Biden y Von der Leyen firman una tregua en el pulso por el caso Airbus-Boeing
  1. Economía
suspensión arancelaria de cuatro meses

Biden y Von der Leyen firman una tregua en el pulso por el caso Airbus-Boeing

La presidenta de la Comisión Europea y el de Estados Unidos hablan por teléfono y acuerdan una tregua arancelaria en el litigio por el caso Airbus-Boeing

placeholder Foto: La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. (Reuters)
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. (Reuters)

La Unión Europea quiere un “nuevo comienzo” con los Estados Unidos del presidente Joe Biden. En todos los ámbitos: defensa y seguridad, exteriores, cooperación en la defensa del multilateralismo y, por supuesto, en comercio, uno de los terrenos en los que más han sufrido las relaciones transatlánticas durante el periodo de Donald Trump en la Casa Blanca.

Este viernes Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, y el presidente Biden, han aprovechado una llamada telefónica para intentar escenificar ese “nuevo comienzo” pactando una tregua arancelaria de cuatro meses en el histórico pulso entre la Unión Europea y Estados Unidos por el caso de Airbus y Boeing. Es un caso cruzado: la Organización Mundial del Comercio (OMC) permitió a Washington imponer aranceles por valor de hasta 7.500 millones de dólares a la Unión Europea por subvencionar de forma ilegal a Airbus, y poco tiempo después la OMC autorizó a la Unión a hacer lo propio con Estados Unidos por valor de unos 4.000 millones de dólares por sus ayudas ilegales a Boeing. Este caso, sin embargo, no es una herencia de la presidencia de Trump: tiene ya unas dos décadas de recorrido.

Foto: (Reuters)

“Como símbolo de este nuevo comienzo, el presidente Biden y yo acordamos suspender todas nuestras tarifas impuestas en el contexto de las disputas Airbus-Boeing, tanto en productos aeronáuticos como no aeronáuticos, por un período inicial de 4 meses”, ha señalado la presidenta del Ejecutivo comunitario en un comunicado este viernes por la tarde.

“Este es un importante paso adelante. Marca un reinicio en nuestra relación con nuestro socio más grande y económicamente más importante”, ha celebrado Valdis Dombrovskis, vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea a cargo de Comercio. “La eliminación de estos aranceles es beneficiosa para ambas partes, en un momento en que la pandemia está perjudicando a nuestros trabajadores y nuestras economías. Esta suspensión ayudará a restablecer la confianza y, por lo tanto, nos dará el espacio para llegar a una solución negociada integral y duradera. La relación comercial es importante no solo para las dos partes, sino también para el comercio mundial en general”, ha señalado el letón.

Para España esta medida se traduce en el fin, al menos durante 4 meses, de unos aranceles que penalizaban de forma especial a la industria agrícola española, que afrontaba unos aranceles de hasta el 25% como parte de las represalias que la OMC autorizó contra la Unión Europea.

El movimiento de Biden se enmarca en un reinicio de las relaciones a nivel global entre Estados Unidos y sus aliados más tradicionales. Este mismo jueves Washington y Londres anunciaron este mismo movimiento: la suspensión de aranceles entre EEUU y Reino Unido por el caso Airbus-Boeing.

Foto: Joe Biden, durante su discurso de investidura en Washington DC. (EFE)

La presidenta de la Comisión Europea ha propuesto además al presidente americano “una nueva asociación (económica) arraigada en los valores y principios compartidos”. Von der Leyen y Biden han discutido sobre otros elementos de la relación transatlántica, como por ejemplo es la cooperación en materia de cambio climático o en asuntos de exteriores y de seguridad.

Para la Unión Europea la reactivación de las relaciones con Estados Unidos ha pasado a ser un elemento fundamental de la agenda del futuro cercano. En algunas capitales roza la impaciencia. El equipo de Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, se mantiene en contacto con la Casa Blanca con el objetivo de invitar a Biden cuanto antes a una cumbre de líderes que se pueda celebrar de forma presencial.

Foto: Joe Biden, en una fotografía de archivo.

En cualquier caso, la UE y EEUU mantienen posturas muy diferentes en algunos aspectos clave que van a seguir dificultando las relaciones transatlánticas. Uno de ellos es, por ejemplo, la relación con China, algo a lo que Von der Leyen no hace referencia en su comunicado, pero que es una prioridad para Washington. Sin embargo, los Veintisiete no tienen una postura común sobre cómo abordar el reto que plantea Pekín, y son muchos los Estados miembros que no quieren ser una prolongación de la política exterior americana.

Boeing
El redactor recomienda