El empleo acelera y deja un dato récord en un mes de noviembre: 61.800 afiliados más
  1. Economía
El paro bajó en 74.400 personas

El empleo acelera y deja un dato récord en un mes de noviembre: 61.800 afiliados más

El ritmo interanual de creación de empleo vuelve a situarse cerca del 4%, lo que muestra un gran dinamismo del mercado laboral. Industria, construcción, transportes y comercio tiran del empleo

Foto: Imagen de un trabajador de la construcción en Valencia. (EFE/Kai Försterling)
Imagen de un trabajador de la construcción en Valencia. (EFE/Kai Försterling)

El mercado laboral está mostrando un dinamismo inesperado en esta fase de la recuperación. Las cifras de noviembre muestran una nueva aceleración de la creación de empleo con casi 61.800 nuevos cotizantes a la Seguridad Social (109.450 más desestacionalizados). Se trata del mejor noviembre para el empleo de toda la serie histórica. De hecho, el mes de noviembre suele ser negativo para el empleo, porque es cuando la hostelería llega a su temporada más baja. Sin embargo, en esta ocasión, el mercado laboral ha mostrado una gran actividad con la mayor parte de los sectores realizando una contribución positiva al empleo.

El resultado es que la tasa anual de creación de empleo ha vuelto a acelerar, superando el 3,8%. Esto es, España está creando empleo a un ritmo cercano ya al 4%, el mejor registro desde el pasado mes de julio, cuando España todavía estaba reabriendo tras el estado de alarma. Lo que muestran estas cifras de empleo es que la recuperación en España podría estar acelerando en el último trimestre del año, en contraste con otros indicadores que todavía muestran cierta atonía, en especial el consumo de los hogares.

El número total de afiliados superó por primera vez los 19,7 millones, son 375.500 más que en noviembre de 2019, esto es, antes del estallido de la pandemia. Casi todos los sectores tuvieron una contribución positiva al empleo en noviembre. Algunos de ellos son muy relevantes para la recuperación, lo que hace que las cifras sean más positivas. Es el caso de la industria, que sigue atravesando momentos complicados por el encarecimiento de la energía y las dificultades del suministro. A pesar de todo, el sector creó 9.000 empleos a lo largo del mes, una cifra que duplica la que suele registrarse en los meses de noviembre.

Foto:  El exministro de Hacienda, Cristobal Montoro, durante una entrevista con EC en la redacción. (Sergio Beleña)

La construcción también dejó datos positivos con una creación de empleo de 8.600 personas, más intensa que en los años anteriores. El comercio prosigue con su recuperación antes de la campaña de navidad y en noviembre incorporó a casi 29.000 cotizantes más. Esta cifra casi duplica a la que se registraba en los meses de noviembre previos a la pandemia. Con este aumento, tanto la industria como el comercio han recuperado los niveles de afiliación que tenían en noviembre de 2019.

La hostelería destruyó empleo en el mes de noviembre, como ocurre habitualmente en el sector, pero lo hizo a una cifra muy inferior a la de los años anteriores. En concreto, perdió 63.000 cotizantes, cuando lo normal es que destruya más de 100.000 empleos en los meses de noviembre. A pesar de esta mejora relativa, el empleo en el sector sigue todavía un 5% por debajo de los niveles de 2019, esto es, son 65.000 afiliados menos. El peor dato sectorial se produjo en la sanidad y los cuidados sociales, que después del fuerte crecimiento experimentado durante la pandemia, ahora va replegándose. En concreto, estas actividades destruyeron casi 9.000 puestos de trabajo.

En cuanto a la creación de empleo por territorios, todas las CCAA se comportaron mejor de lo que suelen hacerlo en los meses de noviembre, aunque hay dos zonas que destacaron por encima de las demás: las grandes ciudades y las islas. Se trata de las zonas de España que estaban más retrasadas en la recuperación, principalmente por su dependencia del turismo internacional. En el caso de las zonas más pobladas, la Comunidad de Madrid incorporó a 39.000 cotizantes, lo que supone 15.000 más de lo que suele ser habitual en la región en los meses de noviembre, y Cataluña incorporó a casi 15.000 afiliados cuando lo normal es que en noviembre destruya unos 2.000 empleos. En el caso de las islas, Canarias, que comienza su temporada alta, elevó la afiliación en 12.000 personas, el triple de lo habitual, y Baleares, que en los meses de noviembre suele destruir en torno a 75.000 empleos por el fin de la temporada turística, este año perdió menos de 60.000.

La foto del mercado laboral está incompleta en este mes de noviembre porque los registros de los ERTE no están completos. El motivo es que en noviembre se produjo el cambio acordado en el diálogo social por el cual las empresas tienen que volver a tramitar estos expedientes. Hasta que todos esos datos no estén procesados, los registros de ERTE serán parciales. A finales de octubre, quedaban 165.000 trabajadores en ERTE y a fecha de 1 de diciembre la Seguridad Social tenía notificados 125.000 trabajadores. Esto supone un descenso de 40.000 personas de los ERTE, pero es posible que la cifra final no sea tan positiva.

El paro registrado en las oficinas de empleo siguió descendiendo en el mes de noviembre gracias a la intensa creación de empleo. En concreto, salieron del desempleo 74.400 personas, también una cifra récord para un mes de noviembre en los que habitualmente sube el paro. El número total de desempleados bajó de 3,2 millones y, por primera vez desde el inicio de la pandemia, ya hay menos parados que en el mismo mes de 2019. Esto es, se han recuperado los niveles previos a la pandemia también en materia de paro registrado.

Afiliación
El redactor recomienda