Es noticia
Menú
La Generalitat aumentará su deuda en 1.600 millones el próximo año amparada por el FLA
  1. Economía
En los presupuestos de 2022

La Generalitat aumentará su deuda en 1.600 millones el próximo año amparada por el FLA

La Administración catalana tendrá más deuda, pero gracias al FLA a un coste mucho más barato. Los gastos financieros de la Generalitat bajarán un 27%, hasta los 639 millones

Foto: El presidente Aragonès conversa con Jaume Giró. (EFE/Quique García)
El presidente Aragonès conversa con Jaume Giró. (EFE/Quique García)

Más deuda. La Generalitat no solo aumenta su personal y su perímetro, con nuevas entidades y 28.000 empleados públicos más. También lo hace su volumen de deuda total, que pasa de 82.884 millones, según la previsión a cierre de 2021, a 84.447 millones en lo que está previsto para 2022 en el nuevo presupuesto para ese año. Eso supone 1.623 millones de euros más de deuda para la comunidad autónoma más endeudada de España. Podría suponer un problema, pero no lo es porque para eso está el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), y de hecho se lleva a cabo bajo su paraguas.

Más del 80% de esta deuda tendrá cobertura del FLA. Y esta cifra está en línea con los informes periódicos entregados a los inversores internacionales. En 2020, la Generalitat cerró con una deuda total de 79.107 millones. El problema se arrastra desde hace mucho y es endémico. Entre 2020 y 2021, la deuda de la Generalitat creció un 4,7%. Entre 2021 y 2022, lo hará en solo un 1,8%. Es decir, el 'conseller' de Economía de la Generalitat, Jaume Giró, no está reduciendo el aumento de la deuda, pero sí ha conseguido que esta crezca menos que en otros ejercicios.

El problema se arrastra desde hace mucho y es endémico. Entre 2020 y 2021, la deuda de la Generalitat creció un 4,7%

Y además se lo puede permitir. Tiene más deuda, pero gracias al FLA a un coste mucho más barato. Tanto, que en 2022, con 1.600 millones más de deuda, los gastos financieros de la Generalitat no suben sino que bajan, según consta en los presupuestos que la Generalitat ha presentado esta semana en el Parlament. Se colocan en 639 millones, un 27,3% menos que en 2020, últimos presupuestos presentados. Así que endeudándose más la Generalitat se ahorra 240 millones de euros. Como todo lo vinculado a aspectos en que la asistencia financiera del Tesoro español a la Generalitat resulta obvia, nada de esto se ha comentado en la presentación de presupuestos de estos días.

La Generalitat resalta en su presentación que se logra rebajar el peso de la deuda pública catalana sobre el PIB. En 2021, esta deuda suponía el 36% del PIB de Cataluña, pero al cierre de 2022 esta ratio se colocará en el 33,8%. Se elude que como esta deuda está recolocada en el FLA, el Reino de España es el principal acreedor de la Generalitat. Y que en 2022 vencen más de 12.500 millones de deuda que, en más de un 70%, se han de pagar al propio FLA.

Punto débil

Curiosamente, lo único que destaca la Generalitat en su presentación de presupuestos —la relación entre PIB y deuda— es el verdadero punto débil de las cuentas de la Generalitat. Y no por la deuda sino por la previsión de crecimiento del PIB.

El FLA ya no incomoda a un independentismo que llegó al Palau anunciando la salida

Los presupuestos de la Generalitat se construyen sobre la base de que el PIB de Cataluña crecerá un 6,4% en 2022, lo mismo que para 2021. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ya ha advertido a la Generalitat de que su previsión para el año en curso es poco probable. Y el Banco de España está revisando la de la economía española, para rebajarla posiblemente al 5,5%, igual que ya ha hecho la Comisión Europea. Hay, por tanto, un cierto consenso en que la economía crecerá un punto menos de lo que prevé la Generalitat. Y que a España le va a costar más salir de esta crisis que al resto de Europa.

Cumplimiento del déficit

La Generalitat prevé un déficit del 0,6% del PIB, el límite permitido por el Gobierno central. Esto supone los 1.487 millones de déficit autorizado. Pero el cumplimiento de ese déficit depende en buena parte de la previsión de aumento del PIB, que tendrá un impacto directo en los ingresos fiscales. Cuanto mejor va la economía, más recauda la Administración, la catalana también.

Pero si la Generalitat incumple el déficit, como ya está previsto que pase este 2021, la deuda catalana deberá seguir sujeta al FLA. El 'conseller' Giró llegó al cargo prometiendo que sacaría a la Generalitat del FLA y que incluso volvería a los mercados de emisión de bonos. En la presentación de presupuestos de la pasada semana, estas referencias han desaparecido. El 0,2% de tipo de interés resulta demasiado tentador. Y más con la inflación enseñando la patita por debajo de la puerta.

Más deuda. La Generalitat no solo aumenta su personal y su perímetro, con nuevas entidades y 28.000 empleados públicos más. También lo hace su volumen de deuda total, que pasa de 82.884 millones, según la previsión a cierre de 2021, a 84.447 millones en lo que está previsto para 2022 en el nuevo presupuesto para ese año. Eso supone 1.623 millones de euros más de deuda para la comunidad autónoma más endeudada de España. Podría suponer un problema, pero no lo es porque para eso está el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), y de hecho se lleva a cabo bajo su paraguas.

PIB Previsión de crecimiento Generalitat de Cataluña Cataluña Jaume Giró
El redactor recomienda