Es noticia
Menú
La deuda pública aumentó en 82.000 M. en 2021 pero el endeudamiento bajó al 119% del PIB
  1. Economía
Mejora las expectativas

La deuda pública aumentó en 82.000 M. en 2021 pero el endeudamiento bajó al 119% del PIB

El dato final mejora las previsiones de los analistas y del propio Gobierno. Sin embargo, el éxito no se debe al crecimiento económico, sino a la escalada de la inflación

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (Efe/Zipi)
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (Efe/Zipi)

La deuda española siguió escalando en el año 2021 y lo hizo intensamente como consecuencia de las políticas de protección de rentas que siguieron activas durante todo el ejercicio. Sin embargo, el crecimiento nominal del PIB fue superior al de la deuda, con un avance del 7% frente al 6,1% de la deuda. El resultado es que, aunque la deuda de las administraciones públicas se incrementó en casi 82.000 millones de euros, la ratio de endeudamiento de España se redujo en 1,3 puntos, situándose en el 118,7% del PIB. Este dato ha mejorado todas las previsiones, sin ir más lejos la del FMI, que el miércoles publicó una estimación de deuda para España del 120,4% del PIB.

El crecimiento de la economía española estuvo impulsado por la inflación, que aportó casi dos puntos al crecimiento nominal del PIB. Estos dos puntos marcan la diferencia entre un leve incremento o disminución de la deuda pública. En este caso, la inflación jugó a favor de las administraciones públicas, reduciendo el endeudamiento, algo que seguirá ocurriendo durante los próximos meses. Si se descuenta el deflactor del PIB, sólo con el crecimiento real la deuda habría vuelto a subir hasta el 121% del PIB.

El volumen total de deuda siguió aumentando, ya que el déficit sigue disparado y al cierre de 2021 se habrá situado cerca del 7% del PIB, según las mejores estimaciones de la Autoridad Fiscal (AIReF). En total, el volumen de deuda acumulada por las administraciones públicas a final de año superó los 1,4 billones de euros, según el dato adelantado de deuda publicado este jueves por el Banco de España. Se trata del nivel más alto de deuda nunca registrado en España debido al gran esfuerzo que han realizado las AAPP para sostener la economía ante la crisis provocada por la covid. En estos casi dos años de pandemia, la deuda pública se ha disparado en casi 240.000 millones de euros, lo que supone un incremento del 20%. La ratio de deuda sobre PIB, que en 2019 estaba en el 95,5% del PIB, se ha disparado en 23 puntos, lo que muestra el gran esfuerzo presupuestario realizado en estos dos años para minimizar la recesión y estimular la recuperación.

Foto: La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde. (EFE/Julien Warnand)

"En 2021 se inició ya la senda de reducción de la deuda prevista por el Gobierno", ha señalado el Ministerio de Economía en una nota publicada tras conocerse los datos oficiales del Banco de España. "La positiva evolución de la economía, especialmente en el segundo semestre del año, ha permitido que la ratio deuda/PIB se haya reducido ocho décimas más de lo previsto en el Plan Presupuestario", celebra Economía. Sin embargo, la clave de esta reducción de la deuda no está en el crecimiento, que en 2021 se quedó muy por debajo de las expectativas del ministerio, sino que ha sido la inflación quien ha sostenido el avance del PIB nominal y la recaudación.

El Estado volvió a asumir el grueso del incremento de la deuda pública, actuando como financiador para el resto de subsectores de la administración. En concreto, la administración central sumó casi 79.000 millones más de deuda, un incremento del 6,8%. Durante la pandemia el Gobierno decidió que el Estado debía soportar los costes extraordinarios de la pandemia, lo que se refleja en esta distribución de la deuda. Lo hizo enviando transferencias extraordianrias a las comunidades autónomas y a la Seguridad Social que han superado los 40.000 millones de euros.

La deuda de las comunidades autónomas se incrementó en casi 9.000 millones de euros, hasta quedarse a las puertas de los 313.000 millones de euros. Aunque las CCAA han soportado una buena parte de los gastos de la pandemia, ya que son quienes ostentan las competencias en sanidad y educación, su deuda apenas se ha incrementado en 1.600 millones de euros durante la pandemia gracias al apoyo extraordinario del Estado.

La Seguridad Social también siguió incrementando su deuda, ya que el Ministerio de Hacienda todavía no ha asumido todo el déficit de las pensiones. En total, la deuda de la Seguridad Social se aumentó en 13.800 millones de euros y el pasivo total del Sistema se quedó a las puertas de los 100.000 millones de euros. Por el contrario, las corporaciones locales siguieron desdendeudándose gracias a su superávit. El pasivo de los ayuntamientos se redujo en algo más de 4.500 millones de euros, lo que muestra que los alcaldes tampoco utilizaron en 2021 la suspensión de las reglas fiscales por la que tanto ruido político hicieron en el verano de 2020.

La deuda española siguió escalando en el año 2021 y lo hizo intensamente como consecuencia de las políticas de protección de rentas que siguieron activas durante todo el ejercicio. Sin embargo, el crecimiento nominal del PIB fue superior al de la deuda, con un avance del 7% frente al 6,1% de la deuda. El resultado es que, aunque la deuda de las administraciones públicas se incrementó en casi 82.000 millones de euros, la ratio de endeudamiento de España se redujo en 1,3 puntos, situándose en el 118,7% del PIB. Este dato ha mejorado todas las previsiones, sin ir más lejos la del FMI, que el miércoles publicó una estimación de deuda para España del 120,4% del PIB.

Deuda
El redactor recomienda