Es noticia
Menú
El consumo resiste: la recaudación fiscal por IVA sube a un ritmo anual del 31%
  1. Economía
ENCARECIMIENTO ENERGÉTICO

El consumo resiste: la recaudación fiscal por IVA sube a un ritmo anual del 31%

Los datos más recientes de recaudación muestran que las ventas interiores totales crecen a un ritmo del 31,8%, lo que supone 2,1 puntos porcentuales más que hace un año

Foto: La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero. (EFE/Mariscal)
La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero. (EFE/Mariscal)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los anuncios de guerra en Ucrania y el encarecimiento de la energía, con el previsible deterioro del consumo por la pérdida de renta disponible de las familias, no solo están pasando de largo en Hacienda, sino que, por el contrario, sus ingresos crecen con fuerza en este contexto tan difícil.

Los datos más recientes de recaudación muestran, en concreto, que las ventas interiores totales crecen a un ritmo del 31,8%, lo que supone 2,1 puntos porcentuales más que hace un año. Los datos proceden del sistema de suministro inmediato de información (SII) en el IVA, y se refieren al periodo que va entre el 26 de enero y el 22 de febrero, es decir, recogen ya un espacio de tiempo con fuerte repunte de la inflación y cuando la invasión de Ucrania por Rusia parecía inevitable, lo que, en principio debería afectar a las expectativas de los agentes económicos.

El impulso de los ingresos no es, sin embargo, homogéneo. Desglosando por actividades, asegura la Agencia Tributaria, la mayor expansión en la tasa se explica, fundamentalmente, por el mayor dinamismo del comercio al por mayor (30,4% frente al 26,6% anterior), así como por el de las actividades profesionales y administrativas (39,1%, frente al 24,7% previo). Por el contrario, los sectores que han tenido un comportamiento menos dinámico han sido el de la industria manufacturera (21,3%, 23,2% la semana pasada) y el de suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado.

La estadística de Hacienda, como se sabe, recoge el nivel y la evolución diaria de las ventas que realizan las empresas incluidas en el sistema de SII. Están obligadas a suministrar la información a través del SII las grandes empresas con un volumen de facturación superior a seis millones de euros.

Foto: Imagen de un trabajador en una fábrica de acero. (Reuters/Wolfgang Rattay)

Una de las causas fundamentales del aumento de los ingresos, además de por la propia mejora de la actividad económica, tiene que ver con la inflación, que al encarecer los precios el tipo impositivo se aplica sobre bases más elevadas. Es decir, se produce una subida de la presión fiscal en frío sin que se modifiquen los gravámenes.

Presión fiscal en frío

Esto sucede también en el IRPF, pero la información de Hacienda conocida este miércoles no incorpora este efecto. Y hay que tener en cuenta que en febrero, que es el mes que recoge la información de la Agencia Tributaria (hasta el día 22), el IPC interanual ha crecido nada menos que un 7,4%. Incluso la inflación subyacente, que elimina los componentes más volátiles, como la energía y los alimentos no elaborados, se ha incrementado un 3%. Esto explica que Ciudadanos haya registrado en el Congreso de los Diputados una proposición no de ley (PNL) para adaptar el IRPF a la inflación y amortiguar la pérdida de poder adquisitivo que están sufriendo los asalariados por el incremento de los precios. Otros impuestos, como los especiales, también se benefician del aumento de los precios.

Foto: Una tienda de Zara en España. (EFE/Cabalar)

Los ingresos adicionales son tan elevados que aunque la economía todavía está lejos de recuperar los niveles de PIB anteriores a la pandemia, la recaudación tributaria sí lo ha hecho. Respecto a 2019, y con datos corregidos de efectos deterministas, se están registrando unas ventas diarias promedio para el periodo mencionado de 3.258 millones de euros, frente a 2.643 millones para idéntico periodo anterior. Con la corrección de lo que la Agencia Tributaria denomina ‘efectos deterministas’, se busca eliminar las distorsiones que se producen por el hecho de que cambien las fechas de facturación, lo que hace que puedan aparecer valores anómalos, o la acumulación de facturas en determinados días. Es decir, se logra que los datos sean coherentes y permitan una comparación homogénea.

Cabe mencionar que dentro de las actividades que todavía están por debajo de su nivel a principios de 2020 destacan la hostelería y la fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques. Por su parte, en el conjunto de enero las ventas diarias promedio han sido de 3.066 millones de euros, lo que supone estar un 14% por encima de dicho mes de 2020, asegura Hacienda.

Los anuncios de guerra en Ucrania y el encarecimiento de la energía, con el previsible deterioro del consumo por la pérdida de renta disponible de las familias, no solo están pasando de largo en Hacienda, sino que, por el contrario, sus ingresos crecen con fuerza en este contexto tan difícil.

IVA Inflación IRPF PIB
El redactor recomienda