'Spending review' sobre beneficios fiscales

La AIReF propone elevar paulatinamente el IVA reducido y destinarlo a gasto social

También recomienda reformular la deducción por inversión en planes de ahorro y eliminar la tributación conjunta en el IRPF porque desincentiva la incorporación de la mujer al empleo

Foto: iStock.
iStock.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha publicado este miércoles el informe de su análisis de beneficios fiscales que forma parte del 'spending review' que empezó hace dos años. En concreto, ha analizado unos beneficios fiscales que tienen un coste anual de 35.000 millones de euros sobre el total de 60.000 millones anuales que concede el Estado. El análisis se centra básicamente en tres impuestos: IRPF, IVA e impuesto sobre sociedades. Entre las conclusiones a las que llega la AIReF se encuentra la propuesta de eliminar paulatinamente los tipos reducidos en el IVA, la eliminación total de la tributación conjunta, la reformulación de la deducción por aportación a planes de pensiones y la revisión de la deducción por arrendamiento de viviendas para centrar este beneficio en la oferta dirigida a rentas bajas.

Los tipos reducidos del IVA, del 4% o del 10%, tienen un coste anual para la Agencia Tributaria de 17.800 millones de euros, una cuantía que equivale, por ejemplo, a todo el déficit estructural de la Seguridad Social. La pérdida de esta recaudación supone un coste de oportunidad que la AIReF pide revisar para evitar un gasto público ineficiente. Este beneficio fiscal sí cumple con el objetivo de facilitar el acceso de las rentas bajas a los bienes y servicios de primera necesidad, sin embargo, como también beneficia a las rentas altas, su eficiencia en la redistribución de rentas es muy baja. De hecho, las rentas altas realizan más consumo, de modo que son quienes se benefician especialmente por estos tipos reducidos. Por ejemplo, el 40% de la población con rentas más altas se lleva más del 62% del beneficio fiscal del tipo reducido (10%).

Esta propuesta ya la ha realizado de forma recurrente la Comisión Europea y el FMI y en España es muy impopular. La eliminación del incentivo sin más contrapartidas sí afectaría a las rentas bajas, pero si esta política se acompaña de transferencias de gasto a los hogares y las empresas más afectadas, se podría lograr una distribución más eficiente del gasto. Conviene destacar, por ejemplo, que los beneficios fiscales en el IVA tiene un coste equivalente a pagar seis años del nuevo Ingreso Mínimo Vital. "Existe una mayor eficiencia en otras políticas de gasto que vayan más dirigidas a colectivos vulnerables o sectores estratégicos" ha explicado Cristina Herrero, presidenta de la AIReF. En concreto, un gasto público focalizado podría lograr un efecto de reducción de la desigualdad ocho veces superior a los tipos reducidos. Por este motivo, la AIReF considera óptimo revisar paulatinamente los tipos reducidos siempre que se haga "de forma acompasada a la recuperación económica".

IVA.
IVA.

Todos los bienes o servicios beneficiados por los tipos reducidos del IVA no tienen el mismo impacto sobre la distribución de la renta. Hay algunos productos de primerísima necesidad en los que el consumo no es elástico con la renta, en los que el efecto de redistribución sí es eficiente. Es el caso, por ejemplo, de alimentos como el pan, los cereales, la leche, los huevos, etc. Esto es, bienes que consumen todas las familias de forma similar. Sin embargo, los servicios de los que se benefician más las rentas altas, como es la hostelería, el turismo, el ocio o la cultura, no tienen efectos redistributivos sus tipos reducidos.

Beneficios.
Beneficios.

La AIReF recomienda también reformular completamente la deducción en el IRPF a la aportación a planes de pensiones y que cada año le cuesta 1.600 millones de euros al Estado. El análisis de este beneficio fiscal arroja un resultado concluyente: el incentivo no logra elevar el ahorro en este tipo de instrumentos financieros y su efecto se localiza en las rentas más altas. Por este motivo, la Autoridad Fiscal recomienda reformular completamente este incentivo fiscal y que la nueva política de estímulo del ahorro de largo plazo a la reforma del sistema de pensiones en el marco del Pacto de Toledo.

Existe una mayor eficiencia en otras políticas de gasto que vayan más dirigidas a colectivos vulnerables o sectores estratégicos

La Autoridad Fiscal también ha analizado los efectos de la tributación conjunta en el IRPF. Este beneficio fiscal, cuyo coste anual es de 2.400 millones de euros, sí consigue adecuar el pago de impuestos de los hogares, pero introduce un importante desincentivo a la incorporación al mercado laboral de la segunda renta de cada hogar. En este caso, las segundas rentas suelen ser mujeres, lo que supone que la tributación conjunta supone un obstáculo a su entrada a la población activa. Por este motivo, la AIReF propone una eliminación transitoria de este beneficio fiscal.

Tributación conjunta.
Tributación conjunta.

En cuanto a la deducción por arrendamiento, la AIReF también ha localizado que esta ayuda sí genera un incentivo a la oferta de vivienda en alquiler. Muchos propietarios han optado por sacar al mercado viviendas vacías para lograr ingresos y además reducir su IRPF. Sin embargo, existe un grupo social que está teniendo graves problemas para acceder a la vivienda, que son las rentas más bajas, y esta ayuda no sirve para este grupo social. Es por este motivo que la AIReF pide revisar este beneficio fiscal, de modo que se destine a propietarios que pongan su vivienda en alquiler para las rentas bajas.

La AIReF también ha estudiado los beneficios fiscales que se conceden a las sicavs y las socimis, instrumento de inversión colectiva que permite minimizar la tributación por rentas del capital para asemejarla a los beneficios de los fondos de pensiones. Este beneficio tiene un coste fiscal de 323 millones de euros para el Estado. La AIReF ha detectado que muchas familias con grandes patrimonios camuflan su renta en estas socimis en las que realmente no hay una inversión colectiva. El grueso de la inversión de cada sicav se concentra en los tres primeros accionistas, de modo que realmente no actúan como una inversión colectiva, sino como un vehículo individual para reducir la factura con Hacienda. Para atajar esta situación, la AIReF pide "endurecer los requisitos para mejorar el cumplimiento efectivo de la naturaleza colectiva de la inversión".

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios