Es noticia
Menú
El año 2021 cerró con 840.600 nuevos empleos y la tasa de paro en mínimos desde 2008
  1. Economía
616.000 parados menos

El año 2021 cerró con 840.600 nuevos empleos y la tasa de paro en mínimos desde 2008

La creación de empleo fue récord en 2021 en un gran rebote gracias a la normalización de la situación sanitaria. La mala noticia, la ralentización de la población activa

Foto: Una oficina de empleo, en una imagen de archivo. (EFE)
Una oficina de empleo, en una imagen de archivo. (EFE)

Tras el desplome provocado por la pandemia, vino el gran rebote de 2021. El año cerró con una creación de empleo récord y una gran caída del paro que permite devolver a la tasa de desempleo a niveles no vistos desde el estallido de la burbuja financiera en el año 2008. Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados este jueves por el INE, la ocupación aumentó en 840.600 personas.

Se trata de una cifra récord solo superada por los registros del año 2005 cuando se produjo la regularización de inmigrantes sin papeles que distorsionó la serie. El número de trabajadores se situó por encima de los 20,1 millones, registros que no se veían desde el pico de la burbuja inmobiliaria, en el año 2008.

Foto: Un camarero con un cliente en un bar de Barcelona. (EFE/Enric Fontcuberta)

Al cierre del año 2021 había ya 218.000 ocupados más que antes de la pandemia, un dato que muestra la intensa recuperación que ha vivido el mercado laboral y cómo ha conseguido salir de la crisis en un tiempo récord. Esta salida de la crisis ha sido intensa en creación de empleo, aunque no tanto en recuperación de actividad, ya que el PIB todavía sigue por debajo de los niveles previos a la pandemia. El INE publicará la primera estimación del PIB al cierre del año 2021 este mismo viernes.

Foto: La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz (d), en la sede de UGT en Barcelona. (EFE/Enric Fontcuberta)

La recuperación del empleo se moderó levemente en el último trimestre del año, lo que parece indicar que fue de más a menos. En términos de afiliaciones a la Seguridad Social, los meses de octubre y noviembre estuvieron entre los mejores de toda la serie histórica, pero en diciembre se ralentizó.

Esto podría explicar que el empleo, en tasa interanual, pasara de crecer al 4,5% en tasa interanual durante el verano, a un 4,3%.También se frenó el ritmo de crecimiento de las horas trabajadas, que pasó del 5,1% en el tercer trimestre al 2,5% en el cuarto.

En cualquier caso, se trata de un ritmo de creación de empleo pocas veces alcanzado. Por ejemplo, durante todo el ciclo expansivo posterior a la crisis financiera no se llegó a superar el 3,3% en ningún momento. En el último trimestre del año se incorporaron 154.000 trabajadores, lo que supone el tercer mejor cuarto trimestre de toda la serie histórica.

La creación de empleo tiene su reflejo en los datos del paro. A lo largo del año salieron del desempleo 616.000 personas, lo que permitió reducir la tasa de paro al 13,33%. Se trata del menor nivel de desempleo también desde el pico de la burbuja inmobiliaria. Al cierre del año, el número de parados en España se situó en 3,4 millones de personas, casi 90.000 menos que antes de la pandemia.

Esta rápida reducción del paro también fue posible porque la evolución de la población activa sigue dejando sorpresas negativas, y esta es una de las malas noticias del mercado laboral en casi todos los países desarrollados del mundo. La caída de la inmigración sumada a la 'gran dimisión' (personas que han dejado de trabajar por miedo al virus o porque han reenfocado su vida), está provocando que la población activa se recupere muy lentamente. En 2021 el número de activos creció en 224.000 personas, una cifra muy lejana a los más de 840.000 empleos creados. La recuperación de la población activa será clave para evitar problemas de oferta de mano de obra.

Una de las mejores noticias de la evolución del empleo durante la pandemia es la mejora en la calidad de la contratación experimentada desde el año 2019. El empleo indefinido ha aumentado en 217.500 personas, mientras que el temporal se ha reducido en 89.400 personas. En cuanto a la jornada laboral, los contratos a tiempo completo han crecido en 341.600 personas, mientras que los de tiempo parcial se han reducido en 213.600 personas.

Prácticamente la totalidad del empleo creado en el año 2021 se originó en el sector privado, que fue el que sufrió el gran hundimiento durante la pandemia. En concreto, el sector privado creó 744.000 empleos y el público, 96.000 empleos. Sin embargo, en el agregado de la crisis, el sector privado todavía no ha recuperado los niveles de ocupación previos a la pandemia y sigue con casi 95.000 empleos menos, mientras que el sector público tiene 222.000 ocupados más.

El mercado laboral todavía sigue sufriendo las heridas de la pandemia y tardará unos trimestres más en normalizarse. La cicatriz más evidente es la de las horas trabajadas, que aunque se han recuperado intensamente, todavía siguen por debajo de los niveles previos a la pandemia. Esto es consecuencia, principalmente, de los ERTE en los sectores más golpeados por la crisis, en especial todos los relacionados con el turismo exterior y con la industria dependiente de los semiconductores. En total, a lo largo del trimestre hubo unas 64.000 personas en ERTE sin trabajar.

Aunque el número de trabajadores en ERTE fue superior a 100.000 personas, muchos de ellos estaban con el contrato reducido, no suspendido, por lo que trabajaron, pero menos horas. En total, el número de horas trabajadas a lo largo del trimestre fue casi un 4% inferior a las que había antes de la pandemia. En el sector privado, la caída de las horas de trabajo es del 6,5%, mientras que en el sector público fue del 3,7%.

La hostelería y el comercio siguen siendo los grandes lastres para la recuperación del empleo al ser las actividades más afectadas por la necesidad de contacto social y de llegada de viajeros extranjeros. En el caso de la hostelería, incorporó a 218.000 ocupados en 2021, sin embargo, todavía sigue con 177.000 trabajadores menos que antes de la pandemia. Por su parte, el comercio cerró el año 2021 con una leve caída del empleo de 13.000 personas respecto a 2020. Es posible que el auge del comercio online haya derivado a una parte del empleo en el sector hacia la logística y los transportes, actividades que crearon casi 70.000 empleos en 2021.

El sector TIC (información y comunicaciones) siguió creciendo con fuerza en 2021 y fue el segundo que más empleo creó después de la hostelería. Una buena noticia, ya que se trata de servicios de alto valor añadido que generan buenos empleos para personal cualificado. En 2021 estas empresas crearon 107.000 empleos y se sitúan un 17% por encima de los niveles previos a la pandemia.

Tras el desplome provocado por la pandemia, vino el gran rebote de 2021. El año cerró con una creación de empleo récord y una gran caída del paro que permite devolver a la tasa de desempleo a niveles no vistos desde el estallido de la burbuja financiera en el año 2008. Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados este jueves por el INE, la ocupación aumentó en 840.600 personas.

Laboral
El redactor recomienda