Se citan para una próxima reunión

Trabajo aplaza la prórroga de los ERTE por el rechazo de la CEOE a su propuesta

El Gobierno quería llevar la ampliación de los expedientes de fuerza mayor al Consejo de Ministros del martes, pero finalmente se ha pospuesto y se retomarán las negociaciones el miércoles

Foto: La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, saluda al presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. (EFE)
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, saluda al presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. (EFE)

Después de casi cuatro horas de reunión, el Ministerio de Trabajo, los sindicatos y las patronales han decidido posponer la negociación sobre la prórroga de los ERTE (expedientes de regulación temporal de empleo) de fuerza mayor para seguir negociando. La propuesta inicial que envió el ministerio a los agentes sociales provocó un fuerte rechazo dentro de la CEOE porque deja fuera de los ERTE a todos los sectores que no tengan restricciones. La negociación sobre el borrador remitido por Trabajo encalló en la reunión del lunes y el ministerio ha optado por retrasar su aprobación en el Consejo de Ministros, planeada para este mismo martes, y seguir negociando en otra reunión agendada para el miércoles.

De esta forma, se repite el formato de negociación de la primera prórroga de los ERTE, hace ya un mes y medio, cuando se acordó su extensión hasta el 30 de junio. En ese momento, la propuesta inicial del ministerio no gustó a la patronal y ante la falta de acuerdo, el Gobierno decidió por retrasar su aprobación hasta cerrar un pacto con los agentes sociales. En esta ocasión, el ministerio vuelve a apostar por el diálogo social, de modo que ha decidido dejar las negociaciones para una próxima reunión y no se aprobará mañana en el Consejo de Ministros, explican fuentes del diálogo social.

Al término de la reunión las posiciones seguían alejadas. El Gobierno pretende que las empresas que han retomado su actividad salgan del ERTE de fuerza mayor y recuperen a sus trabajadores o pasen a un expediente ordinario ETOP (de causa económica, técnica, organizativa o de producción). Las empresas que podrían mantener un ERTE de fuerza mayor a partir de julio serían aquellas que todavía tengan restricciones a su negocio habitual, por ejemplo, los establecimientos que tienen limitación de aforo. El resto de sectores se deberían reincorporar de forma íntegra al empleo o pasar a un ERTE ordinario, según la propuesta del Gobierno.

Esta propuesta no gustó a los participantes en el diálogo social, ya que se encontró con el rechazo frontal de las patronales CEOE y Cepyme, y también encontró amplias reservas en los sindicatos. Desde el sector empresarial lamentan que sacar de forma tan anticipada a muchas empresas de los ERTE supone una condena a muerte para muchas actividades que, aunque no tengan restricciones legales a su actividad, no recuperarán su demanda habitual en muchos meses. Es el caso, por ejemplo, de una buena parte de la industria o el comercio, que podrá reabrir al 100% en la nueva normalidad, pero que no venderán lo mismo.

Para la patronal, este punto es inaceptable, ya que muchas empresas no podrían soportar la reincorporación de sus trabajadores, en especial las más pequeñas, explican fuentes de la CEOE. De ahí que el rechazo a la propuesta inicial del Ministerio de Trabajo haya sido frontal. En su opinión, el escenario idóneo sería una prórroga de los ERTE de fuerza mayor tal y como están actualmente y que se permita flexibilidad para que las empresas vayan reincorporando a sus trabajadores a medida que avanza la recuperación de su negocio.

Esta vía sería mucho más costosa para las arcas públicas, ya que todavía hay cerca de tres millones de trabajadores en ERTE, con el consiguiente coste en prestaciones y cotizaciones a la Seguridad Social. De ahí que el Ejecutivo quiera mantener los ERTE de fuerza mayor solo para aquellas actividades que siguen afectadas por limitaciones legales. El resto, deberían orientarse hacia los ERTE ordinarios, que tienen un coste muy inferior para las arcas públicas (no tienen exoneración de cuotas y las prestaciones consumen paro para los trabajadores).

Trabajo aplaza la prórroga de los ERTE por el rechazo de la CEOE a su propuesta

La dificultad para acercar posturas en la reunión de este lunes llevó al Ministerio de Trabajo a posponer las negociaciones hasta el miércoles. Su objetivo es que el diálogo social fructifique y puedan prorrogarse los ERTE con otro gran acuerdo. En la primera prórroga de los ERTE las posiciones iniciales también estaban alejadas al inicio de la semana y el jueves a última hora se cerró el preacuerdo. El gabinete de la ministra Yolanda Díaz no descarta en repetir ese logro y cerrar las negociaciones con otro gran acuerdo.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios