A MEDIO PLAZO

Bruselas pide a España que las ayudas por el covid no amenacen la sostenibilidad fiscal

La Comisión Europea considera que los planes presupuestarios de la Eurozona se ajustan a sus exigencias pero pide a países como España que vigilen la sostenibilidad fiscal a medio plazo

Foto: Comisario de Economía durante una rueda de prensa (Reuters)
Comisario de Economía durante una rueda de prensa (Reuters)

No es un año normal y la Comisión Europea lo sabe. La pandemia de coronavirus ha impactado directamente sobre la economía europea y mundial, y ha cambiado todos los planes. Por eso el repaso de los planes presupuestarios que los Estados miembros enviaron hasta mediados de octubre es distinto al de cada año, teniendo en cuenta "la actual crisis sanitaria, el alto nivel de incertidumbre y la grave recesión económica resultante", por lo que los técnicos del Ejecutivo comunitario se han centrado especialmente en hasta qué punto las medidas presupuestarias para 2021 son temporales y si, de no serlo, recogen medidas compensatorias. En el caso del plan presupuestario español, Bruselas considera que las medidas son mayoritariamente temporales y ha dado la luz verde al proyecto de presupuestos, aunque advirtiendo de la sostenibilidad de una deuda pública que superará el 120% del PIB.

Sobre España y otros países altamente endeudados como Grecia, Italia o Portugal, los técnicos de la Comisión Europea señala que dados los altos niveles de deuda pública y los desafíos que esto planteaba para el medio plazo ya antes de la pandemia, "es importante asegurar que, al tomar medidas presupuestarias de apoyo, se mantenga la sostenibilidad fiscal en el medio plazo". Y es que Bruselas espera que la crisis del coronavirus no tenga un gran impacto sobre los niveles de deuda pública de la mayoría de los Estados miembros, pero sí en el caso de los países que ya tenían altos niveles y que, además, eran algunos de los más dependientes del turismo, lo que hace que los técnicos europeos alerten de una consolidación de las "divergencias" en la zona euro.

Banderas europeas frente a la sede de la Comisión Europea. (EFE)
Banderas europeas frente a la sede de la Comisión Europea. (EFE)

La opinión del plan presupuestario español se recuerda que se recomendó al país a que "adoptara todas las medidas necesarias, en consonancia con la cláusula de escape general, para abordar eficazmente la pandemia, sostener la economía y apoyar la recuperación resultante". Pero recuerda también que se recomendó a que España "prosiguiera, cuando las condiciones económicas lo permitan, políticas fiscales encaminadas a lograr posiciones fiscales prudentes a medio plazo y garantizar la sostenibilidad de la deuda, al tiempo que se mejora la inversión". En todo caso Paolo Gentiloni, comisario de Economía, ha insistido en que Bruselas no quiere enviar el mensaje de que los Estados miembros deben retirar los estímulos, sino que más bien al revés: que deben ser muy cautelosos a la hora de retirarlos.

"En general, se espera que los aumentos del ratio de deuda pública respecto al PIB sean más pronunciados donde los niveles de deuda anteriores a la crisis ya eran relativamente altos. Eso refleja el hecho de que las recesiones en general han sido más severas en estos países, principalmente porque las infecciones fueron generalizadas o seguidas de fuertes medidas de contención y porque las economías dependen más de sectores como el turismo. Se prevé que Grecia, Italia y España registren incrementos en los ratios de deuda pública por encima de los 20 puntos porcentuales del PIB en 2020", señala por su parte el informe del Mecanismo de Alertas, que analiza los desequilibrios macroeconómicos profundos en la Eurozona y que seguirá teniendo bajo su lupa a los mismos 12 países que ya estaban en febrero de 2020.

"La Comisión opina que el proyecto de plan presupuestario de España se ajusta de manera general a la recomendación adoptada por el Consejo el 20 de julio de 2020", señala el Ejecutivo comunitario. "La mayoría de las medidas establecidas en el proyecto de plan presupuestario de España apoyan la actividad económica en el contexto de considerable incertidumbre", añaden los técnicos de la Comisión Europea, aunque piden seguir vigilando la situación. "Se invita a España a revisar periódicamente el uso, la eficacia y la adecuación de las medidas de apoyo y estar preparada para adaptarlas según sea necesario a las circunstancias cambiantes", señala el texto aprobado este miércoles por Bruselas.

Este año el análisis de la Comisión Europea se produce en un marco extraordinario, ya que la pandemia del coronavirus ha obligado a activar la cláusula de escape del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, es decir, la suspensión de las normas fiscales, lo que permite a los Estados miembros llevar su déficit por encima del 3% del PIB y su deuda pública por encima del 60%. El plan presupuestario prevé que España registrará este año un déficit del 11,3% en 2020 y un 7,7% en 2021. Bruselas espera que las normas fiscales estén suspendidas durante todos el 2021, y muchos observadores y capitales piden que el Pacto de Estabilidad se reforme antes de volver a ponerse en marcha.

El Ejecutivo comunitario en su documento de posibles desequilibrios señala también que se ha avanzado durante los últimos años en el sector bancario, que ha "mejorado su resistencia durante la última década" y que cuenta ahora con "una fuerte liquidez y está adecuadamente capitalizado". Pero señala también que aunque los créditos fallidos (NPL por sus siglas en inglés) han disminuido hasta el 3% en 2019, "es probable que aumenten por la crisis del coronavirus".

La Comisión Europea ha lanzado su análisis después de que el lunes Hungría y Polonia oficializaran su veto al acuerdo presupuestario, bloqueando así también el Fondo de Recuperación de 750.000 millones de euros para hacer frente a la pandemia. Gentiloni, que ha explicado que "los gobiernos deben seguir abordando la crisis y respaldar la recuperación", ha subrayado también que "una recuperación sólida y equilibrada depende de una rápida entrada en vigor" el Fondo de Recuperación. "Por tanto, pido a los gobiernos de la UE que demuestren un fuerte sentido de responsabilidad hacia sus propios ciudadanos y hacia todos los europeos en este momento crucial", ha señalado el comisario italiano.

Por su parte Valdis Dombrovskis, vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea a cargo del Euro, ha señalado que "para que Europa se recupere como fuerza competitiva en el escenario mundial" harán falta "medidas de apoyo fiscal específicas y temporales, así como reformas e inversiones bien elegidas que impulsen una recuperación justa, inclusiva y sostenible". "Ahora necesitamos un acuerdo político rápido sobre el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (el núcleo del Fondo de Recuperación y que está siendo en este momento negociado en trílogos) para que pueda proporcionar un ancla financiera en esta tormenta. Aliento a todos los Estados miembros a que establezcan agendas políticas ambiciosas en sus planes de recuperación y resiliencia, en beneficio de todos", ha señalado el letón.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios