Es noticia
Menú
Los empresarios descartan que la guerra de Ucrania trastoque sus ventas en 2022
  1. Economía
Encuesta de KPMG Y CEOE

Los empresarios descartan que la guerra de Ucrania trastoque sus ventas en 2022

Una de las causas que explican por qué la mayoría de los empresarios confía en aumentar sus ventas está en el turismo, una actividad clave en la estructura económica de España

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Cuando se empezaban a vislumbrar los primeros brotes verdes tras la crisis del coronavirus, llegó la guerra en Ucrania. Fue un duro revés para las previsiones macroeconómicas que, sin embargo, no ha afectado a las perspectivas de los empresarios españoles. Sus expectativas de negocio se mantienen estables, con un 77% de directivos que espera aumentar su facturación en 2022, según la nueva edición del informe 'Perspectivas España 2022', realizado por KPMG en colaboración con la CEOE.

La encuesta arroja un dato aún más positivo: el 48% de los empresarios consultados cree que sus ventas se incrementarán por encima del 5%. Son quizás unas previsiones optimistas, pero factibles de cumplir si las instituciones públicas ponen en marcha "medidas adicionales para consolidar la recuperación que se había iniciado y hacer frente a la amenaza que supone una inflación descontrolada", sostiene el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, en un comunicado. "En paralelo, hay que seguir dando pasos para transformar nuestra economía y hacerla más eficiente y productiva, digital y sostenible", añade. Para conseguirlo, pide "reformas que corrijan debilidades estructurales, así como una rebaja de impuestos e incentivos fiscales".

Foto: transformacion-modelos-negocio-inversion-kpmg

No obstante, los ejecutivos son conscientes de los riesgos que conlleva la invasión rusa de Ucrania. Mirando a la situación que habrá dentro de un año, solo el 21% de los encuestados considera que la economía española irá mejor o mucho mejor que antes de la guerra, frente al 43% que eligió esta opción en el anterior sondeo, realizado antes de estallar el conflicto. Por lo tanto, ha aumentado el porcentaje de empresarios que estima que evolucionará a peor o mucho peor. De hecho, esta ha sido la opción mayoritaria, con un 45%, frente al 19% del informe previo.

Aun así, el presidente de KPMG en España, Juanjo Cano, asegura que "los directivos mantienen su visión estratégica y sus perspectivas de inversión, crecimiento y contratación". En su opinión, "más allá de cualquier adversidad, la empresa española vuelve a hacer suya la máxima de que la adaptación es la clave de la supervivencia".

Una de las causas que explican por qué la mayoría de los empresarios confía en aumentar sus ventas está en el turismo, una actividad clave en la estructura económica de España. Con la gripalización del covid, se espera que la temporada de verano recupere prácticamente los niveles de visitantes previos a la pandemia. De hecho, las comunidades autónomas más optimistas respecto a la evolución de la economía son Baleares y Canarias.

Foto: Una fábrica de automóviles en España.

Respecto a las previsiones de contratación, se observa una moderación en las respuestas que dieron los empresarios, pero se mantiene un tono optimista, con un 46% que prevé incrementar sus plantillas. Además, el porcentaje de encuestados que valora reducir el número de trabajadores se mantiene en el 11%. Por sectores, Tecnología, Salud y 'Private Equity' serán los más activos en cuanto a nuevas contrataciones.

Amenaza de la inflación

Los empresarios no son ajenos al repunte de una inflación que se situó abril en el 8,3% y que está incrementado los costes de producción, además de reducir la capacidad de compra de los consumidores. Con este contexto, no resulta sorprendente que tres de cada cuatro directivos (el 77%) consideren que la subida de precios es una de las principales amenazas para la economía española. Y añaden otros posibles lastres para el crecimiento: un 37% destaca el debilitamiento de la economía global y un 36% el posible aumento de los impuestos. Además, el 30% apunta a las tensiones geopolíticas, un 18% más que antes de que comenzara el conflicto en Ucrania.

Entre las demandas del empresariado español destaca mitigar el impacto de la inflación, tal y como mencionan tres de cada cuatro encuestados (69%). Por otra parte, un 39% señala a las reformas estructurales y un 33% a la eficiencia en el gasto público, que era la solicitud que más respuestas reunía en la reciente encuesta. También uno de cada tres encuestados (el 32%) pide potenciar la transición energética y la digitalización.

En materia fiscal, el 36% considera que la subida de impuestos es una las amenazas para la economía española en los próximos 12 meses. Y sobre el acuerdo al que llegaron en octubre 136 países de la OCDE para establecer un Impuesto de Sociedades mínimo del 15%, solo uno de cada diez cree que puede comprometer sus expectativas de crecimiento.

Foto: kpmg-inversion-alternativa-bra

En cuanto al impacto de la guerra en Ucrania como tal, algo más de un tercio de los encuestados indica que ha revisado o está revisando su estrategia para 2022, mientras que dos de cada cinco (41%) no lo ha hecho aún porque su reacción dependerá de cómo evolucione el conflicto. Tres de cada cinco encuestados (61%) consideran que la invasión rusa tendrá un mayor impacto en los costes de producción y la mitad (49%) señala que lo tendrá en la disrupción de la cadena de suministros. Y un 39% sitúa también los problemas de abastecimiento energético entre las principales consecuencias de la invasión.

Finalmente, uno de cada cinco empresarios (19%) afirma que se ha visto afectado por las sanciones impuestas al Gobierno ruso y las contrasanciones decretadas por este. Las que habrían causado un mayor efecto son las de carácter financiero: cierre del acceso al marco SWIFT, prohibición de realizar transacciones con cuatro bancos rusos y las sanciones impuestas por el Gobierno ruso a las transferencias de fondos al extranjero.

Para realizar la primera edición del informe se encuestó a más de 1.100 empresarios de empresas españolas entre diciembre de 2021 y febrero de 2022, mientras que la segunda se elaboró con las respuestas de 560 directivos entre abril y mayo de 2022. En ambos casos, los encuestados forman parte de empresas de 24 sectores y de todas las comunidades autónomas. KPMG explica que decidió repetir el sondeo para evaluar el impacto de la guerra de Ucrania en el negocio de las empresas españolas, ya que en la primera edición todavía no había estallado el conflicto.

Cuando se empezaban a vislumbrar los primeros brotes verdes tras la crisis del coronavirus, llegó la guerra en Ucrania. Fue un duro revés para las previsiones macroeconómicas que, sin embargo, no ha afectado a las perspectivas de los empresarios españoles. Sus expectativas de negocio se mantienen estables, con un 77% de directivos que espera aumentar su facturación en 2022, según la nueva edición del informe 'Perspectivas España 2022', realizado por KPMG en colaboración con la CEOE.

CEOE KPMG
El redactor recomienda