Es noticia
Menú
Soros señala el camino: sale de las empresas chinas en Wall Street y otros fondos lo siguen
  1. Economía
POR LA PRESIÓN REGULATORIA DE XI JINPING

Soros señala el camino: sale de las empresas chinas en Wall Street y otros fondos lo siguen

El magnate desinvierte en Baidu, Vipshop y Tencent, mientras que Sundheim abandona New Oriental Education & Technology Group y Mandelblatt deja Alibaba

Foto: El inversor George Soros. (Reuters)
El inversor George Soros. (Reuters)

En tiempos de confusión, hay seguir a quien tiene las ideas claras. Y el inversor estadounidense George Soros es una de esas personas. Su fondo de inversión ha decidido salir de las empresas chinas que cotizan en la bolsa de Estados Unidos, en un escenario de fuerte presión regulatoria por parte del gigante asiático. Soros ha mostrado el camino, y los demás lo siguen: Dan Sundheim y Eric Mandelblatt han hecho lo mismo.

El pasado viernes, Bloomberg publicó que Soros Fund Management se había deshecho de una cartera valorada en al menos 318 millones de dólares (unos 270 millones de euros), que había adquirido en marzo durante el colapso de Archegos Capital Management, la 'family office' que administraba los activos personales del magnate coreano Bill Hwang. Aunque la mayor parte (194,3 millones de dólares) pertenecía a acciones del grupo de comunicación estadounidense ViacomCBS, la clave de la operación estaba en la desinversión en otras dos empresas.

Foto: La bolsa de Hong Kong. (Reuters)

Soros vendió por 77 millones su participación en Baidu, el Google chino, y también se desprendió de 46,4 millones en Vipshop, una empresa de comercio electrónico con sede en el país asiático. Ambas compañías cotizan en la bolsa de Nueva York, y ambas se han desplomado este lunes: la primera un 3,86% y la segunda un 4,80%. Además, el magnate también desinvirtió en Tencent, otra tecnológica duramente afectada por las nuevas regulaciones del Gobierno asiático.

Pero esta ha sido solo la última etapa de una tendencia bajista que se extiende durante las últimas sesiones, en un escenario marcado por las advertencias de la SEC, el regulador de los mercados de Estados Unidos, que a finales de julio puso en pausa los registros de salida a bolsa de empresas chinas.

Las exigencias de las autoridades norteamericanas, que requerirán a las cotizadas chinas en el país que informen a los inversores de cómo pueden afectar las regulaciones impuestas por el Gobierno de Xi Jinping, empieza a despertar el recelo de los inversores. Tras el fondo de Soros, otros han seguido el mismo camino.

Foto: Un cartel de Wall Street. (Reuters)

Según Bloomberg, D1 Capital Partners, la firma de inversión dirigida por Sundheim, vendió sus 25 millones de acciones de New Oriental Education & Technology Group, una compañía de servicios educativos privados. Además, Soroban Capital Partners, la empresa de fondos de cobertura cofundada por Mandelblatt, abandonó su participación de 2,06 millones de acciones en Alibaba, el Amazon chino.

Aunque a Estados Unidos han llegado algunas olas, el verdadero tsunami se vive al otro lado del Pacífico, con otra jornada en rojo de la bolsa china protagonizada por la caída en desgracia de unos gigantes tecnológicos que se sienten acosados por la voracidad reguladora del mayor Estado del mundo.

En tiempos de confusión, hay seguir a quien tiene las ideas claras. Y el inversor estadounidense George Soros es una de esas personas. Su fondo de inversión ha decidido salir de las empresas chinas que cotizan en la bolsa de Estados Unidos, en un escenario de fuerte presión regulatoria por parte del gigante asiático. Soros ha mostrado el camino, y los demás lo siguen: Dan Sundheim y Eric Mandelblatt han hecho lo mismo.

George Soros Hedge funds Empresas Inversores
El redactor recomienda