puede afectar a las inversiones empresariales

Garralda (Mutua) advierte de que subir impuestos "no es el camino correcto"

La falta de consenso en esta materia agrava las dudas sobre la capacidad de España para recuperarse de la crisis del covid-19

Foto: Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña
Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña

El presidente del grupo Mutua Madrileña, Ignacio Garralda, ha advertido de que elevar la presión fiscal en estos momentos para lograr los recursos necesarios para ayudar a los sectores en crisis "no es el camino correcto", al tiempo que ha alertado de que la falta de consenso en esta materia agrava las dudas sobre la capacidad de España para recuperarse de la crisis del covid-19 y puede terminar afectando a las inversiones empresariales.

Durante la junta general de mutualistas de la compañía, celebrada este viernes, Garralda ha defendido, "en aras del bien común", la necesidad de que los partidos políticos consigan alcanzar acuerdos de estabilidad que permitan al país mitigar los efectos de las incertidumbres y encarar la recuperación "con seguridad y optimismo".

"Aunque todo el mundo coincide en que para apoyar la recuperación económica es fundamental aumentar la inversión, no creo que el camino correcto sea aumentar en este momento la presión fiscal con el fin de lograr los recursos necesarios para ayudar a los sectores en crisis", ha apuntado el presidente de Mutua, quien ha abogado por obtener dichos recursos de la lucha contra el fraude fiscal y del afloramiento de la economía sumergida, que en España "tiene todavía un peso demasiado importante".

El directivo también ha advertido de las consecuencias de la incertidumbre política en materias como la anunciada mayor presión fiscal. "Las dudas sobre la capacidad de nuestro país para recuperarse del duro golpe que ha supuesto la grave crisis sanitaria que hemos vivido se ven agravadas por las incertidumbres políticas y la falta de consenso en materias fundamentales. Todos ellos son factores que, tarde o temprano, pueden terminar afectando a las inversiones empresariales", ha afirmado.

En su opinión, España tiene dos reformas pendientes que son "imprescindibles" afrontar para garantizar un desarrollo estable y para mantener el estado de bienestar: una reforma educativa que permita a los jóvenes encarar el futuro con mayores posibilidades de éxito, rebajando así la "inaceptable" tasa de paro juvenil, y una reforma del sistema de pensiones, que "no es sostenible", dado que "está configurado y dirigido a cubrir una esperanza de vida menor a la prevista para los próximos años".

Garralda ve "sumamente irresponsable no reconocer la gravedad y dimensión del problema", por lo que ha urgido a adaptar el sistema de pensiones a los cambios que experimenta la población española mediante una reforma estructural "y no basada en medidas puntuales que, más pronto o más tarde, se verá que son insuficientes".

Expansión internacional, clave para el futuro de las compañías

El presidente de Mutua Madrileña ha asegurado que los retos que afectan a la economía mundial son incluso mayores que los de la economía española, por lo que cobra importancia el actual plan estratégico del grupo y su expansión internacional.

En esta línea, ha recordado la reciente decisión de ampliar su participación en Bci Seguros del 40% al 60%, pasando a tener la mayoría de su capital social y una posición de control en la compañía chilena. Asimismo, ha valorado su entrada en el capital de la aseguradora colombiana Seguros del Estado, con una participación del 45%, cuyo futuro es "prometedor", pese a las dificultades que la crisis sanitaria está planteando en toda Latinoamérica.

"Pensamos que cualquier empresa que quiera lograr y asegurarse un desarrollo sostenible en el futuro tiene que mirar fuera de las fronteras de nuestro país", ha asegurado Garralda.

Congelación de las primas

El presidente del grupo ha puesto en valor la evolución de los negocios de Mutua y el reconocimiento del mercado a la "alta calidad del servicio" y los "precios contenidos", que permiten seguir manteniendo una oferta "claramente diferencial". En este sentido, ha avanzado que en 2020 volverá a congelar las primas a casi el 50% de los asegurados de auto, lo que representa cerca de 900.000 mutualistas.

"Gracias a la aportación que hacen otros negocios, diferentes a nuestro ramo más tradicional de autos, a nuestra cuenta de resultados, podemos mantener nuestra política de contención de precios con el fin de no maximizar nuestros beneficios a costa de nuestros mutualistas. Sabemos lo apreciada que es esta medida y este es el motivo fundamental por el que, durante los últimos años, llevamos aplicando una política de congelación de precios a gran parte de la cartera. El año pasado, en este sentido, congelamos las primas a casi un 50% de nuestra cartera de autos y les adelanto que, durante este año, nuestro objetivo es hacer lo mismo", ha avanzado.

A los retos de gestionar las incertidumbres económicas y financieras, los nuevos marcos regulatorios nacionales y europeos, las nuevas tendencias del mercado y la transformación acelerada que requiere la digitalización, Garralda ha sumado el de seguir cumpliendo los compromisos adquiridos con los mutualistas y con la sociedad en su conjunto, con transparencia y responsabilidad.

"Sé también que con el esfuerzo y la colaboración de las más de 8.000 personas que trabajan ya en las diferentes empresas y sociedades del grupo, con el tesón del equipo directivo, con la dedicación del consejo de administración que presido y, sobre todo, con la confianza de ustedes, conseguiremos afrontarlos con éxito", ha concluido el presidente de Grupo Mutua.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios