El FMI da un fuerte recorte a la previsión de crecimiento de España por los rebrotes
  1. Economía
La recuperación se congela

El FMI da un fuerte recorte a la previsión de crecimiento de España por los rebrotes

Anticipa una recaída del PIB del 0,4% en el último trimestre de 2020. La recuperación se retrasa y el Fondo estima ahora que España no volverá al PIB precrisis antes de 2023

placeholder Foto: La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, en una imagen de archivo. (EFE)
La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, en una imagen de archivo. (EFE)

Las restricciones a la actividad y la movilidad aprobadas desde noviembre no han conseguido frenar la pandemia, pero sí a la economía. Europa se encuentra en una situación muy delicada, con una recaída de la actividad que retrasará la recuperación hasta la segunda mitad del año, cuando el proceso de vacunación esté muy avanzado. El Fondo Monetario Internacional ha dado un gran recorte a sus previsiones de recuperación para Europa, con un golpe especialmente duro para España.

El organismo ha actualizado su cuadro de previsiones en el marco del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) confirmando que el goteo de malos datos ha terminado por doblegar la curva de la recuperación. El FMI ha recortado en 1,3 puntos su previsión de crecimiento de España para 2021 respecto a las que hizo hace tres meses. El país se lleva el segundo mayor ‘tijeretazo’ en la previsión de recuperación de todas las economías analizadas, solo mejor que Italia.

Foto: El ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá. (Efe)

La línea de recuperación que dibuja el FMI no es en V, sino que prevé una recaída de la actividad como consecuencia de la segunda ola y que se prolongará como consecuencia de la tercera ola. El organismo calcula que el PIB español habría caído un 0,4% en el último trimestre del año (el INE publicará el dato avanzado el viernes), un mal presagio para el inicio del año, ya que es cuando las restricciones se están multiplicando. Esto retrasa de forma definitiva la recuperación, que no llegará hasta que la situación sanitaria no se normalice.

Los malos datos del inicio de año obligan a revisar a la baja las previsiones para el conjunto del año. Ahora, el FMI proyecta un crecimiento para España del 5,9%, un dato que se aleja ya mucho del cuadro macroeconómico del Gobierno que prevé un crecimiento del 9,8%. Aunque el crecimiento acumulado en el año será intenso, el motivo no es otro que la comparativa con los datos tan malos de 2020, especialmente los del segundo trimestre. Sin embargo, el retraso de la recuperación condena a España a un largo camino para volver a los niveles de PIB previos a la crisis. El FMI estima que en el cuarto trimestre de 2022 el nivel de actividad en España seguirá siendo un 1,5% inferior al existente antes de la pandemia.

Según el FMI no será hasta 2023 cuando España consiga volver a los niveles de PIB precrisis. Esto deja un camino largo de recuperación que estará sujeto a graves riesgos, derivados de la incertidumbre de las vacunas y de posibles daños estructurales sobre la oferta o la demanda. Los países del centro y norte de Europa volverán a los niveles previos a la crisis a lo largo del año 2022. Por el contrario, Italia y Reino Unido, como España, tendrán que esperar un año más para lograrlo. Está por ver si esta prolongación de la crisis no genera efectos estructurales negativos sobre las economías más retrasadas, entre las que se encuentra España. En la crisis de 2008, el golpe sobre el PIB fue tan profundo precisamente por la duración de la crisis.

Según el FMI no será hasta 2023 cuando España consiga volver a los niveles de PIB precrisis

En su actualización de las previsiones, el FMI ha recortado el crecimiento proyectado para Europa, con una rebaja de 1 punto para el conjunto de la eurozona. Sin embargo, ha mejorado las proyecciones para el resto de economías avanzadas, entre las que destacan EEUU, con una revisión al alza de 2 puntos y Japón, con una mejora de 0,8 puntos. Estos datos del FMI muestran el resultado dispar de las estrategias sanitarias entre las diferentes economías avanzadas.

Europa está inmersa en una recaída como consecuencia del fracaso en la lucha contra el virus: las restricciones llevan meses vigentes, lastrando a la economía, pero sin dar resultados en la lucha contra el virus. “La revisión a la baja de las previsiones para la eurozona reflejan la ralentización de la actividad a finales de 2020 y que se prevé que continúe en el inicio de 2021 por el avance de los contagios y los nuevos confinamientos”, explica el FMI.

El Fondo explica que esta variedad de previsiones para Europa frente a Estados Unidos o Japón es consecuencia de las “diferencias existentes entre países en la respuesta de la sanidad pública a las infecciones, la flexibilidad y la adaptabilidad de la actividad económica a la baja movilidad”.

En este entorno todavía complicado, el FMI recomienda a los países mantener con decisión las políticas expansivas aprobadas hasta ahora, tanto en materia fiscal como monetaria. “Las políticas deben ofrecer un soporte efectivo hasta que la vacuna logre un camino sólido hacia la normalización de la actividad y limite el daño persistente de la profunda recesión del último año”. Sin embargo, a medida que pasen los meses y avance el proceso de vacunación, las políticas económicas deberían reorientarse hacia la reconstrucción económica.

Foto: Una oficina de empleo, en una imagen de archivo. (EFE)

En este sentido, el Fondo recomienda a los países abordar un “impulso de inversión pública sincronizado”, lo que amplificaría los efectos positivos más allá de las fronteras de cada estado a través del comercio. Esta inversión debería canalizarse hacia energías verdes y digitalización para elevar la productividad. En este sentido, aplaude el plan de recuperación que pretende activar el nuevo presidente de EEUU, Joe Biden, y que complementará al que también está aprobando la Unión Europea. Un esfuerzo fiscal conjunto que debería sentar las bases para el crecimiento económico, pero también para la mejora de la productividad.

Fondo Monetario Internacional (FMI) Economía PIB Previsión de crecimiento
El redactor recomienda