El fondo soberano noruego se aferra a la deuda española en plena pandemia
  1. Economía
MÁS DE 5.000 MILLONES DE EUROS

El fondo soberano noruego se aferra a la deuda española en plena pandemia

La cartera de renta fija pública española de Norges Bank Investment Management aumenta un 12,4% en el primer semestre, mientras recorta la de títulos italianos, franceses y alemanes

placeholder Foto: Nadia Calviño, vicepresidenta tercera del Gobierno, en la presentación de España Digital 2025, el pasado 23 de julio. (EFE)
Nadia Calviño, vicepresidenta tercera del Gobierno, en la presentación de España Digital 2025, el pasado 23 de julio. (EFE)

El panorama económico en el que ha quedado España tras el primer gran embate de la pandemia de covid-19 es desolador, pero el fondo soberano de Noruega, un gigante con cerca de un billón de euros en activos bajo gestión, ha decidido dar un aparente voto de confianza a la economía española.

La cartera de deuda pública española del Norges Bank Investment Manager (NBIM), el brazo inversor del país nórdico, ha aumentado más de un 12% en los seis primeros meses del año. Ha pasado de 51.554 millones de coronas noruegas el 31 de diciembre de 2019 a 58.134 millones a 30 de junio de 2020 (5.269 millones y 5.345 millones de euros, respectivamente), según se desprende del informe de gestión del primer semestre del año publicado ayer.

Ajustado con la evolución del tipo de cambio, el incremento del valor de la participación se queda en el 1,4%, pero el dato contrasta con el de otros países de la zona euro, como Alemania, Francia o Italia, donde el fondo soberano noruego ha reducido significativamente su exposición en los últimos seis meses.

Este respaldo del fondo noruego se produce en un entorno macroeconómico inhóspito. En todo el mundo, pero especialmente en España. El producto interior bruto español se desplomó un 18,5% en el segundo trimestre del año, un 22% si se compara con el mismo periodo de 2019. Es el peor dato de la historia, la mayor caída de la zona euro y de las mayores del mundo.

Y, por supuesto, con impacto en el empleo: 700.000 personas han pasado a engrosar las filas del paro y 3,4 millones han sufrido un ERTE. De entre estos últimos, más de la mitad seguían en él el mes pasado. El consumo de los hogares se hundió un 21%; la inversión productiva, un 26%, y el comercio y la hostelería han visto cómo se esfumaba el 40% de su valor añadido. El Ibex 35 acumula pérdidas de casi el 30% en lo que va de año.

Foto: Nicolai Tangen, CEO. (Reuters)

Pero el fondo soberano noruego ha decidido aferrarse a la deuda española. En estos seis meses, el Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado un programa de compra masiva de activos, valorado en 750.000 millones de euros y ampliado posteriormente en otros 600.000 millones. Sin embargo, este es un factor que también beneficia a países como Alemania, Francia y especialmente Italia, un país, este último, que se encuentra en la misma cesta comparativa que España. Y NBIM ha reducido su participación en todos ellos.

La cartera de deuda alemana del fondo noruego se ha reducido en un 2%, un 11,9% si se tiene en cuenta la depreciación de la corona. En el caso francés, los descensos son del 3,4%, y en el italiano, del 0,2% (-13,1% y -10,2%, respectivamente, al incorporar el efecto divisa).

Como el informe solo tiene en cuenta los datos hasta el 30 de junio, en las posiciones actuales de NBIM no se ve reflejado cualquier posible impacto del acuerdo europeo sobre el fondo de recuperación que se logró el 21 de julio, un mecanismo con una potencia financiera de 750.000 millones de euros y del que España podría recibir unos 140.000 millones.

El panorama económico en el que ha quedado España tras el primer gran embate de la pandemia de covid-19 es desolador, pero el fondo soberano de Noruega, un gigante con cerca de un billón de euros en activos bajo gestión, ha decidido dar un aparente voto de confianza a la economía española.

Noruega Pandemia Economía Norges Bank Investment Management Banco Central Europeo (BCE)
El redactor recomienda