El consumo repunta en el inicio de marzo tras el levantamiento de las restricciones
  1. Economía
La hostelería sigue hundida

El consumo repunta en el inicio de marzo tras el levantamiento de las restricciones

Por primera vez desde las pasadas Navidades, se registra un crecimiento interanual en las ventas con tarjetas de crédito. Una vez más, el consumo reacciona rápido si se levantan las restricciones

placeholder Foto: Fotografía de la calle Preciados de Madrid a finales de febrero. (EFE)
Fotografía de la calle Preciados de Madrid a finales de febrero. (EFE)

Las severas restricciones impuestas por las comunidades autónomas en el inicio de año van camino de provocar una recaída del PIB en el primer trimestre del entorno del 1%. En las últimas semanas de enero y las primeras de febrero, se registró un desplome del consumo como no se producía desde el gran confinamiento, con descensos de las ventas con tarjetas de crédito que alcanzaron el 12% en tasa interanual (comparados con la misma semana de 2020). Sin embargo, la noticia positiva es que la recaída del consumo se superó rápidamente al inicio del mes de marzo una vez se han levantado una parte de las restricciones.

Según los registros de CaixaBank de compraventas con tarjetas de crédito y terminales TPV, las compras presenciales crecieron en la primera semana de marzo un 2% respecto a la misma semana del mes anterior. Se trata del primer avance registrado desde las Navidades y uno de los pocos experimentados desde el inicio de las restricciones de la segunda ola, en octubre.

Foto: Aspecto de las terrazas en la plaza Mayor de Madrid en febrero. (EFE)

El repunte del consumo una vez se han levantado las restricciones muestra que los hogares mantienen voluntad de gasto y que una gran parte del ahorro acumulado durante estos meses es forzoso, ya sea por las restricciones en sí mismas o por el miedo a contagiarse. Aún es pronto para anticipar cómo se comportará el consumo en lo que resta de mes, pero si se mantiene esta senda de recuperación, indicará que los hogares mantienen unas expectativas optimistas de cara a la evolución de la economía en los próximos meses. La confianza en las vacunas se mantiene y es la mayor esperanza de cara a la recuperación económica a partir del verano.

Es importante tener en cuenta que la pandemia ha cambiado los patrones de consumo y las tarjetas de crédito están sustituyendo al dinero físico a gran velocidad. Eso significa que seguramente las ventas de marzo todavía no sean superiores a las del año pasado, ya que están infladas por este cambio de las formas de pago. De hecho, las retiradas en cajeros automáticos están todavía un 11% por debajo de las del mismo periodo del año anterior. En cualquier caso, tanto las retiradas de efectivo como las compras con tarjetas están mejorando en las últimas semanas, lo que indica una clara aceleración de la economía en cuanto se han levantado las restricciones.

Además, el comercio electrónico sigue en pleno crecimiento, desplazando lentamente a las compras presenciales. Según los registros de CaixaBank, en la primera semana de marzo, las ventas electrónicas fueron un 14% superiores a las del mismo periodo del año anterior. Además, las compras 'online' compensan la caída de ventas con efectivo. En total, si se agregan las compras presenciales con tarjetas, las ventas 'online' y las retiradas en cajeros, la variación interanual fue del -1%, lo que supone el mejor dato registrado desde septiembre.

Los datos registrados por BBVA son similares a los de CaixaBank, lo que muestra una clara aceleración del consumo, aunque en su caso las cifras están disponibles hasta la última semana de febrero. Las compras totales se mantuvieron en línea con las del mismo periodo del año anterior, con el comercio online creciendo a ritmos del 10% y las ventas presenciales registrando una caída del 3%.

La hostelería sigue hundida

Las buenas noticias del gasto de las familias se circunscriben a las compras de bienes de primera necesidad (básicamente supermercados) y tiendas minoristas. Esto es, el comercio. En el caso de las tiendas ‘retail’, las compras presenciales con tarjeta crecieron un 5%: se trata del primer avance registrado desde la primera semana de octubre si se descuenta el crecimiento de la semana de los Reyes Magos. Parte de esta subida será consecuencia de compras pospuestas en las últimas semanas. En cualquier caso, su reactivación es una buena noticia, ya que es una señal más de que la demanda que se está embalsando es consecuencia de las restricciones y no tanto del ahorro precautorio.

Foto: La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, rodeada por sus consejeros. (EFE)

Sin embargo, la hostelería sigue en una situación dramática que, aunque ha mejorado en las últimas semanas, se mantiene bajo mínimos. Las compras con tarjetas en ocio y restauración cayeron un 19% en la primera semana de marzo respecto al mismo periodo del año anterior. Ya no es el descenso del 48% de las peores semanas de la tercera ola, pero sigue muy lejos de normalizarse. En cuanto al gasto de tarjetas nacionales en turismo (alojamientos y agencias de viajes) en marzo se mantenía todavía casi un 40% por debajo de los niveles previos a la crisis.

Estos datos confirman que aunque el consumo mejore y se levanten algunas restricciones, la hostelería y el turismo siguen inmersos en el drama. De ahí la necesidad que tienen las empresas del paquete de ayudas que aprobará este viernes el Consejo de Ministros y que asciende a 11.000 millones de euros. La situación de la hostelería y el turismo apenas mejorará en las próximas semanas, ya que las restricciones a la movilidad entre comunidades autónomas se mantendrán al menos hasta después de la Semana Santa. El sector ya descuenta que perderán toda la campaña de primavera y esperan que no pase lo mismo con el verano. Todo dependerá del proceso de vacunación, pero, por el momento, las cifras no son halagüeñas.

Economía Hogares Hostelería Comercio minorista
El redactor recomienda