ANULA LOS 128 millones que había ganado Eiser

España destapa un conflicto de interés en la justicia del Banco Mundial en un laudo verde

El Ciadi admite que uno de sus árbitros no reveló la relación con unos peritos y anula el primer fallo contra España. El fondo había pedido embargar a España en Australia

Foto: España logra anular el primer laudo verde por un árbitro parcial y sonroja al Ciadi. (EFE)
España logra anular el primer laudo verde por un árbitro parcial y sonroja al Ciadi. (EFE)

España ha logrado, contra pronóstico, anular un primer laudo en el Ciadi, el organismo de arbitraje del Banco Mundial en el que se dirimen la mayoría de las disputas contra España por los recortes de renovables. El organismo anula el laudo que condenó a España a pagar 128 millones al fondo Eiser.

El 4 de mayo de 2017, España sufrió el primero de los reveses por los sucesivos recortes de renovables durante la crisis. Eiser Infraestructure había invertido 935 millones en una planta termosolar en Badajoz y denunciaba que los recortes de las primas vulneraban la Carta de la Energía que obliga a dar a los inversores internacionales "un trato justo y equitativo".

En 2017, los tres árbitros designados por el Ciadi decidieron, de manera unánime, que España había incumplido el tratado y obligaban a indemnizar con 128 millones más costas e intereses. Ese laudo contrario sin paliativos fue el primero de una serie laudos contrarios que España solo comenzó a revertir a finales del año pasado con victorias importantes como el de PV Investors, un arbitraje de unos 1.000 millones en reclamaciones. Eiser abrió un procedimiento en un juzgado de EEUU y, como otros fondos, buscaba embargar bienes de España en el exterior.

El Gobierno español, defendido por la Abogacía del Estado, fue denegando los pagos y planteó en el propio Ciadi la anulación del laudo. Era una vía que en el sector se veía improbable porque solo se puede conseguir por motivos muy tasados: que el Tribunal se hubiere constituido incorrectamente, que el Tribunal se hubiese extralimitado, que hubiese un error grave de procedimiento o que el laudo no esté fundamentado.

El departamento de Arbitrajes Internacionales de la Abogacía del Estado alegó, entre otros motivos, la falta de imparcialidad e independencia de un árbitro porque denunciaba que había una larga relación entre uno de los árbitros, Stanimir Alexandrov, y el Grupo Brattle, unos de los peritos que más han trabajado para los fondos que pleitean contra España.

En 2017, con motivo de un arbitraje de Pakistán, España detectó vínculos de Alexandrov con Brattle, lo que le daba una apariencia de parcialidad suficiente para anular todo. "Ningún tercero observador razonable concluiría que se puede confiar en que el Dr. Alexandrov ejercería un juicio imparcial y neutral respecto de los informes y testimonios presentados por Brattle", explica la decisión, de 113 páginas y a la que ha tenido acceso El Confidencial.

(EFE)
(EFE)

Decisiones dos a uno

En los arbitrajes, cada parte designa un árbitro y el Ciadi al presidente. Eso hace que habitualmente las decisiones se tomen dos a uno. Los árbitros son abogados y profesores y hay denuncias de conflictos de interés. No son jueces dedicados exclusivamente a ello. Según España, "durante sus 15 años en la oficina de Sidley Austin en Washington D.C., en la cual el Dr. Alexandrov fue socio y codirector de la práctica de arbitraje internacional de la firma, Alexandrov y su equipo nombraron al Grupo Brattle en numerosos casos en los que actuó como abogado".

El Ciadi considera ahora que "no se puede sostener que un tribunal se ha 'constituido correctamente' conforme al Artículo 52(1)(a) cuando un árbitro, cuya capacidad de formular un juicio independiente se encuentra en duda, es nombrado para formar parte de, o continúe siendo un miembro de un tribunal". Y concluye: "Es cierto que los árbitros, abogados y peritos que se dedican a arbitrajes de inversión viven en el mismo planeta. Por consiguiente, cierta interacción resulta inevitable. Sin embargo, es evidente y se debe esperar que a mayor cantidad de 'vínculos' entre ellos, a través de casos y, en particular, en distintos roles, mayor será la probabilidad de que estos den origen a conflictos. Por consiguiente, en aras de una conducción justa y objetiva de los procedimientos de arbitraje, estos deben declararse y hacerse específicamente del conocimiento de las partes y de los otros árbitros".

El caso no tiene que aplicarse necesariamente a otros laudos que España ha pedido anular, pero sí destapa los fallos del sistema. Además, Eiser era el fondo que estaba más avanzado al pedir en Australia el embargo de bienes en España. Ahora, el laudo queda anulado, España ha ganado las costas y el marcador se pone a cero diez años después. La batalla por los recortes de primas a las renovables continúa pero ahora la defensa de España va ganando. O remontando.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios