Es noticia
Menú
La AIE añade más presión al petróleo tras revisar al alza sus previsiones de demanda
  1. Economía
Pese a la aparición de ómicron

La AIE añade más presión al petróleo tras revisar al alza sus previsiones de demanda

La Agencia Internacional de la Energía corrige al alza en 200.000 barriles diarios sus proyecciones tanto para el pasado año como para este por el impacto limitado de ómicron

Foto: Pozo petrolífero (Reuters)
Pozo petrolífero (Reuters)

Los precios del petróleo, que han alcanzado máximos desde 2014, han recibido un nuevo espaldarazo y repuntan este miércoles por encima del punto porcentual, hasta los 88,6 dólares por cada barril de Brent. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha revisado netamente al alza sus estimaciones sobre la demanda de petróleo en 2021, a la vista de las cifras sorprendentemente altas del último trimestre pese a la ola de ómicron, y prevé también que el consumo en 2022 será bastante más elevado de lo que anticipaba.

En su informe mensual sobre el mercado del petróleo publicado este miércoles, la AIE señala que entre octubre y diciembre pasados el mundo absorbió 99 millones de barriles diarios, lo que significa 1,1 millones más que el trimestre precedente y 345.000 más de lo que sus expertos habían calculado en diciembre.

Esas cifras -explica- ponen en evidencia que las medidas puestas en marcha por los gobiernos ante la explosión de contagios por la variante ómicron han sido menos restrictivas que en anteriores olas y su impacto sobre la actividad económica y sobre la demanda de crudo "relativamente contenido". Por eso corrige al alza en 200.000 barriles diarios sus proyecciones tanto para el pasado año como para este.

Foto: Imagen de una plataforma petrolífera en California. (Reuters/Lucy Nicholson)

Un cambio notable que justifica con el argumento de que las incertidumbres a la hora de hacer previsiones han crecido con las sucesivas oleadas de la covid, las mutaciones del virus, las interrupciones en la cadena de aprovisionamiento y los problemas en la recogida de datos. Eso significa que la demanda de 2021 se habrá quedado en 96,4 millones de barriles diarios, es decir, 5,5 millones más que en 2020; y en 2022 subirá otros 3,3 millones hasta 99,7 millones de barriles diarios.

La significativa corrección de los datos de la demanda por parte de la agencia, que reúne a los principales países consumidores miembros de la OCDE, llega después de que los precios del petróleo se hayan disparado desde comienzos de año hasta niveles que no se habían visto desde 2014. Por si fuera poca presión alcista, recientemente se produjo una explosión e incendio en el oleoducto Irak-Turquía, que provocó su paralización y recortes en el suministro de una línea que transporta por encima de 450.000 barriles por día desde el norte de Irak hasta el puerto mediterráneo de Ceyhan.

Los precios del petróleo, que han alcanzado máximos desde 2014, han recibido un nuevo espaldarazo y repuntan este miércoles por encima del punto porcentual, hasta los 88,6 dólares por cada barril de Brent. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha revisado netamente al alza sus estimaciones sobre la demanda de petróleo en 2021, a la vista de las cifras sorprendentemente altas del último trimestre pese a la ola de ómicron, y prevé también que el consumo en 2022 será bastante más elevado de lo que anticipaba.

En su informe mensual sobre el mercado del petróleo publicado este miércoles, la AIE señala que entre octubre y diciembre pasados el mundo absorbió 99 millones de barriles diarios, lo que significa 1,1 millones más que el trimestre precedente y 345.000 más de lo que sus expertos habían calculado en diciembre.

Petróleo
El redactor recomienda