Es noticia
Menú
CEOE se enroca y rechaza por unanimidad la subida de cotizaciones que propone Escrivá
  1. Economía
No aceptarán una subida de cuotas

CEOE se enroca y rechaza por unanimidad la subida de cotizaciones que propone Escrivá

El Gobierno se comprometió a cerrar este lunes el mecanismo de equidad. La reunión ha finalizado con la oposición frontal de la CEOE. Los sindicatos esperan alcanzar un acuerdo más favorable con el ministerio

Foto: El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. (EFE/Fernando Villar)
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. (EFE/Fernando Villar)

La cuenta atrás para que el Gobierno acuerde con los agentes sociales el diseño del futuro mecanismo de equidad intergeneracional (MEI) ha entrado ya en el tiempo de descuento. El Ministerio de la Seguridad Social se marcó como fecha tope este lunes 15 de noviembre y la negociación sigue en punto muerto. La patronal ha comunicado al Gobierno que su comité ha rechazado por unanimidad la subida de las cotizaciones sociales que propone el ministro José Luis Escrivá, explican fuentes de la patronal. Esta posición contundente de toda la confederación refuerza su posición de oposición a cualquier propuesta del Gobierno que incluya una subida de las cuotas empresariales a la Seguridad Social.

Se abre así un nuevo escenario para el Gobierno en el que ya sabe que no podrá contar con el respaldo social para la reforma de las pensiones y que, si quiere contar con el respaldo de una parte de los agentes sociales, tendrá que pactar con los sindicatos.

Foto: Los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez. (EFE/Pool/Emilio Naranjo)

Los dirigentes de la CEOE han mostrado en esta ocasión una oposición sin fisuras a la propuesta del Gobierno. La idea de Escrivá para la equidad intergeneracional es subir las cotizaciones sociales de todos los asalariados en 0,6 puntos, de los cuales, dos tercios los pagarían las empresas y el tercio restante, los propios trabajadores. Este 'sobrecargo' en las cuotas sociales tendría una duración de 10 años, según la propuesta del ministerio, y serviría para recuperar una parte de la hucha de las pensiones perdida en la última década.

La CEOE ha comunicado al Gobierno que no entrará en ningún acuerdo que implique un aumento de la presión fiscal sobre el trabajo. "Aumentar las cotizaciones sociales y hacer que la mayor carga recaiga sobre las empresas tiene efectos negativos sobre el empleo y va en dirección contraria a lo que necesita el sistema público de pensiones", ha lamentado la CEOE en un comunicado. Esto abre un nuevo escenario para el Ejecutivo, que ya sabe que no puede contar con el respaldo de la patronal a menos que cambie radicalmente su propuesta. Algo que a esta hora parece complicado. Además, la patronal critica que esta propuesta del Gobierno no favorece la equidad intergeneracional, sino que "carga todos los esfuerzos sobre los trabajadores actuales y futuros, especialmente sobre los jóvenes".

Este movimiento de la patronal obliga al Gobierno a girar su mirada hacia los sindicatos si quiere que su propuesta cuente, al menos, con el respaldo de una parte de la mesa de negociación. Las conversaciones se reanudarán esta tarde, aunque no habrá reunión física. Los sindicatos confían en retomar la negociación a partir de la propuesta enviada la semana pasada por el ministerio. Esa propuesta fue rechazada por los sindicatos al considerar que la subida de cuotas sería insuficiente para financiar las pensiones de la generación del 'baby boom' y por incorporar la posibilidad de que se recorte el gasto en pensiones a futuro si el déficit del sistema se desvía.

El Gobierno se ha mostrado predispuesto a eliminar de la propuesta cualquier referencia a un ajuste del déficit de las pensiones por la vía del recorte del gasto. Una propuesta que convence a los sindicatos y que centraría todo el mecanismo de equidad sobre los hombros de los trabajadores y las empresas. Este giro abre una posible vía de acuerdo al ministerio con los sindicatos, pero se aleja más de la postura de la CEOE.

Este mecanismo de equidad intergeneracional es una pieza fundamental de la reforma de las pensiones que se está tramitando actualmente en el Congreso. El ministerio se comprometió a cerrar la negociación con los agentes sociales este mismo 15 de noviembre e incorporarlo a la ley por la vía de enmienda. Su objetivo era conseguir el consenso con los agentes sociales, pero ahora ya sabe que la CEOE no participará en un acuerdo que cargue el ajuste del déficit que generará la generación del 'baby boom' en una subida de las cuotas.

Pero el mecanismo de equidad intergeneracional también es un compromiso del Gobierno con la Comisión Europea en el marco de la concesión de las ayudas del plan de recuperación. Bruselas lleva años preocupada por el desequilibrio generacional que se generará como consecuencia de la tasa de sustitución que paga España a sus pensionistas, una de las más altas de Europa. La Comisión ha reclamado a España que busque fórmulas para evitar que todo el coste recaiga sobre los jóvenes. El mecanismo de equidad será la respuesta a esta demanda de Bruselas, aunque está por ver cuál es su diseño definitivo y si cuenta con el respaldo del Congreso para su aprobación.

La cuenta atrás para que el Gobierno acuerde con los agentes sociales el diseño del futuro mecanismo de equidad intergeneracional (MEI) ha entrado ya en el tiempo de descuento. El Ministerio de la Seguridad Social se marcó como fecha tope este lunes 15 de noviembre y la negociación sigue en punto muerto. La patronal ha comunicado al Gobierno que su comité ha rechazado por unanimidad la subida de las cotizaciones sociales que propone el ministro José Luis Escrivá, explican fuentes de la patronal. Esta posición contundente de toda la confederación refuerza su posición de oposición a cualquier propuesta del Gobierno que incluya una subida de las cuotas empresariales a la Seguridad Social.

El redactor recomienda