Termina la reunión sin acuerdo

Trabajo rechaza la propuesta de sindicatos y patronal para prorrogar los ERTE

La CEOE y los sindicatos quieren una prórroga automática de los expedientes de fuerza mayor hasta el 30 de septiembre, pero Trabajo quiere rebajar las ayudas en las cuotas a las empresas

Foto: La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en una comparecencia en el Congreso. (EFE)
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en una comparecencia en el Congreso. (EFE)

El diálogo social sigue sin dar con la tecla para prorrogar los ERTE de fuerza mayor y la cuenta atrás empieza a forzar a todas las partes. La reunión de este miércoles entre el Ministerio de Trabajo, los sindicatos y las patronales terminó sin acuerdo y con las posturas todavía alejadas, explican fuentes de la negociación. La patronal y los sindicatos acudieron a la reunión con una propuesta conjunta para prorrogar los expedientes tal y como están actualmente contemplados en la legislación hasta el 30 de septiembre, ajustándose así al plazo fijado por el Gobierno en su propuesta inicial. En su opinión, esta estrategia daría flexibilidad a las empresas para reincorporar a sus trabajadores a medida que vayan recuperando la actividad

Sin embargo, el Gobierno ha rechazado esta propuesta, ya que tendría un elevado coste para las arcas públicas. El Ministerio de Trabajo quiere introducir incentivos para que las empresas reincorporen a sus trabajadores y desincentivos a su mantenimiento en los ERTE. Esta política se ejecutaría a través de las cotizaciones, bonificando la reincorporación y penalizando el mantenimiento de los ERTE, lo que forzaría a las empresas a volver a asumir las plantillas que tenían antes del decreto del estado de alarma.

Para los sindicatos y las patronales, es fundamental mantener las ayudas a los ERTE y, además, garantizar flexibilidad para que las empresas no tengan que asumir unos costes salariales que no puedan soportar. Por eso han reclamado conjuntamente al Ministerio de Trabajo que realice un esfuerzo presupuestario para prorrogar los ERTE de fuerza mayor actuales, explican fuentes de la negociación. "El Gobierno nos ha respondido que está dispuesto a la prórroga de los ERTE, pero que en ningún caso contemplan la posibilidad de mantener la figura de los ERTE de fuerza mayor de carácter total y la exoneración que conlleva", ha explicado Mari Cruz Vicente, la responsable de CCOO en la mesa de diálogo.

"El Gobierno no contempla mantener la figura de los ERTE de fuerza mayor de carácter total y la exoneración que conlleva"

La reunión ha durado más de cuatro horas y finalmente se ha cerrado sin acuerdo. "Hemos estado debatiendo, pero finalmente no ha habido ningún punto de encuentro", lamenta Vicente. El Ministerio de Trabajo ha incidido en que no quiere legislar sin el respaldo del diálogo social, pero el tiempo corre en contra. Los ERTE de fuerza mayor caducarán el próximo 30 de junio si no se ha alcanzado antes un acuerdo para la prórroga. Los agentes sociales han tratado de convencer al Ministerio de Trabajo de que el fin de las restricciones a la movilidad no significa que las empresas no sigan sufriendo las consecuencias del estado de alarma y de la pandemia.

Muchas empresas tardarán meses, o años, en recuperar su volumen de negocio, por lo que obligarles a asumir los costes salariales que tenían antes de la pandemia es una condena a muerte para una buena parte del tejido productivo. Trabajo pretende que las empresas que ya puedan reabrir con normalidad pasen del ERTE de fuerza mayor a los de causas objetivas ETOP (económicas, técnicas, organizativas o de producción). Sin embargo, la diferencia entre los dos expedientes es mayúscula, ya que los de fuerza mayor tienen importantes bonificaciones en las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social y en el caso de los trabajadores, no consume prestación de desempleo (contador a cero) y permite que se incorporen todos los empleados aunque no tuviesen el periodo de cotización requerido.

El ministerio y los agentes sociales se han emplazado a seguir negociando, aunque no hay agendada ninguna próxima reunión. Ahora la pelota está en el tejado del Gobierno, que es quien tiene que presentar una nueva propuesta para intentar alcanzar un acuerdo. Tanto sindicatos como patronal están dispuestos a seguir negociando, pero no aceptarán que el Ejecutivo acabe con las ayudas a los ERTE de fuerza mayor, ya que consideran que afectaría gravemente a la supervivencia de las empresas y, por extensión, al empleo.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios