El Ibex se come el impuesto al dividendo sin apoyo de PNV ni enmienda de Cs
  1. Economía
ALERTAN DEL PERJUICIO POR DOBLE IMPOSICIÓN

El Ibex se come el impuesto al dividendo sin apoyo de PNV ni enmienda de Cs

Reclaman medidas fiscales de estímulo ante el grave contexto económico fruto de la pandemia en lugar de nuevos impuestos

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE)
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE)

Las multinacionales del Ibex siguen atónitas con la nueva Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE). Todavía no entienden el motivo por el que se reduce al 95% la actual exención plena de dividendos y plusvalías recogida en el artículo 21 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades. Compañías como Iberdrola, ACS, Telefónica, Ferrovial, BBVA o Santander podrán ver afectadas sus cuentas a partir de 2021 por el impacto impositivo que tendrá sobre los resultados de sus filiales internacionales esta modificación.

No lo vieron venir y su reacción ha sido infructuosa. Ni siquiera el subterfugio de las enmiendas a los PGE ha servido para hacer cambiar de opinión al Gobierno. Esta vez, el pragmatismo del PNV no se ha alineado con la tesis de los grandes del Ibex, pese la interlocución preferencial que la eléctrica de Ignacio Sánchez Galán tiene con la formación 'jeltzale', de manera que ninguna de sus 85 enmiendas tenía presente la oposición a esta medida. Y ellos eran la única garantía de éxito de que pudiera modificarse ese apartado impositivo.

Foto: EC.

Solo Ciudadanos y PDeCAT habían incluido en sus propuestas de enmiendas la revisión de la medida del Gobierno, pero ni siquiera han llegado a votarse, al ser vetadas antes, “con el argumento de que suponían una disminución de los ingresos” sin aportar alternativas para una limitación menor de la exención. Según estimaciones del propio Ejecutivo, con esta medida pretenden recaudar cerca de 473 millones en 2021, una partida poco relevante dentro del conjunto de los Presupuestos, pero con peso político en la coalición PSOE-Podemos.

Tras la presentación de los PGE, los fiscalistas de las multinacionales del Ibex han trabajado para trasladar un mensaje consensuado. Su intención era mitigar al máximo este nuevo impuesto (por eliminación de la exención) haciendo entender que se trata de una “tributación adicional a unas rentas que ya han tributado en sede de la entidad que reparte los dividendos, o que tributarán en sede de la entidad objeto de la transmisión, rompiendo con ello un principio general que inspira nuestro sistema tributario para evitar la doble imposición”.

Más allá de la cuantía, las empresas del Ibex consideran que esta reforma las sitúa en desventaja respecto a otros competidores por soportar mayor carga tributaria. Y eso pese a que algunos países como Alemania, Italia o Francia han adoptado medidas similares, “pero la tipología de su sistema productivo y de inversión es diferente y no compiten con España de la misma manera por atraer capital extranjero”, explican desde una multinacional española, como sí ocurre con países como Portugal u Holanda, que mantienen una exención plena.

El régimen de exención no constituye un beneficio fiscal, sino un mecanismo para evitar la doble imposición de los mismos rendimientos

Este grupo de trabajo recuerda que el régimen de exención no constituye un beneficio fiscal, sino un mecanismo para evitar la doble imposición de los mismos rendimientos. Además, recuerda que las multinacionales estructuran sus inversiones a través de una cadena de sociedades con el fin de proteger la responsabilidad del inversor en cada proyecto o de permitir la financiación por tramos del mismo, por lo que carece de sentido gravar todos los escalones a través del dividendo cuando ese dinero sube hasta la matriz.

A la vista de que no habrá cambios para los PGE, los afectados advierten del impacto negativo que tendrá esta medida, hasta el punto de obligarlos a valorar la conveniencia de centralizar toda su actividad en una sola entidad jurídica o separarla en varias por motivos de protección patrimonial. Por todo ello, pretenden trasladar al Gobierno la conveniencia de retrasar esta medida para que se valore de manera más profunda por un grupo de expertos con vistas a una próxima reforma fiscal global. Hasta entonces, lo más importante pasa por la recuperación.

PNV Multinacionales Dividendos Ignacio Sánchez Galán
El redactor recomienda