Bruselas respalda la “prudencia fiscal” de las cuentas “contractivas” de Calviño
  1. Economía
REVISIÓN DE LOS PGE

Bruselas respalda la “prudencia fiscal” de las cuentas “contractivas” de Calviño

La Comisión Europea hace un análisis positivo del presupuesto español y le anima a mantener una “política fiscal prudente” en el medio plazo

Foto: Bandera de la Unión Europea. (EFE)
Bandera de la Unión Europea. (EFE)

En su análisis de los planes presupuestarios de los Estados miembros de la Unión, la Comisión Europea ha señalado que España debe mantener la “política fiscal prudente” que los técnicos comunitarios consideran que se recoge en los Presupuestos Generales del Estado de 2022 que el Gobierno envió a Bruselas en octubre, siendo España uno de los dos únicos países de la Unión Europea con una posición fiscal contractiva a pesar de que será el único país de la Unión que no habrá recuperado su nivel de PIB precrisis durante el próximo año según las previsiones de los técnicos comunitarios, más pesimistas que los del Gobierno.

Aunque se mantiene activada la cláusula general de escape para 2022, lo que significa que las normas fiscales están suspendidas, la Comisión Europea quiere que en los países con altos niveles de deuda pública, Bélgica, Francia, Grecia, Italia y España, que tienen “altos desafíos de sostenibilidad a medio plazo” que ya existían antes de la pandemia, la prudencia sea la brújula de cualquier medida presupuestaria.

“Dado el nivel de deuda pública de España y los altos desafíos de sostenibilidad a medio plazo antes del estallido de la pandemia covid-19, a la hora de tomar medidas presupuestarias de apoyo, es importante preservar una política fiscal prudente para asegurar unas finanzas públicas sostenibles a medio plazo”, señala el informe, en una frase en el que la palabra clave es 'preservar'. Bruselas considera que España está teniendo esa prudencia que pide a los países con alta deuda pública, y es el alumno aventajado del grupo de los países endeudados que tienen que andar con cuidado.

Foto: Foto: EC.

De hecho, es la Italia de Mario Draghi la que se lleva el tirón de orejas de la Comisión Europea por un gasto corriente muy alto. “El Consejo ha recomendado a Italia que limite el crecimiento del gasto corriente financiado a nivel nacional. No se prevé que esto esté suficientemente garantizado, ya que se prevé que el crecimiento del gasto corriente primario financiado a nivel nacional en 2022 proporcione una contribución considerable a la orientación fiscal general de apoyo de Italia. Para contribuir a la consecución de una política fiscal prudente, la Comisión invita a Italia a que adopte las medidas necesarias dentro del proceso presupuestario nacional para limitar el crecimiento del gasto corriente financiado a nivel nacional”, señala el informe de la Comisión.

Si algo destacan desde el Ejecutivo comunitario es que España ha cumplido con una de las peticiones realizadas por el Consejo: que las medidas de apoyo a la economía se levanten sobre el fondo de recuperación. En 2021 y 2022 España es, de largo, el país que más inversión de su plan de recuperación va a canalizar hacia la economía. Respecto al gasto los técnicos comunitarios señalan que el presupuesto cumple con los objetivos de orientar el gasto hacia la transición ecológica y digital.

Los técnicos comunitarios avisan de la volatilidad de la situación y el efecto que eso puede tener en las cuentas públicas

Los técnicos comunitarios también avisan de la volatilidad de la situación y el efecto que eso puede tener en las cuentas públicas. “El panorama de las finanzas públicas continúa sujeto a la alta incertidumbre que envuelve las proyecciones macroeconómicas, incluidos los riesgos relacionados con la evolución de la pandemia”, señala el informe de la Comisión Europea. Por eso, el análisis del Ejecutivo comunitario cierra con una invitación a estar listos ante cualquier cambio de escenario. "Teniendo en cuenta la solidez de la recuperación, se invita a España a revisar periódicamente el uso, la eficacia y la adecuación de las medidas de apoyo y estar preparada para adaptarlas según sea necesario a las circunstancias cambiantes", señala el texto.

Hay algunas disonancias entre el análisis de la Comisión y el que hace el Gobierno en su plan presupuestario, porque, por ejemplo, los técnicos comunitarios consideran que la economía española se expandirá solamente un 5,5% en 2022, mientras que el Ejecutivo español diseñó las cuentas asumiendo un crecimiento del 7% en 2022. Eso provoca que, por ejemplo, el Gobierno y la Comisión tengan previsiones ligeramente distintas en lo que se refiere a la reducción del nivel de deuda pública.

Presupuestos Generales del Estado Comisión Europea Fiscalidad
El redactor recomienda