Trabajo y CEOE se enrocan con la reforma laboral y alejan un posible acuerdo
  1. Economía
Se consolida el choque

Trabajo y CEOE se enrocan con la reforma laboral y alejan un posible acuerdo

Las posiciones se atascan en torno a la eliminación de las modalidades de contratación temporal con la amenaza de Trabajo de legislar en solitario al final de año si no hay acuerdo

placeholder Foto: El presidente de CEOE, Antonio Garamendi. (EFE)
El presidente de CEOE, Antonio Garamendi. (EFE)

La negociación para la reforma laboral ha entrado en una fase muy delicada. El Ministerio de Trabajo y la CEOE llevan ya un mes de choque frontal sin mover sus posiciones respecto a la eliminación de modalidades contractuales, y el acuerdo empieza a complicarse. En la reunión celebrada el jueves, las dos partes han vuelto a consolidar sus posturas dentro de sus líneas rojas sin dejar margen a la posibilidad de avances. Se trata, por tanto, de un escenario nuevo para los responsables de Trabajo, que en el último año y medio han mostrado una gran capacidad para llegar a acuerdos.

En esta ocasión, sin embargo, los puntos de partida ya estaban muy alejados y la capacidad de maniobra es muy limitada. En el caso del Ministerio de Trabajo, además, con la agravante de que los sindicatos exigen más avances para derogar la reforma laboral del Partido Popular de 2011.

Foto: El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. (EFE)

La CEOE emitió el jueves un duro comunicado en el que muestra su rechazo frontal a la propuesta de Trabajo, que califica de “inaceptable”. “El texto parece responder a una motivación ideológica sin fundamentos económicos; no tiene en cuenta la realidad del tejido empresarial y de las personas trabajadoras, y, por ello, aboca inevitablemente al desencuentro”, señala la patronal en su comunicado.

Más allá de la oposición a la propuesta actual, la cuestión más relevante es el rechazo de ambas partes a ceder en sus líneas rojas. Trabajo se ha reafirmado en la propuesta enviada a los agentes sociales, explican fuentes del diálogo social. En su opinión, es imprescindible eliminar la mayor parte de los contratos existentes actualmente para prohibir la contratación temporal y orientar a las empresas al empleo indefinido.

Para las empresas, esta solución es inviable, ya que consideran que es imprescindible dar una salida a los sectores con un empleo muy estacional para que puedan ajustar sus plantillas a la carga de trabajo que tengan en cada momento. El ministerio insiste en que la solución a este problema del empleo de temporada son los contratos indefinidos discontinuos, en los que la empresa puede enviar al desempleo a sus trabajadores durante las temporadas bajas.

UGT también ha lamentado el estancamiento de las negociaciones en la mesa de diálogo. “No hemos podido avanzar”, reconoce el sindicato, aunque en su caso carga las culpas contra la patronal, quien “se niega a negociar sobre la propuesta del Gobierno de limitar y sancionar la contratación temporal”.

¿Reforma sin acuerdo?

Durante el último año y medio, el Ministerio de Trabajo y la CEOE han mostrado una gran capacidad de acuerdo en materias muy diferentes: salario mínimo, ERTE, ‘ley rider’ y teletrabajo. Sin embargo, la negociación verdaderamente importante para la patronal, desde el inicio de la legislatura, era la del mercado laboral, y así se está demostrando durante el proceso de diálogo.

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE)

La CEOE ya mostró su rechazo a las exigencias de los sindicatos durante la etapa de Magdalena Valerio al frente del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. En ese momento, inicios del año 2019, CCOO y UGT reclamaron al Gobierno que legislara en solitario ante la imposibilidad para llegar a un acuerdo. Y eso que en aquella ocasión la posición del ministerio era más conservadora que la actual, sin llegar a proponer la eliminación de casi todas las modalidades contractuales vigentes.

En esta ocasión, la amenaza para la CEOE vuelve a ser la misma: que el Gobierno legisle sin acuerdo en el diálogo social. Ello implicaría que los sindicatos aumentarían sus exigencias al ministerio para ir más lejos en la reforma, ya sin el ‘lastre’ de tener que pactar con la patronal.

La vicepresidenta Yolanda Díaz ya advirtió, durante la presentación de los compromisos adquiridos con la Comisión Europea, de que aprobará la ‘contrarreforma laboral’ este año. Sí o sí. Y si no hay acuerdo en el diálogo social, se tramitará el real decreto-ley sin acuerdo. Un órdago que está bien presente en la CEOE. Sin embargo, la patronal no cederá a la propuesta actual del ministerio, explican fuentes a este diario. De momento, está resistiendo y la negociación se está complicando para todas las partes.

La negociación para la reforma laboral ha entrado en una fase muy delicada. El Ministerio de Trabajo y la CEOE llevan ya un mes de choque frontal sin mover sus posiciones respecto a la eliminación de modalidades contractuales, y el acuerdo empieza a complicarse. En la reunión celebrada el jueves, las dos partes han vuelto a consolidar sus posturas dentro de sus líneas rojas sin dejar margen a la posibilidad de avances. Se trata, por tanto, de un escenario nuevo para los responsables de Trabajo, que en el último año y medio han mostrado una gran capacidad para llegar a acuerdos.

Ministerio de Trabajo Trabajo Sindicatos Reforma laboral CCOO CEOE
El redactor recomienda