36.400 empresas han abierto desde el fin del estado de alarma, el triple de lo habitual
  1. Economía
78.000 menos que antes de la crisis

36.400 empresas han abierto desde el fin del estado de alarma, el triple de lo habitual

Los registros de la Seguridad Social muestran una intensa apertura de empresas tras la reactivación económica. De las más de 177.000 empresas que cerraron en la pandemia, se han recuperado la mitad

placeholder Foto: El consumo estimula la reapertura de tiendas. (EFE)
El consumo estimula la reapertura de tiendas. (EFE)

Una de las grandes incertidumbres que tenía la crisis del coronavirus era qué pasaría con el tejido productivo nacional. El cierre masivo de empresas durante los meses del ‘gran confinamiento’ auguraba lo peor. Sin embargo, la crisis ha sido más leve de lo esperado y, aunque en España ha sido especialmente grave, su carácter temporal, unido a las políticas de protección de rentas, está permitiendo una salida rápida de la crisis.

El reflejo se percibe, semana a semana, en los registros de empresas con trabajadores que están dadas de alta en la Seguridad Social. Entre los meses de mayo y julio, han abierto 36.400 empresas (35.200 del régimen general). Esta estadística agrega tanto nuevas actividades como aquellas que, después de despedir a todos sus trabajadores durante la pandemia, han recuperado su actividad tras el final del estado de alarma.

Foto: Un hostelero de Benidorm, donde el turismo siempre ha tenido gran importancia. (Sergio Beleña)

Los meses de mayo a julio son habitualmente positivos para los registros de empresas. El motivo: es cuando se prepara la temporada alta para el turismo y reabren muchas empresas que durante el invierno han permanecido cerradas. Otras inician su actividad ante la expectativa del repunte temporal del consumo. Sin embargo, la reapertura en esta ocasión ha sido mucho más intensa. En concreto, durante todo el periodo expansivo que va desde 2013 hasta 2019, la apertura de empresas en estos tres meses, en promedio, fue de 12.500.

Esto significa que este año ha abierto el triple de empresas de lo que es habitual en estos meses de preparación del verano. Y eso a pesar de que la temporada turística generaba importantes dudas por las restricciones a la movilidad internacional de los países emisores de turistas hacia España y por el repunte de casos de la quinta ola del coronavirus.

Sin embargo, el rebote de la actividad tras el estado de alarma ha sido muy intenso y ha fomentado una rápida reapertura de empresas. De hecho, el crecimiento del PIB en el segundo trimestre del año fue del 2,8%, cuatro veces más que el ritmo registrado durante el pasado ciclo expansivo.

El ahorro forzoso acumulado por los hogares durante los meses de confinamiento y las ganas de recuperar la normalidad tras un año de pandemia han provocado un repunte del consumo. Así, la demanda interna ha sido suficiente para estimular la recuperación una vez se levantaron las restricciones. En el segundo trimestre, el consumo de los hogares se disparó casi un 7%, lo que supone el segundo mayor incremento de toda la serie histórica, solo superado por el tercer trimestre de 2020, el de la reapertura económica.

Foto: El turismo de playa vuelve a tirar del empleo. (EFE)

Muchos emprendedores han visto en esta coyuntura el entorno perfecto para iniciar una actividad, o para recuperar la que ya tenían. Con estas 36.000 empresas adicionales, España recupera ya los 1,43 millones de empresas abiertas. Sin embargo, a pesar de la recuperación de las últimas semanas, el país sigue lejos de los niveles previos a la pandemia.

En concreto, el número de empresas activas en julio fue un 5,2% inferior al del mismo periodo previo a la crisis. Se trata del mejor dato registrado desde que comenzó la pandemia y tres puntos menos que en marzo. Aun así, son casi 78.000 empresas perdidas desde el inicio de la pandemia. Desde los mínimos de la crisis, marcados durante los meses del confinamiento, se han recuperado casi 82.000 empresas, lo que supone la reactivación del 51%.

Este dato muestra que queda un camino largo para recuperar los niveles existentes antes de la pandemia. A partir del mes de agosto, el impulso estacional se apagará y en septiembre y octubre muchas empresas de temporada vuelven a cerrar. Será el momento de conocer cuál es la verdadera inercia de la economía española y esto permitirá anticipar cuándo se recuperarán los niveles previos a la pandemia.

Una de las grandes incertidumbres que tenía la crisis del coronavirus era qué pasaría con el tejido productivo nacional. El cierre masivo de empresas durante los meses del ‘gran confinamiento’ auguraba lo peor. Sin embargo, la crisis ha sido más leve de lo esperado y, aunque en España ha sido especialmente grave, su carácter temporal, unido a las políticas de protección de rentas, está permitiendo una salida rápida de la crisis.

Economía Empresas Temporada Alta Seguridad Social
El redactor recomienda