Sigue muy lejos de los niveles precrisis

La industria española inicia la recuperación con su mayor crecimiento desde 2018

La entrada en la nueva normalidad aumentó la producción y los nuevos pedidos. Sin embargo, las empresas siguen destruyendo empleos ante el temor de que la recuperación será parcial

Foto: Imagen de una fábrica de mascarillas en Sonseca (Toledo). (EFE)
Imagen de una fábrica de mascarillas en Sonseca (Toledo). (EFE)

La industria manufacturera española volvió a terreno expansivo en julio tras una corta pero intensa recesión desde marzo hasta junio como consecuencia del establecimiento del estado de alarma. La encuesta mensual que elabora Markit a gestores de compra (PMI) refleja que el sector manufacturero creció en julio, elevando el indicador hasta 53,3. De esta forma se sitúa por encima del umbral de 50, que es el que marca la diferencia entre la expansión y la contracción.

La industria manufacturera deja así atrás una caída muy profunda en la que el indicador llegó a situarse en 30,8. Una contracción que, aunque haya sido intensa, no llegó a las cifras que se registraron en el año 2009, durante la crisis posterior a la quiebra de Lehman Brothers. Que el sector haya vuelto a crecer no significa que haya recuperado toda la caída sufrida desde marzo. Esta brecha tardará meses o años en cerrarse. Por el momento, la esperanza de la economía pasa por que se afiance la recuperación y la creación de empleo, ya que el turismo tendrá un verano muy complicado por delante.

El dato de julio, que alcanzó 53,3 puntos, es el más elevado desde el año 2018, lo que marca una recuperación intensa del sector en el inicio del verano. Las empresas señalaron que en julio se produjo un importante repunte de los nuevos pedidos como consecuencia de la reapertura económica. También repuntaron las exportaciones gracias a la apertura de fronteras tras la pandemia.

PMI manufacturero.
PMI manufacturero.

Eso sí, las empresas manufactureras siguen teniendo problemas de suministros como consecuencia de la ruptura de las cadenas globales de valor. Muchas siguen utilizando el stock disponible de materias primas y bienes intermedios que acumularon durante las primeras semanas del año, cuando el virus en China empezaba a descontrolarse.

A pesar de la recuperación de la actividad, el sector siguió destruyendo empleo en julio, lo que evidencia hasta qué punto está todavía muy lejos de los niveles previos a la crisis. "El nivel de empleo en general disminuyó por decimoquinto mes consecutivo, y algunas empresas prevén experimentar un exceso de capacidad en el futuro previsible", señala Markit. Las expectativas del sector manufacturero se mantuvieron en terreno positivo, pero todavía muy lejos de la tendencia de medio plazo. Como consecuencia, muchas fábricas tienen la mente puesta en realizar más ajustes de producción a futuro para adaptarse a la nueva normalidad en la que la demanda no vaya a ser la misma que antes de la pandemia.

"Aún queda mucho camino por recorrer hasta que veamos un retorno a los niveles de actividad registrados antes de la intensificación de la pandemia de la covid-19, y la última encuesta muestra nuevamente una disminución de los pedidos pendientes y recortes en el empleo", señala Paul Smith, director de Economía de IHS Markit.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios