Es noticia
El Gobierno propone que las cotizaciones de los autónomos vayan de 184 hasta 1.267 euros
  1. Economía
Negociaciones para el nuevo RETA

El Gobierno propone que las cotizaciones de los autónomos vayan de 184 hasta 1.267 euros

El sistema entraría en vigor de forma paulatina hasta 2031. Los autónomos con menos ingresos tendrían una reducción de su aportación, pero las cuotas subirían para más de un millón de autónomos

Foto: El ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá. (EFE/Javier Etxezarreta)
El ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá. (EFE/Javier Etxezarreta)

El Ministerio de la Seguridad Social ha enviado a las asociaciones de los autónomos una nueva propuesta de cotización por ingresos reales para los autónomos (RETA). El Gobierno quiere adaptar las cuotas para que los autónomos paguen a la Seguridad Social en función del rendimiento neto de su actividad, de modo que quienes menos facturan tengan una rebaja en su aportación mensual y quienes ganan más tengan unas bases mínimas de cotización mucho más elevadas.

El Gobierno ha enviado una propuesta similar a la que hizo ya en la primavera de 2021 a las asociaciones de autónomos: un sistema de bases mínimas de cotización en función de los ingresos que entrará en vigor de forma paulatina desde 2023 hasta el año 2031. El documento, al que ha tenido acceso este periódico, incluye una propuesta de 13 tramos de cotización, de los cuales tres se situarían por debajo del SMI y los 10 restantes, por encima.

Foto: La vicepresidenta económica, Nadia Calviño. (Reuters/James Lawler Duggan)

En el caso de los autónomos con los ingresos más bajos, inferiores a 600 euros al mes, pagarían una cuota mensual de 281,5 euros en 2023, por debajo de la cuota mínima actual, que es de 294 euros. Esta cotización se iría reduciendo con el paso de los años hasta terminar en 183,6 euros en el año 2031. En cuanto a la tarifa plana de 70 euros, se mantiene durante dos años para los nuevos autónomos.

Por el contrario, las bases mínimas de quienes más ganan subirán rápidamente ya desde 2023. En ese año, la cuota mínima para quienes tengan una facturación superior a 1.300 euros será de 413 euros, esto es, subirá un 40%. Los tramos superiores irán entrando en vigor de forma paulatina, de modo que en 2023 solo habrá cinco tramos y en 2031 ya estarán activos los 13 tramos.

El último tramo, el que tendrá la cuota mínima más alta, entrará en vigor en ese año 2031 y será para quienes superen los 4.050 euros al mes de rendimiento neto por su actividad. En este caso, tendrán que abonar una cuota que no podrá ser inferior a los 1.266,66 euros, lo que implicará un incremento de la base mínima del 330% respecto a la actual.

Con esta propuesta, el Gobierno inicia una de las reformas del sistema de pensiones más importantes que tiene por delante, la del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Este sistema genera un déficit a las pensiones de más de 10.000 millones de euros al año, de ahí que el objetivo del Gobierno sea doble: reducir las cargas para los autónomos que menos ganan y atajar el déficit con una gran subida de cuotas a quienes superan los 1.300 euros de rendimiento neto mensual.

Las asociaciones de autónomos han reaccionado de formas opuestas a esta propuesta del ministerio: mientras que las asociaciones próximas a los sindicatos aplauden la medida, las próximas a la CEOE la critican. Eduardo Abad, presidente de UPTA, ha celebrado que se trata de "un paso importante para que los autónomos coticen por ingresos reales en el año 2023". "Por fin podemos empezar a debatir cuál es la idea del ministerio", ha remarcado Abad, "el ministerio está alineado con la propuesta de nuestra organización que permita que miles de trabajadores autónomos que están haciendo un esfuerzo contributivo muy por encima de sus posibilidades vean cómo baja su aportación a la Seguridad Social".

Foto: Imagen de la Calle Preciados de Madrid justo antes de la Navidad. (EFE/JuanJo Martín)

Por su parte, Lorenzo Amor, presidente de ATA y vicepresidente de la CEOE, ha rechazado de forma tajante la propuesta del Gobierno. "No nos gusta nada", ha señalado Amor, "vamos a presentar las alegaciones correspondientes y seguiremos planteando nuestras propuestas". Amor ha asegurado que "no estamos de acuerdo que un autónomo que ahora facture 3.000 euros al mes, dentro de nueve años pague a la Seguridad Social el triple de lo que está pagando actualmente".

En su opinión, la propuesta del ministerio de que la cotización se realice por rendimientos netos "genera una distorsión enorme entre autónomos", porque hay quienes pueden deducirse una buena parte de sus gastos y otros que tienen un margen muy limitado. "Esto no es progresista, sino que crea desigualdades", ha lamentado Amor, "el rendimiento neto no son los ingresos reales (...) aquí es donde está el principal escollo que estamos dispuestos a salvar".

Cotizaciones
El redactor recomienda