Gentiloni, sobre los planes de recuperación: "Hay que hacer de esto una misión nacional"
  1. Economía
Entrevista con el comisario de Economía

Gentiloni, sobre los planes de recuperación: "Hay que hacer de esto una misión nacional"

El comisario europeo de Economía pide implicar a todos los actores para “ser ambiciosos en la absorción de los fondos” y hacer del plan de recuperación “una misión nacional”

placeholder Foto: El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, atiende a los medios en una rueda de prensa en Bruselas. (Reuters)
El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, atiende a los medios en una rueda de prensa en Bruselas. (Reuters)

Horas después de que la Comisión Europea haya hecho públicas sus previsiones de primavera, en las que mejora el crecimiento de la economía española para 2021 hasta el 5,9% y para 2022 hasta el 6,8%, Paolo Gentiloni, comisario de Economía, asegura en una entrevista con un grupo de cuatro medios europeos, entre ellos El Confidencial, que ahora el reto será “cómo mantener este crecimiento para hacerlo duradero y sostenible”. Para ello, afirma, es vital que los planes de recuperación financiados con fondos europeos, los 'Next Generation EU' se conviertan en una "misión común nacional".

Sobre el crecimiento de los dos próximos ejercicios, planean la puesta en marcha del fondo de recuperación y la ejecución de los planes nacionales de reforma que los Estados miembros tienen que enviar a Bruselas. “Los planes que hemos recibido antes del 30 de abril, dentro de la fecha límite indicativa, son planes que de forma amplia son coherentes con nuestra estrategia y nuestros objetivos, no están en contradicción”, ha señalado Gentiloni, que ha explicado que no puede hablar del fondo de los planes porque están siendo analizados ahora.

Al ser preguntado por la implicación de los parlamentos nacionales, empresas, autoridades locales y agentes sociales en el diseño de los planes nacionales de reforma, el político socialdemócrata italiano ha dejado clara la necesidad de contar con el mayor consenso posible. Un deseo que contrasta con las quejas de algunas formaciones políticas en España, incluida Unidas Podemos, que critican que el Gobierno ha mantenido las negociaciones del plan al margen al Congreso de los Diputados y las autoridades autonómicas y regionales. “Políticamente, habiendo tenido muchos contactos con los parlamentos nacionales, autoridades locales y empresas, por supuesto, si queremos ser ambiciosos en la absorción de estos planes y su implementación, tenemos que hacer de esto una misión común nacional. Es difícil hacer cosas tan ambiciosas sin una buena cooperación y una buena contribución de los parlamentos, autoridades locales y los actores sociales”, explica Gentiloni.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

El comisario advierte, en cualquier caso, de que la Comisión no puede exigir a los Gobiernos que incluyan a otros actores en la negociación. “Formalmente, no tenemos ninguna regulación que diga que tenemos que imponer a los gobiernos la aprobación parlamentaria”, ha explicado Gentiloni, a pesar de que en la regulación del fondo de recuperación sí que se solicita a los gobiernos que impliquen a todas las partes interesadas. “A las autoridades locales, parlamentos nacionales y actores sociales, y pedimos junto a la presentación del plan información sobre cómo se ha procedido a esa implicación”.

El objetivo es que algunos de los primeros planes estén aprobados a finales de junio. “Eso significa intentar no utilizar al completo los dos meses [tiempo que la regulación contempla para que la Comisión haga su análisis], y puedo imaginar que el Consejo también recortará el tiempo con que cuenta para su decisión”, que es de un mes, ha señalado. Por ahora, la presidencia portuguesa ha convocado un primer encuentro de ministros de Finanzas para el 18 de junio en el que pretenden aprobar un primer paquete de planes. La Comisión Europea tiene poco tiempo por delante. “Es un reto, porque no solamente tenemos que bajar al detalle de estos planes, con cientos y cientos de páginas, es que tenemos que convertirlos en textos legales para ser propuestos al Consejo”, ha explicado.

El comisario italiano ha comentado también las diferencias entre las estimaciones del Gobierno y las de la Comisión Europea. El Ejecutivo español es más optimista: espera un crecimiento del 6,5% en 2021 y del 7% en 2022. El italiano señala que eso se debe a que Bruselas cree que la absorción de los fondos será algo más lenta de lo que espera el Gobierno. “Si miras algunas ligeras diferencias entre las estimaciones del Gobierno y las de la Comisión, estas están conectadas a la cautela por nuestro lado sobre cómo de rápido puede producirse el gasto conectado a los proyectos financiados con subvenciones europeas, con cómo de rápido puede producirse ese proceso. Por eso, a pesar de que somos muy positivos sobre las previsiones para España, somos más cautelosos que el Gobierno en la velocidad de uso de estas subvenciones”, ha afirmado Gentiloni.

