Los grandes países europeos están ya en contracción o recesión por los rebrotes
  1. Economía
Según las estimaciones de Bruselas

Los grandes países europeos están ya en contracción o recesión por los rebrotes

El año 2021 será el de la recuperación económica, pero no de momento. La Comisión Europea anticipa una caída del PIB en el inicio del año y retrasa la vuelta del crecimiento al segundo semestre

placeholder Foto: Imagen de la Torre Eiffel de París. (Reuters)
Imagen de la Torre Eiffel de París. (Reuters)

El cierre de 2020 y este inicio de 2021 están confirmando la gran derrota económica de Europa en esta pandemia del coronavirus. Mientras las principales economías desarrolladas mantienen un crecimiento positivo y China ha recuperado los niveles de actividad previos a la crisis, el continente europeo encara una segunda recesión. Los malos datos del PIB del cierre de año se verán agravados en este inicio de 2021. Así lo muestran los primeros datos mensuales publicados hasta la fecha, que han obligado a la Comisión Europea a anticipar una nueva caída del PIB en el primer trimestre del año. Según sus cifras, la eurozona sufrirá una contracción del 0,9%, entrando así en recesión.

Bruselas anticipa una contracción de la actividad en casi todos los países europeos. En la zona del euro solo se salvan Finlandia y Bélgica, cuya economía está estancada. El resto, todos sufrirán un descenso del PIB en el inicio del año, según sus previsiones. Los datos son especialmente malos en el centro de Europa, ya que está sufriendo con especial dureza el golpe del virus en las últimas semanas, lo que ha forzado a aprobar duras medidas de restricción de la actividad. La Comisión anticipa una caída del PIB para Francia, Alemania y los Países Bajos superior al 1%. Si bien es cierto que en esta crisis las previsiones siempre están sujetas a una elevada incertidumbre, a estas alturas del trimestre las estimaciones son ya mucho más certeras. “La actividad económica en el inicio de 2021 es posible que se haya visto afectada por los rebrotes de la pandemia, la reintroducción generalizada de medidas de contención e incertidumbres adicionales sobre las nuevas variantes del virus”, señala la Comisión Europea en su informe de actualización de las previsiones.

Foto:
La cuesta de enero más empinada desde 2013
Javier G. Jorrín Carlos Muñoz Laura Martín Luis Rodríguez Pablo López Learte

Salvo que el mes de marzo sea sorprendentemente positivo, todo apunta a que Europa sufrirá una recaída en el inicio del año, ampliando su brecha con Estados Unidos y China. En muchos de estos países, esta contracción supondrá entrar técnicamente en recesión (dos trimestres consecutivos en negativo). Es el caso, por ejemplo, de Francia, que en el cuarto trimestre de 2020 ya sufrió una caída del 1,3% y que podría repetir en el inicio de 2021.

En esta ocasión, la caída será más leve en los países del sur de Europa, cuyas restricciones también han sido más laxas en el inicio de año. Para España la Comisión anticipa un descenso del PIB del 0,4%, idéntico al de Italia. Los datos conocidos hasta la fecha dan por buenos estos números. Es el caso, por ejemplo, de las ventas con tarjetas de crédito en el inicio de año.

Después del buen dato de diciembre, durante la temporada navideña, la campaña de rebajas de enero ha sido un fracaso generalizado. Según los datos de operaciones con tarjetas de crédito y ventas con TPV recogidos por CaixaBank, en diciembre las operaciones (incluye reintegros en los cajeros) fueron un 4% inferiores a las del mismo mes del año anterior. En enero, la caída ascendió al 5%, pero los datos por semanas muestran que el inicio del ejercicio fue muy positivo, con un aumento de las ventas del 6%, pero que rápidamente se torcieron registrando un descenso interanual en la última semana del mes del 12%. Y en el inicio de febrero, la caída se sitúa en el entorno del 8%, en una clara señal de recaída de la demanda de los hogares.

Foto: Las restricciones han forzado el cierre de la cafetería histórica Hontanares, de Madrid. (EFE)

Los datos del PMI compuesto del mes de enero también apuntan a esta recaída del PIB, en España y también en Europa. Este indicador mide la situación de las empresas a través de la encuesta mensual que hace Markit a los gestores de compras de las empresas. Los resultados muestran una contracción en la actividad de las empresas generalizada. En el conjunto de la eurozona, este indicador se situó en 47,8 puntos, por debajo de 50 que es el umbral que separa la expansión de la contracción.

Este indicador fue especialmente malo en España, cayendo hasta el nivel de 41,7 puntos. Un dato muy negativo que refleja la caída de la facturación en el sector servicios por la vuelta de las restricciones y el deterioro de las expectativas ante las dificultades de la campaña de vacunación. Además, con los datos de afiliación del inicio de año y la subida del número de trabajadores en ERTE, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) prevé una caída del PIB del 0,7% en los tres primeros meses del año.

España evitó la contracción del PIB en el último trimestre de 2020, con un crecimiento pírrico del 0,4%, gracias a dos motivos fundamentalmente. El primero, que el inicio del trimestre (octubre) fue claramente mejor que el inicio del tercer trimestre (julio), lo que sentó una base muy positiva para el periodo. El segundo, que el comercio registró una campaña navideña muy favorable, en gran medida por la relajación de las medidas de confinamiento. El problema es que estos dos factores juegan ahora en contra del dato del PIB del inicio del año. El primer trimestre ya está perdido y la preocupación ahora es qué pasará en el segundo trimestre del año, si habrá cuarta ola del virus y si será posible empezar a levantar las medidas de distanciamiento antes del verano.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
PIB Recesión Comisión Europea
El redactor recomienda