Es noticia
Menú
Eni y otras empresas europeas desoyen a Von der Leyen y se plantean pagar el gas en rublos
  1. Economía
TRAS EL CORTE A POLONIA Y BULGARIA

Eni y otras empresas europeas desoyen a Von der Leyen y se plantean pagar el gas en rublos

Mientras la presidenta de la Comisión advierte de que este movimiento contraviene las sanciones, algunas compañías aprovechan el vacío legal para cubrirse ante la amenaza del cierre del grifo

Foto: Logo de Eni.
Logo de Eni.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, fue muy clara este miércoles sobre la posibilidad de pagar el gas ruso en rublos: "Es una violación de las sanciones". La advertencia llegaba el mismo día en que el Kremlin anunciaba que cortará el suministro a Polonia y Bulgaria por negarse a hacerlo, y unas horas después de que Bloomberg publicase que hasta 10 empresas europeas barajaban plegarse a las condiciones rusas. Este jueves, el diario londinense 'Financial Times' da los nombres de algunas de ellas, entre las que está Eni, controlada por el mismo Estado italiano que ha dicho que nunca lo haría.

Pese al aviso de Bruselas, las principales compañías buscan alternativas para evitar que Moscú tome las mismas represalias que con Polonia y Bulgaria, que se enfrentan ahora a un escenario incierto para mantener el abastecimiento, especialmente en el segundo caso: mientras que las reservas polacas se encuentran a tres cuartas partes de su capacidad, las búlgaras no llegan al 20%.

Foto: Tuberías de gas en Polonia. (Reuters/Wojciech Kardas)

El caso más notorio es el de Eni, la mayor compañía energética de la Unión Europea, participada en un 30% por el Estado italiano, que mantiene el control de sus decisiones. La información del FT ha sido confirmada a Bloomberg y EFE por fuentes cercanas a la empresa. Según ellas, Eni estaría estudiando abrir cuentas en rublos en el banco ruso Gazprombank para pagar sus contratos de compra de gas. El pago se realizaría en euros, pero posteriormente el banco ligado a la paraestatal rusa acudiría al mercado de divisas de Moscú para cambiarlos por la divisa local, de tal forma que el Estado acabaría cobrando en esa moneda, tal y como estipuló la norma aprobada hace unas semanas por Rusia.

Este mecanismo se aprovecha del vacío legal que todavía reina en Bruselas, y que ha hecho que algunos países estén presionando a las autoridades europeas para que, más allá de declaraciones, aprueben una regulación clara al respecto. De hecho, las mismas fuentes de Eni consultadas por EFE afirman que la apertura de cuentas en rublos apenas supone una medida de precaución, a la espera de que la UE dicte las directrices. De momento, esta prohibición no está incluida expresamente en las sanciones aprobadas por los Veintisiete tras el estallido de la guerra. Eni tiene tiempo hasta mediados de mayo, cuando debe hacer su próximo pago. Hasta ahora, todos los ha realizado en euros.

El ministro de Exteriores de Italia, Luigi Di Maio, insistió este miércoles en que se debe seguir pagando el gas ruso en euros y no en rublos, una exigencia que calificó de "violación del contrato". "Tomaremos una decisión a nivel europeo, pero nuestros contratos prevén el pago en euros y nosotros queremos pagar en euros", defendió desde Estrasburgo. Italia es uno de los países europeos más dependientes del gas extranjero, ya que importa el 90% de lo que consume cada año y en torno al 40% procede de territorio ruso.

Foto: Vladimir Putin. (EFE/YURI KOCHETKOV)

Las empresas de otros de los países más afectados, especialmente de Europa Central, también se estarían planteando abrir cuentas en rublos. Es el caso de la alemana Uniper y de la austríaca OMV, dos de los mayores compradores de gas ruso, además de otras en Eslovaquia y Hungría. Este último país ha reiterado este jueves que cumplirá con las exigencias del Kremlin, como ya anunció a principios de mes, en lo que supuso la primera brecha de la unidad europea al respecto.

¿Recibe Polonia gas a través de Alemania?

Las informaciones contradictorias se han ido sucediendo durante las últimas horas. Así, mientras los flujos del gasoducto Yamal-Europa continúan produciéndose en el sentido inverso al habitual, es decir, desde Alemania hacia Rusia, Gazprom afirma que esto significa, precisamente, que Polonia está recibiendo gas de Moscú. "Polonia compra gas ruso, pero ahora en Alemania, desde donde recibe a través del gasoducto Yamal-Europa por medio del flujo inverso suministros", ha dicho un portavoz de la empresa. El volumen de ese flujo inverso sumaría unos 30 millones de metros cúbicos al día, lo que "corresponde casi a las peticiones hechas bajo el contrato con Gazprom" previo al corte del suministro, ha añadido.

Rusia ha ingresado 63.000 millones de euros por la venta de combustibles fósiles desde el inicio de la guerra

El mercado parece dar la razón a Gazprom, y corrige en gran medida las fuertes subidas de este miércoles, cuando escaló un 10%. Los futuros del TTF, de referencia en Europa, se aprecian un 6% y cotizan por encima de los 101 euros, en niveles similares a los que ha ido manteniendo este mes. No parece, por tanto, que las noticias de las últimas horas hayan causado una gran disrupción, como si ocurrió tras el estallido de la guerra, cuando se produjo una inédita volatilidad. De hecho, el rublo ya ha recuperado todo el terreno que había perdido desde el inicio de la contienda.

En medio de la incertidumbre, hay un hecho incontestable: Europa sigue comprando gas a Rusia, y, por lo tanto, llenando las arcas del Kremlin. Según el 'think tank' Centre for Research on Energy and Clear Air (CREA), desde que el presidente ruso, Vladímir Putin, lanzó sus tanques hacia Kiev, el país euroasiático ha ingresado 63.000 millones de euros por la venta de combustibles fósiles. La Unión Europea representa el 71% del mercado, con Alemania (9.100 millones) a la cabeza. España queda rezagada en esta clasificación: 'solo' gastó 2.500 millones de euros en importaciones energéticas a Moscú.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, fue muy clara este miércoles sobre la posibilidad de pagar el gas ruso en rublos: "Es una violación de las sanciones". La advertencia llegaba el mismo día en que el Kremlin anunciaba que cortará el suministro a Polonia y Bulgaria por negarse a hacerlo, y unas horas después de que Bloomberg publicase que hasta 10 empresas europeas barajaban plegarse a las condiciones rusas. Este jueves, el diario londinense 'Financial Times' da los nombres de algunas de ellas, entre las que está Eni, controlada por el mismo Estado italiano que ha dicho que nunca lo haría.

Empresas Energía Gas natural Conflicto de Ucrania
El redactor recomienda