Es noticia
Menú
Las ventas de las empresas se dispararon en abril tras el fin de la huelga de transportistas
  1. Economía
Crecieron a doble dígito

Las ventas de las empresas se dispararon en abril tras el fin de la huelga de transportistas

Las ventas repuntaron gracias a la normalización del transporte por carretera. La gran duda es si este rebote implica una aceleración de la economía en el segundo trimestre

Foto: Un camarero sirve una consumición a un cliente. (EFE/Toni Galán)
Un camarero sirve una consumición a un cliente. (EFE/Toni Galán)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los primeros datos del segundo trimestre del año apuntan a una aceleración de la economía española en un contexto todavía muy complicado. Los datos de afiliación de abril se ven refrendados con la estadística de facturación de las grandes empresas, que deja el mayor crecimiento de las ventas desde la reapertura de la economía tras el ‘gran confinamiento’. En concreto, las ventas crecieron un 10% respecto al mes de marzo, con datos corregidos de estacionalidad y deflactados descontando la electricidad. Estos datos proceden de la declaración de ventas diarias que hacen las grandes empresas (más del 75% de la facturación mensual) a la Agencia Tributaria.

Se trata de un crecimiento mensual de doble dígito en la facturación de la gran empresa, una cifra que solo se había visto en el mes de mayo de 2020. Una señal favorable de cara al segundo trimestre del año después un decepcionante inicio del año en el que la economía española apenas creció un 0,3%. El final de la huelga de los transportistas está detrás de este fuerte crecimiento de la facturación, ya que en marzo provocó un descenso de las ventas del 3,8%.

Si se compara con el mismo mes del año anterior, el crecimiento de la facturación supera el 19%. El crecimiento se extiende por prácticamente todos los sectores, con dos grandes excepciones, el farmacéutico, que está en fase de moderación tras el crecimiento experimentado durante la pandemia, y el de la construcción de obra civil, que es uno de los que está mostrando mayor debilidad en esta fase de la recuperación.

Por el contrario, la hostelería lidera el crecimiento, consolidándose como la gran esperanza de España para este año. La facturación de las empresas de alojamiento creció en abril un 39% respecto al mes anterior y la restauración avanzó un 15%. Con este avance, los restaurantes recuperan ya la facturación que tenían antes de la pandemia, con un incremento de las ventas del 9% respecto al mes de febrero de 2020. No ocurre lo mismo con hoteles y otras empresas de alojamiento que siguen un 8% por debajo de los niveles prepandemia.

En cualquier caso, estos datos muestran una intensa recuperación del sector este año tras el final de las restricciones a la movilidad. Los datos de afiliaciones también mostraron una fuerte creación de empleo en la hostelería durante todo el mes de abril, incorporando a nada menos que 110.000 trabajadores y recuperando los niveles de empleo que tenía en abril de 2019.

Como se ha señalado, una parte del crecimiento de la facturación registrado en abril fue consecuencia de la normalización del transporte tras el final de los paros que duraron dos semanas a finales de marzo. De hecho, en ese mes las empresas registraron la mayor caída de la facturación desde los meses del confinamiento. Es posible que una buena parte de este rebote de abril sea consecuencia de las transacciones que no pudieron realizarse en marzo.

Foto: El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. (Efe)

Los datos diarios permiten anticipar la evolución futura de las ventas. Si se observa la variación mensual por semanas (respecto a la misma semana del mes anterior), el ritmo aceleró rápidamente durante el inicio del mes de abril hasta alcanzar su máximo con un crecimiento del 20% hasta el día 28. Desde entonces, ha registrado un fuerte frenazo hasta iniciar el mes de mayo, con unas ventas apenas un 3% superiores a las del inicio de abril.

Aunque aún es pronto para sacar conclusiones, todo apunta a que el crecimiento de las ventas se mantiene, pero a un ritmo muy inferior, ya sin la ‘demanda embalsada’ de dos semanas sin transportes. Por ejemplo, la industria fue acumulando stock durante los días en los que no pudo transportar su producción, lo que provocó un descenso de su facturación del 7% en marzo. En abril pudieron dar salida a ese stock disparando sus ventas un 16%.

Este rebote desaparecerá en mayo, y la gran duda es en qué nivel se estabilizará el crecimiento, si a las tasas vistas hasta febrero o si el crecimiento será inferior por todos los frenos activados por la guerra en Ucrania, que van desde la inflación hasta la incertidumbre de los hogares o los problemas en las cadenas de suministro. En cualquier caso, lo que muestran los datos hasta abril es que España puede contar con una intensa recuperación en la hostelería y que el inicio del segundo trimestre del año apunta a la expansión económica.

Los primeros datos del segundo trimestre del año apuntan a una aceleración de la economía española en un contexto todavía muy complicado. Los datos de afiliación de abril se ven refrendados con la estadística de facturación de las grandes empresas, que deja el mayor crecimiento de las ventas desde la reapertura de la economía tras el ‘gran confinamiento’. En concreto, las ventas crecieron un 10% respecto al mes de marzo, con datos corregidos de estacionalidad y deflactados descontando la electricidad. Estos datos proceden de la declaración de ventas diarias que hacen las grandes empresas (más del 75% de la facturación mensual) a la Agencia Tributaria.

Empresas Transporte
El redactor recomienda