Será quien retome el diálogo social

Calviño es el puente que mantiene las relaciones del Gobierno con los empresarios

La vicepresidenta se ha ganado la valoración de la CEOE actuando como dique de contención dentro del Gobierno frente a Podemos. La patronal retomará el diálogo con la vicepresidenta el lunes

Foto: La vicepresidenta económica, Nadia Calviño. (EFE)
La vicepresidenta económica, Nadia Calviño. (EFE)
Adelantado en

Ha pasado más de una semana desde que el Gobierno rompiera el diálogo social con sindicatos y patronales con su pacto con Bildu para derogar íntegramente la reforma laboral y las relaciones todavía no se han rehecho. La CEOE puso en ese momento en suspenso el resto de mesas de diálogo hasta que el Ejecutivo aclare si finalmente va a actuar unilateralmente sin el consenso de los agentes sociales.

En este delicado contexto, el único nexo de diálogo que le queda al Gobierno con la CEOE al máximo nivel es la vicepresidenta económica, Nadia Calviño. Ella fue la encargada de rectificar el acuerdo con Bildu y poner serenidad en un momento económico muy delicado. Su gestión rápida y contundente le ha granjeado el apoyo de los empresarios. Para mañana lunes estaba prevista una reunión interministerial con los secretarios generales de los sindicatos CCOO y UGT y los presidentes de las patronales CEOE y Cepyme, para valorar la situación económica y recoger propuestas de los agentes sociales. Finalmente no se producirá al no haber sido posible cuadrar todas las agendas, pero se está buscando ya una fecha próxima.

De esta forma, Calviño se ha convertido en la única responsable del Gobierno que se sienta con los empresarios. Ella será quien asuma la reconstrucción del diálogo social, que tantos frutos ha ofrecido en los últimos meses, una vez que ha conseguido frenar la derogación unilateral de la reforma laboral. En los últimos días, la vicepresidenta económica ha elogiado públicamente a los empresarios españoles en general y, en concreto, al presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.

En concreto, Calviño ha valorado el "sentido de estado" que tiene el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi y ha insistido en su "agradecimiento público a los empresarios por el esfuerzo que están haciendo. Las empresas tienen que jugar un papel clave en la recuperación y cuentan con el apoyo de este Gobierno", sentenció la ministra al día siguiente del polémico pacto con Bildu.

Las empresas tienen que jugar un papel clave en la recuperación y cuentan con el apoyo de este Gobierno

La acción rápida y contundente de la vicepresidenta ha generado un gran alivio en la patronal. Así lo explica una fuente de la ejecutiva de la CEOE. Calviño ha demostrado que realmente es un dique de contención dentro del Ejecutivo frente a los ministros que quieren actuar unilateralmente rompiendo el diálogo social. "La vicepresidenta ha demostrado que no se van a superar las líneas rojas", explica esta fuente. En los últimos días las tensiones se han relajado y, aunque todavía existe un importante malestar en la CEOE, la recuperación del diálogo social está más cerca.

"Nosotros teníamos que llamar la atención porque [el Gobierno] se saltaba el diálogo social de arriba a abajo", explicó Garamendi el viernes en un encuentro digital organizado por la APD. Su discurso evidencia un cambio de tono y ya habla en pasado sobre la suspensión del diálogo con el Gobierno. "Quiero agradecer públicamente a la vicepresidenta, Nadia Calviño, por decir rotundamente que este no es el camino", señaló Garamendi, para valorar, a continuación que "el PSOE haya hecho una enmienda a su propio papel y, lo que es cierto es que ahora la derogación de la reforma laboral está parada". Objetivo cumplido, y ahora, siguiente reto.

La 'reconciliación' se escenificará el próximo lunes en la reunión interministerial que convoca semanalmente Calviño. Este encuentro será un punto de inflexión, ya que en la última semana y media solo se han celebrado reuniones de carácter técnico. En especial, la de la comisión tripartita con el Ministerio de Trabajo que analiza la prórroga de los ERTE más allá del 30 de junio. Sin embargo, todos los encuentros de alto nivel se habían cancelado, incluyendo las reuniones para cerrar el ingreso mínimo vital (IMV), que se aprobó el viernes sin diálogo social.

"Ahora mismo nos estamos jugando muchísimo", remarcó Garamendi en el encuentro digital con la APD. Realmente para las empresas y los autónomos es fundamental conseguir el compromiso del Gobierno para mantener los ERTE de fuerza mayor en aquellos sectores que no puedan volver a la normalidad de su negocio por la crisis sanitaria o la económica. La cuenta atrás ha comenzado y apenas queda un mes para que todos los ERTE venzan automáticamente.

Quiero agradecer públicamente a la vicepresidenta, Nadia Calviño, por decir rotundamente que este no es el camino


"Nosotros siempre estaremos en el diálogo social", sentenció Garamendi. Y más en un momento en el que Calviño ha demostrado que cualquier cambio en la regulación laboral "se hará con consenso de los agentes sociales". En respeto a la vicepresidenta, la CEOE se sentará en la reunión interministerial agendada para el lunes por la tarde. Salvo sorpresa de última hora, este encuentro servirá para retomar el diálogo social.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios