Es noticia
Menú
Escrivá propone subir a 550€ la cuota a los autónomos que más ganen y bajar la mínima a 250€
  1. Economía
Nueva propuesta del Gobierno

Escrivá propone subir a 550€ la cuota a los autónomos que más ganen y bajar la mínima a 250€

La negociación de la cotización por ingresos en el RETA divide a las asociaciones de autónomos. El Gobierno propone una bajada a quienes ganen menos de 1.125 euros y subir a quienes ingresen más de 1.700 euros mensuales

Foto: El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. (EFE/Fernando Alvarado)
El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. (EFE/Fernando Alvarado)

Las negociaciones para la reforma del régimen de autónomos (RETA) entran en su fase definitiva. Las cartas están sobre la mesa y, a falta de consenso entre las asociaciones de autónomos, el Ministerio de la Seguridad Social se ve cada vez más forzado a legislar sin consenso social. En la última reunión, celebrada este jueves, el ministerio ha actualizado su propuesta de tramos de cotización en función de los ingresos mensuales de los autónomos. El objetivo de esta reforma es que los trabajadores de este régimen contribuyan a la Seguridad Social en función de su renta, como hacen los asalariados; sin embargo, las negociaciones están siendo tan complicadas como se esperaba. El motivo es que UPTA y Uatae, asociaciones vinculadas a los sindicatos, piden un sistema más progresivo que baje las cuotas a quienes ganan por debajo del SMI y se las suba a las rentas altas, mientras que ATA, integrada en CEOE, reclama mantener el sistema con pocos cambios ante la coyuntura económica tan complicada que viven los autónomos.

La última propuesta del ministerio, que estaría en vigor durante un periodo de tres años (2023-2025), incluye una bajada de la cuota a quienes ingresan menos de 1.125 euros al mes, y una importante subida a quienes ganan más de 1.700 euros al mes, explican fuentes presentes en la mesa de negociación. El abanico de cuotas mensuales que propone el ministerio va desde los 250 hasta los 550 euros. De momento, es solo una propuesta verbal que ha trasmitido el ministerio a las asociaciones de autónomos y los agentes sociales. En los próximos días, remitirá la propuesta formal por escrito para que sea debatida en la próxima reunión.

Foto: Israel Arroyo, secretario de Estado de la Seguridad Social. (EFE/Rodrigo Jiménez)

El primero de los tramos sería para los autónomos con ingresos mensuales inferiores a 670 euros al mes, lo que implicaría un ahorro de 530 euros al año. Desde los 670 hasta los 1.125 euros de ingresos mensuales se establecerían dos nuevos tramos, con una cuota mínima mensual de 260 y 270 euros al mes. Esto es, tendrían un ahorro de 400 y casi 300 euros al año respectivamente. De esta forma, el Gobierno bajaría la base mínima de cotización a 2,4 millones de autónomos, esto es, dos tercios del total.

En los tramos intermedios, hasta los 1.700 euros, se mantendría la base mínima actual, que implica una cuota mensual de 294 euros. Y en los tramos superiores se produciría un incremento considerable para conseguir los recursos que permitan bajar las cuotas a quienes están en los tramos bajos sin provocar un roto en las maltrechas cuentas de la Seguridad Social. Las nuevas cuotas mínimas pasarían de los 294 euros actuales a un abanico desde 400 a 550 euros mensuales para quienes ingresen más de 4.050 euros al mes.

Foto: Un trabajador en una factoría de casas prefabricadas. (EFE)

En términos anuales, supone un incremento de la cotización de entre 1.270 y casi 3.100 euros al año. Esto es, para el tramo superior supondría un incremento de la cuota mínima de casi el 90%. Sin embargo, la Seguridad Social ha detectado que un porcentaje elevado de estos autónomos con ingresos altos ya elige una base mínima elevada, por lo que la subida media sería inferior.

Esta propuesta no ha gustado a ATA, que considera que "el acuerdo está hoy más lejos que hace una semana", explica Lorenzo Amor, presidente de la asociación. Sin embargo, para el presidente de UPTA, Eduardo Abad, este nuevo sistema de tramos es positivo porque permitirá "bajar el esfuerzo contributivo a 2,4 millones de autónomos y autónomas".

Foto: El ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá. (Efe/Miguel Osés)

Ante la discrepancia existente entre las organizaciones de autónomos, Abad reclama al Gobierno que no espere más: "Le pedimos al Gobierno que sea valiente y que tire para adelante con este cambio porque es bueno para nuestro colectivo. No podemos continuar con el estatus que tienen los autónomos que, afortunadamente, gozan de una buena salud económica. Le pedimos a ese grupo de autónomos y autónomas que superan los 20.000 euros de ingresos netos que hagan un esfuerzo un poco mayor".

El Gobierno tiene poco margen para continuar con las negociaciones, ya que el compromiso adquirido con la Comisión Europea en el marco del programa de recuperación determina que el cambio normativo tiene que estar listo en la primera mitad de este año. El ministerio está intentando ganar tiempo con la aprobación de un reglamento que sería un paso previo a la aprobación de la reforma del régimen de autónomos. Sin embargo, es imprescindible que la negociación social avance rápidamente para que Bruselas pueda constatar que se han producido avances. Porque, a día de hoy, el desencuentro es mayúsculo.

Las negociaciones para la reforma del régimen de autónomos (RETA) entran en su fase definitiva. Las cartas están sobre la mesa y, a falta de consenso entre las asociaciones de autónomos, el Ministerio de la Seguridad Social se ve cada vez más forzado a legislar sin consenso social. En la última reunión, celebrada este jueves, el ministerio ha actualizado su propuesta de tramos de cotización en función de los ingresos mensuales de los autónomos. El objetivo de esta reforma es que los trabajadores de este régimen contribuyan a la Seguridad Social en función de su renta, como hacen los asalariados; sin embargo, las negociaciones están siendo tan complicadas como se esperaba. El motivo es que UPTA y Uatae, asociaciones vinculadas a los sindicatos, piden un sistema más progresivo que baje las cuotas a quienes ganan por debajo del SMI y se las suba a las rentas altas, mientras que ATA, integrada en CEOE, reclama mantener el sistema con pocos cambios ante la coyuntura económica tan complicada que viven los autónomos.

Seguridad Social CEOE Sindicatos Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA)
El redactor recomienda