La OCDE vuelve a mejorar sus previsiones para la economía global por las vacunas
  1. Economía
Por el empuje de EEUU y China

La OCDE vuelve a mejorar sus previsiones para la economía global por las vacunas

El avance de las estimaciones se centra en los países desarrollados, donde la vacunación avanza a mejor ritmo, sin embargo, se frena en los países que sufren más rebrotes

placeholder Foto: El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría. (Reuters)
El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría. (Reuters)

Las vacunas son un gran motivo de esperanza para la economía global, pero también son un riesgo si no llegan rápidamente a los países menos desarrollados. Si la solidaridad (o la búsqueda de la eficiencia económica) consigue acelerar el proceso de vacunación y llevarlo a todo el mundo, tendremos por delante dos de los años de mayor crecimiento económico de las últimas décadas. Sin embargo, estas buenas perspectivas económicas podrían desvanecerse si la pandemia no se controla rápidamente y se multiplica el riesgo de que surjan nuevas variantes del virus.

Estas son las principales conclusiones del informe de actualización de las previsiones económicas que ha publicado este lunes la OCDE. El organismo de países desarrollados confía en que los avances que ha conseguido la ciencia puedan llegar a todos los rincones del mundo. En su opinión, no solo es lo más justo en términos de solidaridad entre países, también es la política económica más eficiente. Cuanto antes se levanten todas las restricciones, mayor será la recuperación. Pero, además, la menor exposición al virus reduce de forma drástica el riesgo de mutaciones que puedan ser inmunes a las vacunas. “El coste económico y social de mantener las fronteras cerradas supera el coste de producir las vacunas y suministrarlas para que estén disponibles en todos los países”, explica el organismo.

Foto: Una oficina de empleo, en Madrid. (EFE)

La OCDE ha vuelto a mejorar sus previsiones económicas, mostrando una vez más cómo sus estimaciones han variado en función de la confianza de cada momento. A finales de 2020, el mundo estaba inmerso en la segunda ola del virus, lo que llevó al organismo a prever un rebote muy leve en 2021. Este pesimismo lo corrigió en las previsiones de marzo y ahora repite esta revisión al alza elevando en dos décimas la previsión de crecimiento global para este año y en cuatro la de 2022. En total, el organismo anticipa un crecimiento del 5,8% y del 4,4% respectivamente.

Eso significa que la economía global volverá ya este año a los niveles de producción existentes antes de la pandemia. Esta recuperación tan intensa es consecuencia del crecimiento de las dos grandes potencias globales, Estados Unidos y China, que salen de esta crisis claramente fortalecidas. Por el contrario, Europa va con un importante retraso y el resto del mundo emergente y subdesarrollado todavía está en un grave riesgo por el descontrol de la pandemia, especialmente en India y Latinoamérica.

En este contexto, la OCDE señala que “la recuperación global se fortalecerá a medida que se generalice el despliegue de la vacunación”. Si se cumplen las previsiones del organismo, en los próximos meses se registrarán algunas de las tasas de crecimiento más intensas de las últimas décadas. Sin embargo, este crecimiento será insuficiente para alcanzar las previsiones que existían antes de la pandemia, lo que significa que la mayoría de los países no conseguirán cerrar el gap de producción ni siquiera en 2022. Entre los pocos que sí lo conseguirán están Estados Unidos y China, lo que muestra que ambos sí salen fortalecidos de la crisis.

Por el contrario, entre los peores se sitúa España, que estará en 2022 un 3% por debajo de las estimaciones existentes antes de la pandemia, una brecha que multiplica por tres la del conjunto de la eurozona. La OCDE revisó la semana pasada las previsiones de la economía española, por lo que en este informe no ha realizado más cambios. Anticipa que el país crecerá un 5,9% este año y un 6,3% en 2022. España será el país de la eurozona que más crecerá este año, superando en una décima a Francia, según el organismo. Sin embargo, este buen dato queda ensombrecido por la profundidad de la recesión de 2020, que fue la más grave de toda Europa, y que explica por qué el rebote va a ser tan intenso.

El conjunto de la eurozona crecerá un 4,3%, liderada por los países más turísticos, que empezarán a recuperarse con intensidad a partir del verano. Alemania, por el contrario, registrará un crecimiento más moderado, del 3,3%.

La recesión que sufrió Europa en 2020 duplicó la de Estados Unidos (-6,7% vs. -3,5%). Sin embargo, en 2021 su rebote también será menos intenso. La economía estadounidense crecerá un 6,9%, una recuperación brillante que está espoleada por el elevado ritmo de vacunación registrado desde el inicio del año. Eso significa que a mediados de este año EEUU ya estará en niveles de PIB previos a la crisis. La OCDE ha mejorado en 0,4 puntos su previsión de crecimiento para este año y la ha recortado en 0,4 puntos para el próximo. Esto es, trae a 2021 una parte de la recuperación esperada para 2022 gracias al buen ritmo de la vacunación y del empleo.

La peor parte en estas previsiones se la lleva la India, que lleva varias semanas en una situación dramática de contagios y fallecimientos por covid-19. A pesar de todo, la OCDE considera que el país registrará un rebote del 9,9% este año, lo que son nada menos que 2,7 puntos menos que su estimación anterior.

Previsión de crecimiento Economía Informe OCDE
El redactor recomienda