Es noticia
Menú
El INE revisa a la baja el PIB del primer trimestre con un crecimiento pírrico del 0,2%
  1. Economía
La economía se estancó

El INE revisa a la baja el PIB del primer trimestre con un crecimiento pírrico del 0,2%

La economía española prácticamente se estancó en el inicio del año tras el estallido de la guerra en Ucrania. El PIB sigue casi un 3,5% por debajo de los niveles previos a la pandemia

Foto: El precio de los carburantes lastra la recuperación. (EFE/Nacho Gallego)
El precio de los carburantes lastra la recuperación. (EFE/Nacho Gallego)

El INE ha revisado a la baja el dato adelantado del PIB del primer trimestre publicado hace dos meses. El Instituto constata que la desaceleración fue algo más intensa de lo estimado inicialmente, con un crecimiento pírrico del 0,2%, una décima menos. Esto significa que la economía pasó de crecer a tasas superiores al 2% durante la segunda mitad del año 2021 a caer prácticamente en estancamiento. La economía sufrió un parón como consecuencia del estallido de la Guerra en Ucrania, que disparó los precios y la incertidumbre en toda Europa.

En España hubo, además, un elemento adicional que contribuyó al frenazo de la economía: la huelga de transportistas que se prolongó durante la segunda mitad del mes de marzo y que paralizó una buena parte del comercio. Si se excluyen las contracciones del PIB provocadas por las distintas olas de la pandemia, se trata del peor dato de crecimiento desde 2013, cuando España empezaba a recuperarse de la crisis financiera.

El indicador que mejor recoge el impacto de todos estos factores sobre la actividad económica es el del consumo de los hogares. Según los nuevos datos del INE, se redujo un 2% entre enero y marzo respecto a los tres meses anteriores. Esto significa una gran recaída del consumo de las familias, aunque esto no implicó que pudieran ahorrar mucho más. Al contrario, la inflación provocó que el gasto en precios corrientes fuese mayor, aunque el consumo real sí se redujese. El consumo real de los hogares sigue siendo un 8% inferior al existente antes de la pandemia, dato que muestra el terreno que tiene que recuperar todavía España para salir definitivamente de la crisis provocada por el covid.

Foto: Un parque eólico de la localidad vallisoletana de Peñaflor de Hornija. (EFE/Nacho Gallego)

De esta forma, se retrasa aún más la recuperación del PIB precrisis en España cuando la mayor parte de economías desarrolladas ya lo han logrado. En concreto, el PIB del primer trimestre del año sigue casi un 3,5% por debajo de los niveles previos a la pandemia. Esto supone un gap que España tardará varios años en cerrar, máxime si se prolonga la actual situación de incertidumbre entre los agentes sociales, inflación y política monetaria contractiva.

La demanda interna restó nada menos que 0,6 puntos al PIB como consecuencia del parón del consumo de los hogares, que restó un punto completo al crecimiento. Este descenso se vio compensado, en parte, por el crecimiento de la inversión. La formación bruta de capital fijo creció casi un 3% y la inversión exclusivamente en bienes de equipo y maquinaria creció un 10%. Esto significa que empresas y administraciones públicas realizaron un importante esfuerzo inversor ante la expectativa de que la economía volverá a avanzar este año sustentada en el turismo y en los fondos europeos.

Si se analizan los datos por sectores, las cifras fueron claramente negativas en actividades muy relevantes. Por ejemplo, la industria perdió casi un 2% de su valor añadido a lo largo del primer trimestre, los servicios de información y comunicaciones cayeron un 1,4% y las actividades profesionales, científicas y técnicas, un 5,7%. Estos malos datos fueron compensados por el comercio y la hostelería, que crecieron un 2% en un contexto de final de las restricciones sanitarias y recuperación de la movilidad.

El INE ha revisado a la baja el dato adelantado del PIB del primer trimestre publicado hace dos meses. El Instituto constata que la desaceleración fue algo más intensa de lo estimado inicialmente, con un crecimiento pírrico del 0,2%, una décima menos. Esto significa que la economía pasó de crecer a tasas superiores al 2% durante la segunda mitad del año 2021 a caer prácticamente en estancamiento. La economía sufrió un parón como consecuencia del estallido de la Guerra en Ucrania, que disparó los precios y la incertidumbre en toda Europa.

PIB
El redactor recomienda