medida que la hostelería y otras actividades del sector servicios relacionadas con el turismo refuerzan sus plantillas, no tienen otra alternativa que hacer indefinidos a sus trabajadores. La tasa de contratación temporal se mantuvo un mes más por encima del 44%, cuando lo normal en los meses de junio era un dato inferior al 9%.

Sin embargo, una buena parte del empleo indefinido que se está creando es de menor calidad. Desde el inicio del año hasta junio, el número de afiliados con un contrato indefinido se ha incrementado en 1,6 millones, de los cuales algo menos de la mitad son a tiempo completo. Esto es, el empleo indefinido de calidad. El resto, un 26%, tiene contrato a tiempo parcial y el 29% son fijos discontinuos, esto es, trabajadores de temporada. En definitiva, a pesar de los datos positivos de contratación, todavía es necesario esperar unos meses hasta conocer cuál es el verdadero impacto de la reforma laboral sobre la estabilidad en el empleo.

El número total de contratos firmados en junio fue de 1,77 millones, lo que supone la primera caída del número de contratos en tasa interanual desde la aprobación de la reforma laboral. Si bien esta caída está muy influida por el 'boom' de contrataciones de junio de 2021, también es cierto que, si se compara con el año 2019, el número de contratos viene cayendo sistemáticamente durante todo el año. En esta ocasión, el descenso es del 12% respecto a junio de 2019.

La creación de empleo tuvo su recompensa en la reducción el paro, que se consolida ya claramente por debajo de los tres millones de desempleados registrados en las oficinas de empleo. En concreto, el paro se redujo en 42.300 personas respecto al mes de mayo, y el montante de desempleados se situó en 2,88 millones, el menor dato desde 2008.

El mercado laboral aceleró inesperadamente en junio a pesar de la difícil coyuntura económica que vive Europa. Las contrataciones de cara a la temporada alta del turismo y los efectos positivos de la reforma laboral que reducen los despidos en el verano provocaron que el mes de junio fuese uno de los mejores de la serie histórica, según los datos publicados este lunes por la Seguridad Social. En concreto, la economía española incorporó a 76.950 afiliados a lo largo del mes, corregidos de estacionalidad y calendario (115.600 brutos). Se trata del segundo mejor dato en más de una década, solo por detrás del mes de junio de 2021, primer mes completo sin estado de alarma tras la pandemia. En total, el número de afiliados superó los 20,3 millones de personas, un nuevo récord en la serie histórica.

Afiliación Seguridad Social
El redactor recomienda