Entre los días 10 y 15 de cada mes

¿Cuándo se cobra el ERTE en septiembre? Estas son las fechas para recibir el paro

La duración de la ayuda dependerá del tiempo cotizado antes de estar en ERTE y también se tendrá en cuenta si al trabajador se le ha reducido parte de la jornada o se encuentra desempleado

Foto: Un camarero coloca las mesas de una terraza. (EFE)
Un camarero coloca las mesas de una terraza. (EFE)
Autor
Tags
Tiempo de lectura3 min

La crisis del coronavirus no es sólo sanitaria. El cierre de multitud de negocios y el varapalo al turismo de la segunda ola han dejado sin empleo a millones de españoles. En la actualidad, hay 527.851 afiliados menos a la Seguridad Social que hace un año y algo más de 812.000 trabajadores en ERTE, de los cuales una gran parte aún está pendiente de cobrar la prestación. ¿Cuándo se cobra el ERTE en septiembre?

El pago de los expedientes temporales de regulación de empleo —solución de la que echó mano el Gobierno al comienzo de la pandemia para aliviar los costes salariales de las empresas con más apuros— se realiza entre los días 10 y 15 de cada mes, si bien es cierto que algunas entidades como Caixabank, Santander, BBVA o Bankinter suelen adelantar el pago. La prestación se realiza por mensualidades y se hará siempre mediante transferencia bancaria, salvo por circunstancias justificadas como ser víctima de violencia de género, no poder abrir una cuenta corriente o contar con una autorización expresa del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

La duración de la ayuda dependerá del tiempo cotizado antes de estar en ERTE y también se tendrá en cuenta si al trabajador se le ha reducido parte de la jornada o se encuentra desempleado. Además, también entra el juego el tiempo que el ciudadano lleve recibiendo la prestación:

  • Si lleva menos de seis meses en ERTE, recibirá el 70% de la base reguladora del salario.
  • Si lleva más de seis meses en ERTE, ingresaría un 50% de la base reguladora del salario.

Si el desempleo fuera parcial, se percibirá la parte proporcional a las horas en que se está desempleado y el consumo de la prestación se ajustará por horas, no por días. En los casos de suspensión o reducción de jornada, la empresa continúa obligada a ingresar el 100 % de la aportación empresarial de cotización a la Seguridad Social.

Camino a una nueva prórroga

Teóricamente, septiembre es el último mes en el que estarán disponibles los ERTE. No obstante, el Gobierno, los sindicatos y la patronal han retomado el diálogo para abordar la prórroga. El Real Decreto-Ley aprobado el pasado 26 de junio contemplaba el mantenimiento de los ERTE de fuerza mayor total para las empresas que aún no han vuelto a la actividad y la posibilidad de que las empresas que se vean obligadas a cerrar de nuevo por culpa de un rebrote del coronavirus puedan acogerse a estos procedimientos, además de una ampliación similar de la prestación extraordinaria para autónomos cuya actividad se haya visto mermada con la crisis.

A los ERTE de fuerza mayor total vigentes actualmente (aquellos que tienen a todos sus trabajadores suspendidos de empleo) se les aplicó una exención en las cotizaciones empresariales del 70% en julio y del 60% en agosto, que bajará al 35% en septiembre, en el caso de empresas con menos de 50 trabajadores. Para las empresas con más de 50 empleados, la exoneración de cuotas ha sido del 50% en julio y del 40% en agosto y será del 25% en septiembre.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios