ESTÍMULOS DE GOBIERNOS Y BANCOS CENTRALES

El mercado respira: euro, petróleo y prima de riesgo vuelven a niveles de marzo

Las aguas vuelven a su cauce. Al menos, en los mercados financieros y de materias primas. Las primas de riesgo se estrechan, el petróleo se recupera y el euro sube con fuerza

Foto: Pantallas de la Bolsa de Madrid con la evolución de las bolsas. (EFE)
Pantallas de la Bolsa de Madrid con la evolución de las bolsas. (EFE)

Las cicatrices de la crisis derivada de la pandemia son todavía profundas, pero algunos indicadores vuelven a niveles previos a los que había antes de que los gobiernos cerraran la economía. En particular, el petróleo y la prima de riesgo, pero también el euro, que se recupera de forma robusta frente al dólar. El resto de las materias primas, igualmente, tiende a recuperar el terreno perdido en un contexto todavía muy debilitado en la economía real.

El caso del petróleo, que fue una de las primeras materias primas en hundirse cuando el coronavirus llegó a Europa procedente de China, es el más significativo. El tipo Brent se movió ayer en torno a los 44 dólares barril, un nivel similar al que cotizaba el pasado 6 de marzo, ocho días antes de que España decretara el estado de alarma y el consiguiente cese de actividades, salvo las esenciales. En los momentos más duros de la pandemia, el 21 de abril, llegó a cotizar a 19,36 dólares, pero desde entonces, salvo algunos dientes de sierra, su tendencia ha sido al alza, en coherencia con la reactivación en algunas economías fundamentales, como China.

Evolución del precio del barril de Brent.
Evolución del precio del barril de Brent.

Algo parecido sucede con la prima de riesgo, es decir, con el diferencial con el bono alemán a 10 años, que en la primera semana de marzo se movió entre los 80 y los 90 puntos básicos. La prima se disparó hasta los 155 puntos básicos el 22 de abril, igualmente, coincidiendo con las semanas más duras de la pandemia. Desde entonces, sin embargo, y gracias a la potencia de fuego del BCE comprando deuda pública y privada, el diferencial se ha ido estrechando a medida que se han ido abriendo las economías. Y eso explica que este martes se moviera alrededor de los 81 puntos básicos. Por lo tanto, niveles ya muy parecidos a los de la primera semana de marzo.

Evolución de la prima de riesgo española.
Evolución de la prima de riesgo española.

Elecciones en EEUU

El euro, por su parte, y después de un 'rally' alcista desde mediados de diciembre, cotizaba a 1,14 dólares el 9 de marzo, cuando Europa comenzaba a cerrar fronteras, y ayer se movió en el entorno de los 1,15 dólares. Detrás del empuje del euro se encuentran las dificultades de la Administración estadounidense para contener la pandemia y las incertidumbres sobre el resultado de las elecciones presidenciales de noviembre, pero también el paquete de estímulos aprobado por el Consejo Europeo, que ya estaba descontado por los mercados.

Cambio euro-dólar.
Cambio euro-dólar.

Algunas fuentes citadas por Bloomberg estimaban este martes que, tras el acuerdo, el euro seguiría fortaleciéndose frente al dólar, hasta niveles de 1,30, lo que sería una lastre para la recuperación. En particular, para los países que más venden fuera de la UE. No es el caso de España, donde el 55% de las exportaciones se destina a la eurozona y se paga, por lo tanto, en euros.

La debilidad del dólar, en todo caso, también tiene que ver con el hecho de que, según el Fondo Monetario, alrededor del 23% de las exportaciones mundiales se hace con el billete verde, sin contar los mercados de materias primas, lo que significa que, si el comercio de ambos se retrae, también lo hace el dólar.

Fragmentación del euro

El hecho de que los mercados hayan vuelto a situarse en los niveles previos al confinamiento —el S&P 500 también se mueve en niveles de marzo— significa que la economía recobra el pulso y reacciona a los estímulos enviados desde los gobiernos mediante políticas fiscales ultraexpansivas. Es decir, en línea con lo que hacen los bancos centrales, que, en algunos casos, casi han doblado su balance en apenas cuatro meses comprando todo lo que se les pone por delante en aras de mantener los tipos de interés a cero y evitando, en el caso del euro, la fragmentación de la moneda única, como sucedió en la anterior crisis.

Evolución del índice S&P 500.
Evolución del índice S&P 500.

Por el momento, como se ha dicho, se ha evitado la fragmentación. Como estiman los analistas de Bankia Research, la probabilidad de que las agencias de 'rating' vuelvan a reducir la calificación crediticia de alguno de los países del euro con más dificultades “se ha reducido considerablemente”. En los dos últimos días, recuerdan, la rentabilidad del bono italiano a 10 años ha descendido 10 puntos básicos, mientras que el español lo ha hecho en ocho. Se rompen así soportes relevantes del 1,2% y del 0,4%, respectivamente.

Este escenario tendente a la estabilidad, en todo caso, también se explica por las expectativas de inflación, que continúan ancladas en niveles históricamente bajos. El interés real de los bonos alemanes indexados a la inflación a 10 años se encuentra en el -1,22%, mientras que en el caso de EEUU se sitúa en el -0,86%. O el -0,66 en el caso de España. Esto significa, ni más ni menos, que la inflación ni está ni se la espera en muchos años, lo que añade credibilidad a la reactivación económica.

Esas expectativas tienen mucho que ver con el comportamiento de las materias primas, que, tras el descalabro inicial de los meses de marzo y abril, han tendido a estabilizarse, lo que favorece a los países productores, muy endeudados en dólares. La única que está teniendo un comportamiento más errático es el oro, que en lo que va de año se ha encarecido un 19%, mientas que, por el contrario, metales como el aluminio, el plomo o el zinc se mueven en una caída que oscila entre el 5% y el 8%.

El hecho de que los mercados hayan recuperado gran parte del terreno perdido no significa, sin embargo, que todo haya vuelto a la situación anterior. La economía real —paro o nivel de actividad— continúa muy lejos de los niveles de la primera semana de marzo, mientras que la economía financiera ha sufrido un 'shock' de deuda superior, incluso, al de la anterior recesión, debido a las ingentes políticas de estímulo de los gobiernos. Hoy, muchos gobiernos están más endeudados que nunca, pero, al menos, los mercados se han estabilizado.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios