Sin incluir la ayuda europea

Hacienda promete a Bruselas unos ingresos récord con 7.000 M. en nuevos impuestos

El Gobierno pretende alcanzar unos ingresos públicos de 494.000 millones de euros con los que podrá recortar el déficit y acometer las nuevas partidas de gasto, como la subida de las pensiones

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (Efe)
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (Efe)

El Gobierno ha prometido a Bruselas que logrará unos ingresos públicos históricos en 2021, superando ampliamente los 487.000 millones de ingresos logrados en el año 2019, antes del estallido de la pandemia del coronavirus. Esta previsión de ingresos sostiene el Plan Presupuestario remitido por el Ministerio de Hacienda a la Comisión Europea dentro del marco presupuestario comunitario. El Gobierno promete elevar los ingresos en más de 33.400 millones de euros a lo largo del próximo año gracias a las subidas de impuestos y el efecto del crecimiento económico. Estos datos no incluyen la ayuda europea, que todavía contribuirá a un incremento mayor de los ingresos y también de los gastos.

De esta forma, los ingresos públicos se situarían en el 40,3% del PIB, en el entorno de los 494.000 millones. Una cifra nunca antes alcanzada y que parece complicada dada la coyuntura de crisis económica. Una parte de esos ingresos procederá de la subida de impuestos que está preparando el Gobierno para 2021. Según los cálculos de Hacienda, la recaudación adicional de las nuevas figuras tributarias y de la ley de lucha contra el fraude ascenderá a 6.847 millones, esto es, una quinta parte del aumento de los ingresos proyectado para el próximo año.

En el Plan Presupuestario el Gobierno plantea subir el IVA de las bebidas azucaradas del 10% (tipo reducido) al 21% (tipo general), para penalizar el consumo de productos no saludables. Una medida que tiene un importante impacto regresivo sobre la recaudación, porque penaliza más a las familias con rentas bajas y con hijos que son aquellas que destinan mayor porcentaje de sus ingresos a comprar este tipo de productos.

El Gobierno también señala en el documento que endurecerá la fiscalidad medioambiental con la aprobación de un nuevo impuesto para los plásticos de un solo uso. Este proyecto legal ya está en fase de consulta pública y el Consejo de Ministros lo aprobará en las próximas semanas para remitirlo al Parlamento. También entrarán en vigor los otros dos nuevos impuestos que ya están aprobados tras finalizar la fase de tramitación parlamentaria: el impuesto sobre determinados servicios digitales ('tasa Google') y el de transacciones financieras ('tasa Tobin'). Además, el Gobierno cuenta con elevar la recaudación en algo más de 800 millones de euros gracias a las nuevas medidas antifraude aprobadas esta misma semana en el Consejo de Ministros.

Con todas estas medidas y el efecto de la recuperación económica (mayores ingresos con el IVA, impuesto de sociedades, IRPF o cotizaciones sociales), el sector público conseguirá una recaudación histórica. Para 2020 el Ministerio de Hacienda estima una caída de los ingresos de apenas el 5,5% del PIB teniendo en cuenta que el PIB sufrirá un desplome superior al 11%. Una parte de los ingresos se amortiguan con la contabilización de los ERTE, ya que Hacienda está incluyendo las exoneraciones en las cotizaciones como un gasto adicional en ayudas y no como una merma de la recaudación.

El Ministerio de Hacienda prevé que la recaudación de los impuestos sobre los productos aumente un 17,6% en 2021, claramente por encima del PIB, mientras que para 2020 estima una caída del 12,8%, en línea con el descenso del PIB. Esta partida incorpora los ingresos adicionales de la subida del IVA al azúcar y el nuevo impuesto a los plásticos de un solo uso. En el caso de los productos sobre la renta y la riqueza, la subida prevista por Hacienda también es acusada, superior al 10%, impulsada por las retenciones del IRPF gracias a la creación de empleo. Hacienda también estima un fuerte avance del impuesto sobre sociedades, de casi el 14%, hasta situarse próximo a los niveles de recaudación de 2019, antes de la crisis. El Ministerio señala también que adoptará "ciertas medidas" para subir la recaudación en el impuesto sobre sociedades, pero no señala cuáles.

Esta previsión de recaudación es la que permite justificar al Ministerio de Hacienda que en 2021 recortará el déficit elevando el gasto público al mismo tiempo. Según el Plan Presupuestario, el gasto público se situará en el entorno del 48% después de alcanzar el 53% en 2020. En total, el gasto superará los 586.000 millones de euros, una cifra que es la más alta nunca registrada. Sirva como comparativa que es un 12% superior a la del año 2019. Para los impuestos sobre la

Entre las nuevas medidas de gasto que incorpora el Gobierno al plan se encuentra la revalorización de las pensiones como consecuencia de la vuelta de la inflación. La subida será del 0,9%, que es la previsión para el deflactor del consumo privado. Esta revalorización tendrá un coste próximo a los 1.500 millones de euros adicionales para la Seguridad Social. También se incorporan los 307 millones de euros que supone elevar el permiso de paternidad en otras cuatro semanas, hasta las 16 semanas, igualando así los permisos con los de las mujeres. También contempla 1.500 millones de euros destinados a duplicar el presupuesto del ingreso mínimo vital, ya que en 2021 estará en funcionamiento durante todo el año (en 2020 entró en vigor en junio).

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
45 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios