Es noticia
Menú
Esade prevé que España crezca un 5,8% y alerta del riesgo por la sequía, además de la inflación
  1. Economía
ANÁLISIS DE COYUNTURA

Esade prevé que España crezca un 5,8% y alerta del riesgo por la sequía, además de la inflación

El Centro de Políticas Económicas señala que el efecto base de la subida de precios y la llegada de los fondos europeos despejan el camino para no perder el tren de la recuperación

Foto: Vista del embalse de la Viñuela (Málaga). (Jorge Zapata/EFE)
Vista del embalse de la Viñuela (Málaga). (Jorge Zapata/EFE)

España acelerará su crecimiento en 2022 y su PIB aumentará en torno a un 5,8% a lo largo del ejercicio, según se desprende del análisis de coyuntura de Esade, que apunta a la inflación como el factor de mayor riesgo y a la sequía como otra de las posibles amenazas.

El Informe Económico y Financiero elaborado por el Centro de Políticas Económicas de Esade, difundido este miércoles, señala el impulso de los fondos europeos y el llamado efecto base —es decir, que en comparación con los niveles prepandemia todavía hay margen para compensar el terreno perdido— como las dos razones que llevan a la entidad a estimar un crecimiento más intenso este año.

"Muchas economías ya han superado el nivel económico que tenían antes del covid-19, pero España todavía no", ha advertido el director del centro, Toni Roldán, quien ha explicado que, si en 2021 la recuperación fue "más lenta de lo esperado" tras protagonizar la caída más fuerte de toda la Unión Europea (UE) en 2020, en el actual ejercicio el país se situará entre los líderes del continente.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. (Olivier Hoslet/EFE)

El mayor riesgo para esta positiva evolución de la economía nacional será la inflación, de acuerdo con Roldán, quien ha incidido en que para combatirla ya se anticipa un "cambio de orientación" en las políticas de los bancos centrales, con subida de tipos incluida. El economista también ha citado otros factores como las disrupciones en las cadenas de suministro, los problemas en el transporte y la evolución de la pandemia.

A ellos se suman las tensiones geopolíticas motivadas por la escalada entre Rusia y Ucrania, con graves implicaciones para el suministro de gas y los precios energéticos para toda Europa. "Llevamos muchos años sin preocuparnos por una inflación alta en Europa y Estados Unidos. De hecho, antes de la pandemia estábamos preocupados por lo contrario, por unas tasas muy bajas y temíamos un escenario contrario", ha recordado Roldán.

No obstante, ha incidido en que la inflación subyacente —que excluye la alimentación y la energía del cálculo— continúa en un entorno del 2%, un nivel aceptable si no hay "efectos de segunda vuelta", en alusión a una posible espiral alcista de costes y salarios que en España, de momento, "no se ve".

Foto: Embalse de la Viñuela (Málaga). (EFE/Jorge Zapata)

El investigador sénior del Centro de Políticas Económicas de Esade Manuel Hidalgo ha añadido durante el acto de presentación del informe la incipiente sequía como otro elemento de riesgo para la economía española, debido a su posible impacto en la producción de alimentos y el importante peso de esta actividad en el PIB y las exportaciones.

Hidalgo también ha resaltado la "divergencia" entre los indicadores que miden precisamente el PIB, que apuntan a un aumento más moderado de lo previsto, y los del empleo, que han mejorado a un ritmo sensiblemente mayor. Esta brecha ha generado, en su opinión, "cierta desconfianza en los modelos de estimación", y ha señalado a la caída de la productividad como la razón más plausible que explique la diferencia.

De acuerdo con su análisis, este descenso de la productividad se concentraría en sectores como la construcción, donde la brecha es especialmente evidente: "La ocupación y las horas trabajadas han crecido al 6-7% y la actividad no lo ha hecho al mismo ritmo". La forma de medir las horas —el registro horario entró en vigor en 2021—, que esté aflorando empleo sumergido, que el trabajo se esté repartiendo más, que la construcción esté evolucionando de la edificación a la rehabilitación o que no se esté "midiendo bien el valor añadido" de esta actividad en la contabilidad trimestral son algunas opciones que podrían explicar el fenómeno, según Hidalgo.

España acelerará su crecimiento en 2022 y su PIB aumentará en torno a un 5,8% a lo largo del ejercicio, según se desprende del análisis de coyuntura de Esade, que apunta a la inflación como el factor de mayor riesgo y a la sequía como otra de las posibles amenazas.

El Informe Económico y Financiero elaborado por el Centro de Políticas Económicas de Esade, difundido este miércoles, señala el impulso de los fondos europeos y el llamado efecto base —es decir, que en comparación con los niveles prepandemia todavía hay margen para compensar el terreno perdido— como las dos razones que llevan a la entidad a estimar un crecimiento más intenso este año.

"Muchas economías ya han superado el nivel económico que tenían antes del covid-19, pero España todavía no", ha advertido el director del centro, Toni Roldán, quien ha explicado que, si en 2021 la recuperación fue "más lenta de lo esperado" tras protagonizar la caída más fuerte de toda la Unión Europea (UE) en 2020, en el actual ejercicio el país se situará entre los líderes del continente.

Inflación Pandemia Macroeconomía
El redactor recomienda