La Fed analizó aumentar las compras de deuda en medio de las elecciones de EEUU
  1. Economía
REUNIÓN DEL 4 Y 5 DE NOVIEMBRE

La Fed analizó aumentar las compras de deuda en medio de las elecciones de EEUU

Consideró que la falta de apoyo político para aprobar un nuevo plan de estímulos afectaría negativamente a los hogares más vulnerables, pero que el consumo total no se vería modificado

Foto: (Reuters)
(Reuters)

Los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) no vieron necesario en su última reunión, celebrada entre el 4 y el 5 de noviembre, elevar el volumen mensual de compra de activos del organismo, según se desprende de las actas de dicho encuentro, publicadas este miércoles.

No obstante, llama la atención que lo discutiesen antes de la llegada de los primeros de resultados de las pruebas de las vacunas. El Banco Central Europeo (BCE) ha estado mandando señales de que acometerá los ajustes al alza que ya venía prometiendo antes de estas noticias de optimismo. En cambio, la Fed ha sido algo menos transparente, sobre todo en un contexto político difícil tras la victoria sin un gobierno unido del demócrata Joe Biden que, además, esta semana se ha visto complicada por el espaldarazo del Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

"En general, los participantes vieron el actual ritmo y composición [de la compra de activos] como efectivo a la hora de lograr unas condiciones financieras acomodaticias", asegura el documento que refleja la reunión de principios de noviembre.

Foto: (Reuters)

Los miembros de la Fed consideraron que el instituto emisor podría proporcionar más estímulos, si fuera necesario, mediante un incremento en el ritmo de compras o mediante un cambio en la composición de las adquisiciones, pasando a comprar activos con un vencimiento más largo. Sin embargo, descartaron cualquiera de esas medidas por el momento.

Durante el cónclave, los banqueros centrales también debatieron sobre si sería conveniente modificar el lenguaje de sus comunicados para indicar cuándo reducirán su volumen de compras. Sin embargo, varios participantes se mostraron dubitativos a realizar ajustes de ningún tipo a corto plazo por la "considerable incertidumbre" sobre las perspectivas económicas.

En lo que se refiere a la valoración de la coyuntura actual, la Fed consideró que la falta de apoyo político para aprobar un nuevo plan de estímulos afectaría negativamente a los hogares más vulnerables, pero que el consumo total de los hogares no se vería modificado en su conjunto por el colchón de los ahorros de aquellas familias con ingresos medios o altos.

En todo caso, los miembros del instituto emisor coincidieron en que el devenir de la economía depende de cómo reaccione el virus y de si la crisis sanitaria seguirá afectado a la actividad económica, el empleo y la inflación a corto plazo.

Reserva Federal