Es noticia
Menú
Otro problema con los fondos europeos: el 10% de las licitaciones se queda desierto
  1. Economía
Advertencia de la AIReF

Otro problema con los fondos europeos: el 10% de las licitaciones se queda desierto

El último eslabón de la cadena de los fondos europeos, la adjudicación de las convocatorias, también tiene complicaciones por la escasez de empresas candidatas

Foto: La presidenta de la AIReF, Cristina Herrero. (Efe)
La presidenta de la AIReF, Cristina Herrero. (Efe)

Cuando ya se ha pasado la primera mitad del ‘gran año de ejecución de los fondos europeos’ el Ministerio de Hacienda aún no ha publicado datos sobre el ritmo de uso de estos recursos. A pesar de que España fue el primer país europeo en aprobar el Plan de Recuperación, se está encontrando con numerosos problemas. El último de ellos es que las empresas no están acudiendo a las licitaciones como esperaba el Gobierno en una coyuntura económica de gran incertidumbre.

Según los datos de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), en torno al 10% de las licitaciones se han quedado desiertas. Esto es, los contratos no pueden ejecutarse porque no hay empresas que acudan a los mismos. De esta forma, el último eslabón de la larga cadena que tienen que seguir los fondos europeos también está fallando.

Foto: Nadia Calviño, ministra de asuntos económicos.

Así lo ha asegurado la presidenta de la AIReF, Cristina Herrero, en su comparecencia en la Comisión de Hacienda del Congreso de los Diputados: “Hay un factor preocupante y es que empieza a haber licitaciones que se están quedando desiertas”. Los peores datos se producen en las comunidades autónomas, que son también quienes tienen más trabajo por delante para ejecutar estos recursos ya que ostentan una buena parte de las competencias a las que se tienen que destinar los fondos.

"Hay un factor preocupante, empieza a haber licitaciones que se quedan desiertas"

Este problema es consecuencia del contexto de elevada incertidumbre e inflación que vive Europa y que, en palabras de la propia AIReF, van a rebajar significativamente el multiplicador fiscal previsto para estos recursos (desde el entorno del 1,2 a caer por debajo de la unidad). En otras palabras: van a generar menor inversión y crecimiento de los que se esperaba. El motivo es que tendrá muy complicado movilizar inversión privada si las empresas están pensando en las dificultades para rentabilizar los proyectos.

Los problemas con las licitaciones que se quedan desiertas son dos principalmente. El primero, que algunos territorios ya tienen problemas de oferta por la elevada demanda que existe. Esto es, las empresas no tienen capacidad suficiente para sumir todas las convocatorias que lanzan las administraciones. El segundo es que las licitaciones se quedan atascadas porque no garantizan una rentabilidad a las empresas adjudicatarias.

La subida de costes está siendo tan intensa y generalizada que los contratos no resultan atractivos para muchas empresas. No sólo se encarece la energía, también están subiendo intensamente los precios de los materiales de construcción e incluso los costes laborales. Un escenario que hace que muchas empresas opten por no acudir a convocatorias ante el riesgo de terminar perdiendo dinero con un contrato público.

Foto: El ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá. (EFE/Zipi)

La incertidumbre supone un riesgo que, en este caso, asumen las empresas. De ahí que estén reclamando soluciones a las distintas administraciones públicas. Esta es una de las quejas recurrentes de la patronal en los últimos meses. Solicita que los contratos públicos incluyan cláusulas de revisión de los costes para evitar que se trasladen pérdidas al tejido productivo.

La presidenta de la AIReF ha reconocido que su capacidad para seguir la ejecución de los fondos europeos es muy reducida dada la opacidad del Ministerio de Hacienda con esta información. “La escasa información apunta a una lenta realización”, deduce Herrero. Con los indicios disponibles hasta la fecha, asume que la “materializacíon de las inversiones es todavía baja”.

Hasta el mes de abril el estado había ejecutado el 9% de los fondos presupuestados

Las CCAA también tienen sus problemas para acelerar la ejecución, ha señalado Herrero. Esto es, el eslabón previo a la publicación de la licitación. El motivo es que “se enfrentan a un problema de recursos necesarios para la ejecución". Esto es, no cuentan con personal suficiente para tramitar todos los proyectos que tienen pendientes ante la llegada masiva de recursos desde Bruselas.

El estado también está teniendo problemas para ejecutar su parte de los proyectos. Según los datos recopilados por la AIReF, hasta el mes de abril apenas habría utilizado un 9% de los créditos presupuestados. Y este porcentaje es más elevado en transferencias a otras CCAA (esto es, el gasto no está realizado, sino que tienen que ser las otras administraciones quienes lo hagan) e inferior en cuanto a ejecución directa del estado.

En definitiva, todos los niveles del sector público están teniendo problemas para el despliegue de los recursos. Herrero ha reconocido que son cifras que apuntan a una “mala ejecución” de los fondos europeos, aunque todavía confía en que “se acelere en los últimos meses del año”.

Cuando ya se ha pasado la primera mitad del ‘gran año de ejecución de los fondos europeos’ el Ministerio de Hacienda aún no ha publicado datos sobre el ritmo de uso de estos recursos. A pesar de que España fue el primer país europeo en aprobar el Plan de Recuperación, se está encontrando con numerosos problemas. El último de ellos es que las empresas no están acudiendo a las licitaciones como esperaba el Gobierno en una coyuntura económica de gran incertidumbre.

Gasto público
El redactor recomienda