Piquetes y un coche de la Guardia Civil accidentado: tensión en la huelga del metal en Cádiz
  1. Economía
Contra Navantia, Dragados o Airbus

Piquetes y un coche de la Guardia Civil accidentado: tensión en la huelga del metal en Cádiz

"Todas las empresas que comenzaban su turno a la medianoche están paradas, así que la respuesta de los trabajadores está siendo muy positiva", ha explicado el secretario de FICA-UGT

Foto: Un grupo de antidisturbios pasa ante los trabajadores en huelga. (EFE/Román Ríos)
Un grupo de antidisturbios pasa ante los trabajadores en huelga. (EFE/Román Ríos)

La huelga indefinida del metal en la provincia de Cádiz, a la que están llamados más de 20.000 operarios, ha arrancado este martes con fogatas y algunos cortes de tráfico a las puertas de las grandes industrias como Navantia, Dragados o Airbus. Se han producido varios momentos de tensión entre los allí congregados y las fuerzas de seguridad y de orden público. Así, un vehículo de la Guardia Civil ha colisionado contra una farola en uno de los piquetes montados en la carretera CA-34 en la Línea de la Concepción. Los dos agentes se encuentran fuera de peligro, según ha informado la AUGC en su cuenta de Twitter.

Según ha señalado la AUGC, en el punto kilométrico 01 de la CA-34, se ha montado los piquetes de la huelga han utilizado piedras, bidones y una farola contra la que ha chocado el vehículo de la Guardia Civil. La parte delantera ha quedado bastante dañada.

Cabe recordar que el sector del metal de la provincia de Cádiz ha comenzado este martes una huelga indefinida tras no haber alcanzado ningún acuerdo con la Federación de Empresarios del Metal de la provincia (Femca). Con ella, la mañana ha comenzado con barricadas y cortes de carreteras para impedir la entrada en industrias tractoras.

“Todas las empresas que comenzaban su turno a la medianoche están paradas, así que la respuesta de los trabajadores está siendo muy positiva, porque hemos empezado con el cien por cien de paro en las fábricas con turno de noche”, ha explicado el secretario de FICA-UGT en Cádiz, Antonio Montoro.

Foto: Comienza el desmontaje del puente de Joaquín Costa. (EFE)

La huelga está convocada por el bloqueo en las negociaciones del convenio colectivo entre los sindicatos y la patronal, ya que los representantes de los trabajadores están reclamando una actualización de los salarios que los empresarios, acuciados por la crisis tras la pandemia, aseguran no poder asumir.

Todos los intentos de acercamiento, incluido un Servicio Extrajudicial de Conflictos Laborales y la mediación de la Junta el pasado viernes, han fracasado hasta el momento, lo que ha dado pie a la huelga indefinida que arranca hoy, y que se suma a los paros convocados dos días de la pasada semana, que derivaron en cortes de tráfico y manifestaciones.

La jornada ha comenzado con concentraciones a las puertas de los centros de trabajo, donde han sido encendidas fogatas, y con cortes de tráfico, como los que se han registrado en la carretera industrial de Cádiz, frente a la factoría de Navantia.

Foto: Foto: EFE.

El Gobierno ha dispuesto un dispositivo especial de vigilancia y control de estas protestas con agentes de las unidades de intervención policial (UIP) venidas desde Sevilla y unidades de prevención y reacción (UPR) de toda la provincia, que controlan los puntos y entradas de las fábricas y las principales vías de comunicación urbanas e interurbanas.

La Guardia Civil tiene previstos apoyos de tráfico en la bahía de Cádiz y ha desplegado agentes también en los polígonos industriales y empresas del Campo de Gibraltar, con reservas disponibles por si hay que aumentar el despliegue de seguridad.

La Federación de Empresarios del Metal de la Provincia de Cádiz (FEMCA), por su parte, ha mostrado su rechazo a los actos violentos que han tenido lugar en los accesos a los principales puestos de trabajo en las protestas. En un comunicado de prensa, la FEMCA ha cifrado el seguimiento de la huelga en un 15 %.

"El único camino para poner fin a la huelga debe ser la negociación entre empresas y trabajadores", insiste FEMCA, que reitera que "la posición sindical es inasumible" y mantiene "su ofrecimiento a dialogar, teniendo en cuenta la situación actual de mercado".

UGT
El redactor recomienda