Bruselas pide una red de “bancos malos” para gestionar los créditos dudosos
  1. Economía
GENERADOS POR LA PANDEMIA

Bruselas pide una red de “bancos malos” para gestionar los créditos dudosos

La Comisión Europea ha presentado un paquete de medidas para hacer frente a los posibles créditos morosos resultantes de la crisis generada por el covid-19

Foto: Banderas europeas frente a la sede de la Comisión Europea. (Reuters)
Banderas europeas frente a la sede de la Comisión Europea. (Reuters)

Hace meses que empezó a sonar la alarma ante un incremento de los créditos morosos o préstamos dudosos (NPL, por sus siglas en inglés) en las cuentas de las entidades bancarias a raíz de la crisis generada por la pandemia de coronavirus. Ahora que la Unión Europea empieza a caminar hacia las primeras dosis de la vacuna ante la enfermedad, la Comisión Europea quiere empezar a trabajar ante una posible epidemia en las cuentas de los bancos, especialmente aquellos que todavía no se habían terminado de recuperar de la anterior crisis cuando se han visto golpeados por esta.

En Alemania, por ejemplo, crece la preocupación por las llamadas "empresas zombies", que siguen vivas gracias a las ayudas públicas y los créditos fáciles por parte de las entidades financieras que se han puesto a disposición de la economía real para hacer frente a los efectos de la pandemia, pero que, tarde o temprano, caerán. Sin embargo, la preocupación se extiende por todos los Estados miembros y por la capital comunitaria. "Dado el impacto que ha tenido el coronavirus en la economía de la UE, se espera que el volumen de préstamos dudosos aumente en toda la UE", señala la Comisión, aunque lo cierto es que ya estaban al alza en el primer trimestre de 2020 por primera vez desde 2014, cuando se fue reduciendo progresivamente su peso en las cuentas de las entidades. "Dependiendo de la rapidez con que la economía de la UE se recupere de la crisis del coronavirus, la calidad de los activos de los bancos y, a su vez, su capacidad crediticia, podría deteriorarse", remata el Ejecutivo comunitario.

Por eso los técnicos comunitarios llevan desde noviembre trabajando en un paquete de propuestas que ayude a los bancos a lidiar con la situación. Dombrovskis, vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, y Mairead McGuinness, comisaria de Servicios Financieros, han presentado una comunicación del Ejecutivo comunitario este miércoles.

Los comisarios Dombrovskis y McGuinness en rueda de prensa. (EFE)
Los comisarios Dombrovskis y McGuinness en rueda de prensa. (EFE)

El plan busca garantizar que el sector bancario cuenta con el apoyo suficiente. Bruselas anima a los Estados miembros a establecer “bancos malos” para la gestión de los créditos morosos, como en el caso español de la Sareb. Y, aunque no apuesta por un “banco malo europeo”, una idea que había estado circulando por los corredores de la capital comunitaria pero que no es viable en estos momentos para el Ejecutivo comunitario, sí que pide crear una red con todas las entidades nacionales para impulsar los intercambios de información y ayudar a los bancos “a volver a concentrarse en conceder préstamos a empresas y hogares viables en lugar de gestionar los préstamos dudosos”.

La Comisión Europea reconoce que el sector se encuentra “en general en una posición mucho más sólida”, pero invita a los Estados miembros a tomar “medidas de precaución” si es necesario. “Dadas las circunstancias especiales de la actual crisis sanitaria, las autoridades tienen la posibilidad de implementar medidas preventivas de apoyo público, cuando sea necesario, para garantizar la financiación continua de la economía real en el marco de la Directiva de recuperación y resolución bancaria de la UE y los marcos de ayudas estatales”, señala la Comisión.

Foto: Sede del BCE (EFE)

Además, Bruselas propone reforzar los mercados secundarios para activos tóxicos, de forma que las entidades bancarias tengan una salida rápida para sus préstamos dudosos. Para conseguirlo pide que el Parlamento Europeo y el Consejo aceleren los trámites para alcanzar un acuerdo sobre la directiva de los administradores de créditos, los compradores de créditos y la recuperación de las garantías reales, y establecer un centro de datos “para mejorar la transparencia del mercado” y actualizando como “repositorio de datos que sustenta el mercado de los créditos morosos para permitir un mejor intercambio de información”.

También Dombrovskis y McGuiness proponen “reformar la legislación europea en materia de insolvencia empresarial y recuperación de la deuda” para aumentar la seguridad jurídica. De nuevo, aquí Bruselas pide al Parlamento y al Consejo que se pongan manos a la obra para avanzar en una propuesta de 2018 de la Comisión Europea en esta materia.

“La historia nos muestra que es mejor abordar los préstamos morosos de manera temprana y decisiva, especialmente si queremos que los bancos continúen apoyando a las empresas y los hogares", ha señalado Dombrovskis, que ha asegurado que la estrategia presentada este miércoles "ayudará a contribuir a la recuperación rápida y sostenible de Europa al ayudar a los bancos a descargar estos préstamos de sus balances y mantener el flujo de crédito”. Por su parte, McGuinness ha asegurado que las medidas que propone Bruselas "al tiempo que garantizan la protección del prestatario pueden ayudar a prevenir un aumento de los préstamos dudosos similar al que se produjo después de la última crisis financiera”.

Comisión Europea Unión Europea Pandemia Banco Malo Coronavirus Caminar Activos Bruselas Impago Parlamento Europeo Sareb Morosidad
El redactor recomienda