Foto: (Reuters)

A diferencia del Gobierno italiano, que ha repartido las subvenciones a las que tiene derecho a lo largo de varios ejercicios, Moncloa ha apostado por adelantarlas todas a los próximos años con el objetivo de generar un 'shock' que reviva la economía rápidamente. “La diferencia [entre las previsiones de crecimiento de España e Italia] es que el crecimiento negativo español fue bastante mayor en 2020 respecto al italiano. Y al mismo tiempo, a un nivel más técnico, el Gobierno español ha hecho un gran esfuerzo para adelantar la parte de subvenciones del plan nacional de recuperación, concentrando una parte sustancial de estas subvenciones en 2021 y 2022. Este no es el caso de Italia”, ha explicado. El Gobierno liderado por el primer ministro Mario Draghi ha tomado otra estrategia en la que “las subvenciones están más repartidas a lo largo del tiempo, entiendo que por cautela respecto a la absorción”.

Y es que uno de los grandes retos que afronta la economía española es absorber los casi 70.000 millones de euros que recibirá en forma de subvenciones en los próximos años. En las estimaciones publicadas este miércoles, la Comisión Europea señalaba que espera que España, Francia y Alemania hayan absorbido el 50% de su asignación del fondo de recuperación ya en 2022. Gentiloni admite que no será un trabajo sencillo, como demuestra que la Comisión sea algo más pesimista que el Gobierno en la capacidad de absorber fondos ya este mismo ejercicio. Además, explica el italiano, “la intención del Gobierno, mientras trabajaba en el plan, era, en la medida de lo posible, adelantar el uso de los fondos en forma de subvenciones y no usar, al menos por el momento, la parte de créditos de la facilidad. Y eso, por supuesto, es un reto dentro del reto”.

placeholder Paolo Gentiloni, comisario de Economía. (Reuters)
Paolo Gentiloni, comisario de Economía. (Reuters)

Riesgo de divisiones

Uno de los asuntos que están en la mirilla de la Comisión Europea son las crecientes divergencias entre Estados miembros, que se podrían haber acrecentado con la crisis provocada por el coronavirus. “Ese riesgo no ha desaparecido y tendremos una recuperación a distintas velocidades, pero diría que, mirando los números presentados este miércoles y mirando el vaso medio lleno, el hecho es que el ritmo de crecimiento sea más fuerte en los países que están más en riesgo de esa divergencia”, como por ejemplo España e Italia.

Hablando especialmente del caso italiano, pero también del español, Gentiloni ha señalado que hay que mirar más allá del fuerte rebote económico que se espera. “Nuestro reto es lograr que además del rebote consigamos un crecimiento fuerte y duradero, quizá no a este nivel, pero sí a un ritmo mayor que el de los últimos 20 años, y eso depende mucho de los planes nacionales”.

placeholder Gentiloni, junto a la vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño. (EFE)
Gentiloni, junto a la vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño. (EFE)

Alta deuda

Otro de los asuntos de los que ha hablado Gentiloni es el alto nivel de deuda pública que afrontan muchos países europeos, entre ellos, España. “Debemos evitar dos errores respecto a la alta deuda. Por un lado, sería olvidarlo: decir que el problema ahora mismo está cancelado, que lo hemos dejado apartado. Bueno, creo que esto no sería muy inteligente. El segundo error que deberíamos evitar es obtener conclusiones erróneas de la existencia de una alta deuda”, en otras palabras, un ajuste demasiado rápido.

Uno de los aspectos más relevantes es la modificación de las normas fiscales europeas. “Tenemos que añadir a todas las discusiones que ya teníamos sobre las normas fiscales un par de problemas nuevos y sustanciales, uno es el nivel de deuda medio y otro es la enorme necesidad de inversión pública que tendremos en los próximos años si vamos en serio respecto a nuestros objetivos en transformación digital y verde. Dentro del tratado, nuestra misión será hacer las normas fiscales compatibles con la realidad, acordadas y ejecutables. Necesitaremos mucho consenso, pero creo que si la realidad cambia, tendremos que cambiar algo, por supuesto, dentro de nuestros tratados. No será fácil, pero será necesario”, ha señalado Gentiloni.

Foto: Líderes europeos discuten durante una cumbre en julio. (EFE)

Sobre la posibilidad de que el fondo de recuperación sea permanente, Gentiloni ha insistido en que “esta idea es por una vez, está muy claro en todas las regulaciones, no hay duda al respecto”. "Pero sabemos que si este mecanismo funciona, y somos capaces de que sea la herramienta que necesitamos para reforzar nuestro crecimiento sostenible, y si somos capaces de crear los recursos propios necesarios para pagar esta deuda, este éxito podría justificar una discusión, no para hacer que sea permanente, pero sí para abordar de forma común retos comunes, como hemos hecho con la pandemia", ha explicado.

“Sabiendo cómo se ha construido el proyecto europeo en los últimos 60 años, sabemos que las cosas que funcionan pueden tener su lugar en la construcción europea. Si no tenemos éxito, si no funciona, si no tenemos recursos para devolverlo, nadie volverá a levantar la mano y decir que deberíamos abordar un determinado problema de forma conjunta, pero si tenemos éxito, esto quizá se pueda hacer”, ha subrayado.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Paolo Gentiloni Previsión de crecimiento Comisión Europea Primavera Moncloa Mario Draghi
El redactor recomienda